Foro Común

ETA no existe, cuando existía Aznar fue el que más...

EDITORIAL ABC.

Qué fue de las víctimas de ETA.

Sienten muchos de ellos que han perdido la última esperanza que les quedaba: la de sumir en la indignidad y la marginación a los presos de la banda terrorista.

ABC.

Actualizado: 16/01/2021. 23:58h.

El goteo de acercamientos y excarcelaciones de presos etarras es incesante y se ha normalizado en la información diaria sobre las decisiones del Gobierno. La brutalidad de la pandemia de Covid-19 pone sordina a este injusto devenir de lo que debería haber sido una derrota sin paliativos de ETA y empieza a ser una especie de victoria diferida de los terroristas. Que el otrora aclamado juez Grande-Marlaska sea la mano pagadora del precio que cuesta el pacto del PSOE con Bildu no hace más que añadir evidencias a la pérdida de escrúpulos y de memoria de la izquierda gobernante. No hay que engañarse. Puede, y así hay que aceptarlo, que algunas excarcelaciones sean conformes a la legalidad penitenciaria y otras respondan a razones médicas justificadas. El Estado de Derecho siempre es de Derecho y las primeras en defenderlo han sido las víctimas de ETA. Lo cierto es que, al margen de estas decisiones amparadas por la ley, o a lomos de ellas, discurre el gran plan político de agrupación de la izquierda, desde el PSOE a EH Bildu, pasando por Podemos y ERC.

Los socialistas siempre buscan ser juzgados por lo que dicen, pero no por lo que hacen, porque lo que están haciendo con los actuales líderes del proyecto de ETA cumple aquello que pronosticó la madre de Joseba Pagazaurtundúa: harán cosas que helarán la sangre. El descaro de Otegui cuando pide a los presos de ETA que militen en EH Bildu o anuncia que pactan con el PSOE para «democratizar el Estado» es una repulsiva consecuencia de la legitimación de los proetarras por el Gobierno de Sánchez. Aquí no hay PSOE ni ministros moderados. Todos tragan lo que haga falta para conservar un poder que el PSOE lo hace descansar en la unificación de todas las izquierdas, sean dignas o indignas como viene sucediendo desde que, en 2003, cuando, animado Zapatero, Pascual Maragall creó el frente soberanista de izquierda con ERC, el llamado «pacto del Tinell». Acercar y excarcelar presos de ETA es una pieza de esta estrategia más amplia del PSOE con Bildu. Una estrategia que irá a más, desmintiendo a los ingenuos que creyeron que el PSOE giraría al centro una vez que tuviera aprobados los Presupuestos para 2021. El desmantelamiento de la política penitenciaria que tan eficaz fue en la lucha contra ETA está ignorando la existencia de cientos de víctimas, por supuesto, pero también el deber de todo gobierno de España de hacer valer la derrota de ETA. Si el Gobierno no fuera promotor de ese pacto con Bildu, si no sintiera una obscena satisfacción por el apoyo de Otegui, mantendría a las víctimas de ETA como prioridad de su agenda política, instaría a la Fiscalía General -esa que, según Sánchez, depende del Gobierno- a recurrir las excarcelaciones judiciales, cuidaría de mitigar el dolor que causa a viudas, huérfanos, padres y hermanos las salidas a la calle de asesinos no arrepentidos, ni colaboradores de la Justicia. Es tan escandaloso como que el PSOE ha aceptado los votos de Bildu sin exigir a Otegui, terrorista reincidente, y a los suyos que pidan perdón por los crímenes de ETA.

Las víctimas de ETA sienten que han perdido la última esperanza que les quedaba: la de sumir en la indignidad y la marginación a los presos de ETA. En esto tendría que haber consistido el relato histórico de la derrota de la banda, no en su transición a una formación política homologable para «la dirección del Estado». Hay mucho foco puesto en la responsabilidad de Iglesias como lobista de los proetarras ante La Moncloa, pero la decisión de aceptar los votos de Bildu es de Sánchez. Y Bildu no representa a ETA. Es ETA.

R. 3º.

ETA no existe, cuando existía Aznar fue el que más presos acercó y lo que es una pena es que el PP meta a todas las víctimas en su saco solo para enfrentar y crear odio en la sociedad, faltando al respeto a las otras víctimas que no piensan como ellos dicen, con el solo propósito de sacar tajada política, no van a soltar ese hueso en toda la vida y es una pena.
Respuestas ya existentes para el anterior mensaje:
ETA, está en el Gobierno representada por BILDU y BILDU ES ETA.
... Y dale y toma con el PP. ¡Señor. Señor! Aparta de mí este cáliz.

¿Cuándo será el día que no menciones con malas artes al PP? Eres terrible.

En Gijón cielo cubierto. Amenaza lluvia.

BUENOS DÍAS.
BUENOS DIAS CLARA. Fíjate que frase mas horrible a nivel de colectivo.

"Sumirles en la indignidad y la marginación" O sea VENGANZA, que no justicia.

Y eso lo dicen colectivos y medios que se dicen cristianos. Él Jesús a quien tanto aman, no fue precisamente eso lo que dijo en la Cruz.

>>>>>Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.
Lucas, 23: 34.
La oración se ofreció para quienes eran culpables de darle muerte. Puede interpretarse como dirigida a los judíos, a los soldados romanos (que en el final de ese versículo aparecen jugándose su túnica a los dados),7​ a ambos o, genéricamente, a la humanidad entera.>>>>>>>>>>>>>>>

"Sumirles en la indignidad y la marginación" Me niego a creer que ese sea el deseo de la mayoría de las víctimas
de ETA, sí el cumplimiento de las penas como corresponde a esa barbarie.

Y tienes razón, Aznar en pleno secuestro de Ortega Lara, acercó a presos de Eta a cárceles cercanas al país vasco, y yo particularmente, aplaudo esa decisión de Aznar en su momento y todas las decisiones políticas que se tomaron después y que culminaron el fin de esta banda terrorista.
Es Franco el que no existe, y conviene recordar que con Franco murieron muchos menos españoles, que en un solo año de gobierno socialcomunista por la negligente gestión de la pandemia.