La situación de la ESPAÑA actual

ESPAÑA....

ESPAÑA.

El bulo que colapsó Palos: cientos de engañados para empadronarse y cobrar el Ingreso Mínimo Vital.

Hasta 300 inmigrantes, temporeros en el campo, se arremolinan para llevar a cabo el trámite. "Es culpa del efecto llamada", aducen desde el ayuntamiento.

23 junio, 2020 02:21.

Seis de la mañana. Plaza de España del municipio onubense de Palos de la Frontera. El día aún no ha comenzado a despuntar cuando comienzan a escucharse los primeros murmullos. En esta zona del pueblo, de algo más de diez mil habitantes, se levanta el Ayuntamiento. Y, por tercer día, también se arremolinan cientos y cientos de temporeros inmigrantes.

El primer día fueron unas 150 personas. El segundo, 200. Este lunes, algo más, sobre 300.

No van de vacío: entre sus manos, dos imprescindibles: una mascarilla -quirúrgica en la gran mayoría de los casos- y una hoja de papel. No es otro documento que la solicitud para darse de alta en el padrón de la localidad.

Así, con los documentos en la mano, lo que pretenden los trabajadores es obtener el Ingreso Mínimo Vital. Pero no lo harán: un rumor, extendido a lo largo y ancho del municipio -como cualquier buena noticia en un contexto tan precario-, les ha hecho creer que lo recibirán con tan sólo empadronarse. Y no, no es cierto.

Nadie sabe precisar el origen del bulo que les ha llevado hasta allí. Pero fuentes municipales aseguran, en conversación con EL ESPAÑOL, que se trata de los intermediarios: esos conseguidores que cobran por cada transacción que llevan a cabo los migrantes y que van a comisión. También por engañarles.