El Che, el asesino favorito de la izquierda

CUANTO LO SÌENTO CÌUDADANA, NÒ ERA ESE MÌ DESEO, PERO...

CUANTO LO SÌENTO CÌUDADANA, NÒ ERA ESE MÌ DESEO, PERO BUENO, QUE VAMOS HACER. PUEDES DORMÌR TRANQUÌLA, POR QUÈ POR SUERTE NÒ VOLVERA MÀS. Y YA, QUE UN DÌCTADOR MENOS.

Saludos Cordìales