Editorial, Opinión, repasando columnas

Son basura, la inmundicia que alimenta Pedro Sánchez.

OKDIARIO. 26/11/2020 06:50.

Por si había alguna duda del nivel de inmundicia política y moral que exhiben quienes permitieron con sus votos la investidura de Pedro Sánchez, valga como ejemplo lo expresado en Twitter por la dirigente de las juventudes de ERC en Lérida Esther Melgosa, quien ha dejado claro su insuperable odio a España con un mensaje que dice así: «Yo quiero que vuelva ETA, hicieron muy buen trabajo». Por una elemental cuestión de dignidad, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, debería exigir a ERC que desautorizara a Esther Melgosa, pero como el jefe del Ejecutivo sigue a lomos de la más absoluta indignidad, sometido a la extorsión permanente de los golpistas catalanes, dará la callada por respuesta.

El tuit, publicado este martes a las 14:04 horas, luego fue borrado ante la avalancha de críticas recibidas por alabar a una banda terrorista. Sin embargo, su mensaje sigue vigente en las redes sociales debido a que multitud de usuarios lo siguen compartiendo mediante captura. Melgosa ocupa el cargo de secretaria de movimientos sociales de Jovent Republicà, la filial juvenil de ERC, en Lérida. Fue elegida por una amplia mayoría de su militancia en el último congreso local ordinario de su formación, celebrado el pasado 22 de junio.

El problema, en cualquier caso, no son ERC o Bildu, que han dado muestras constantes de su odio a España. Ni siquiera Podemos, cuyo acercamiento a golpistas y proetarras viene de lejos. El problema es que el PSOE de Pedro Sánchez vive instalado en la indecencia y que la miseria política del presidente del Gobierno cursa en paralelo a la degradación ética de un partido que carece de arrojo para decirle a su máximo dirigente que el fin no justifica los medios y menos cuando estos se utilizan de espaldas a la honra. Ese el problema: que Sánchez ha vendido la honra por un puñado de votos y que la las formaciones políticas que le mantienen en La Moncloa saben que Pedro Sánchez es capaz de tragarse todas las afrentas a España y a los españoles con tal de mantenerse en el poder. Le tienen tomada la medida. Lo hecho por la dirigente de ERC constituye un delito de exaltación del terrorismo de libro, pero su infamia le saldrá gratis. Actúan en la más absoluta impunidad, envalentonados, mientras Sánchez cumple a la perfección el papel de cómplice de los golpistas y los herederos políticos de una banda de asesinos.