Ya vienen los REYES MAGOS

CONDE. No creas, la cosa iba en serio pero se torció la línea. Me parece que alguien sí concedió uno.
Se tenia que torcer nadie puede entrar en casa que no sea de su propiedad.

"Eso tiene un nombre si se produjera."

o sea, como dice liberal.
¿El diploma? ¿que diploma....? los diplomas solo los otorgan las máximas autoridades y a qui, en FORO COMÚN solo es la dirección.

"Nadie se puede arrogar ese menester."

Cordialmente.
CONDE. No creas, la cosa iba en serio pero se torció la línea. Me parece que alguien sí concedió uno.
LIBERAL.

O sea, casi todo el carbón es para mí. ¡Qué bien! Ahora estoy en una casa que tengo a 15 Km. de Gijón. Tengo una preciosa chimenea y con troncos de roble haré una mezcla si el carbón es bueno, por ejemplo: antracita.

Que sigan poniéndome rojos. ¡Ánimo! que ya solo faltan 364 días para que vuelvan los Reyes. Procuraré ser bueno para que no me den tanto carbón.

Apropósito: ¿Dónde está mi diploma que me iban a dar en estre foro?

Un saludo "carbonero".
¿El diploma? ¿que diploma....? los diplomas solo los otorgan las máximas autoridades y a qui, en FORO COMÚN solo es la dirección.

"Nadie se puede arrogar ese menester."

Cordialmente.
LIBERAL.

O sea, casi todo el carbón es para mí. ¡Qué bien! Ahora estoy en una casa que tengo a 15 Km. de Gijón. Tengo una preciosa chimenea y con troncos de roble haré una mezcla si el carbón es bueno, por ejemplo: antracita.

Que sigan poniéndome rojos. ¡Ánimo! que ya solo faltan 364 días para que vuelvan los Reyes. Procuraré ser bueno para que no me den tanto carbón.

Apropósito: ¿Dónde está mi diploma que me iban a dar en estre foro?

Un saludo "carbonero".
Bueno, pues al fin tengo mi regalo. Tardaron en llegar por culpa de la niebla. Y como SEUR no pudo pasar, mis Reyes en camello llegaron ya. Y colorín colorado... las puñeteras fiestas han terminado.
SE ACABARON LAS NAVIDADES
Ya se marcharon corriendo
sin dejar apenas huellas,
lo vamos agradeciendo
mientras vemos las estrellas.

Las campanas van callando
al terminar navidades,
todos lo vamos notando
y más en ciertas edades.

Lujos que cuestan dinero
por sus causas naturales,
el amor cuando es sincero
no precisa falsedades.

Ya se van las navidades
entre brisas soñadoras,
son muchas casualidades
ver fiestas a todas horas.

Hay campanitas sonando
con luces que nadie adora,
son recuerdos implorando
y a veces la mente llora.

Se marchan las navidades
llenas de gratas sonrisas,
con sus fríos invernales
que arrastran las blancas brisas.

Hoy se marchan entre prisas
con sus muchas fantasías,
dicen que la vida eclipsan
al ser sus noches tan frías.

Navidades que te embarcan
en los gastos familiares,
con tradiciones que arrancan
en muchos de los hogares.

Estas fechas señaladas
con sus recuerdos perennes,
son las fechas evocadas
que nos dejan sus vaivenes.
G X Cantalapiedra.
Pues mis Reyes Magos no pudieron pasar el puerto de Pajares y se han quedado entre León y Asturias. Me han enviado un "guasat" diciendo que me enviarían mi regalo a través de SEUR, pero que los gastos de envío corren por mi cuenta. Bueno.
Un saludo queridos Reyes "Majos".
Mucho me temo, que este año los reyes magos volverán a dar un rodeo para saltarse mi casa, la excusa será la de siempre, como la calle está en obras….! pero hasta cuando va a estar en obras?! por si acaso, les he pedido un Crucero, ahh, pero mi crucero no pasa por Suecia, ni atraviesa el Pacífico, casi no hace falta ni tan siquiera un barco, un crucero a nado por la ribera del Guadiana haciendo escala en todos sus entornos, unos días en Hinojosa del Valle, recuperar fuerzas en Hornacho, maravillarse en las llanuras de Llera, pasando por paloma, Puebla de la Reina, Ribera del Fresno…una configuración perfecta, la sierra, el llano, los humedales, para terminar donde descansa el Matachel para siempre, en Alange y su pantano rozando las vegas altas del Guadiana por el norteal sur La serena y en su centro la tierra de barros, si sus majestades tienen a bien este deseo, seré tan feliz como un niño chico que estrena bicicleta, ¡que gozada!, ver de cerca en la campiña esa cigüeña blanca, en los humedales la rana, en la dehesa el búho, la tórtola o la avutarda, y en la sierra alta el vuelo perfecto del águila, sinuoso, a veces lento, a veces vertiginoso, solo interrumpido con la llegada de las grullas cuando nublan el sol haciendo sonar sus trompetas con el cru-cru-cru, que traducido al castúo quiere decir: ya estamos aquí.
Si este año no me taren lo pedido, no pienso abandonar, repetiré mi deseo año tras año, y puede que algún día, mi calle ya no esté en obras.
Feliz noche de Reyes.
ERA LA NOCHE DE REYES
Era la noche de Reyes
y los niños no entendían,
que la vida da vaivenes
cuando las noches son frías.

Los juguetes no llegaron
y su madre les decía,
que los reyes no encontraron
aquella casa tan fría.

Debieron pasar de largo
sin dejar su mercancía,
aquel calvario era amargo
y la madre padecía.

Los niños ponen zapatos
y miran al otro día,
pasando muy malos ratos,
su madre lo comprendía.

Pronto salen a su calle
y ven otras sintonías,
comprobando los detalles
de sus raras melodías.

Miran tristes los regalos
que otros niños sí tenían,
su madre les hace halagos
pero de verdad sufrían.

Era la noche de Reyes
donde existe fantasía,
camellos burros y bueyes
van en perfecta armonía.

Los complejos se presentan
al amanecer el día,
dicen que a veces se aumentan
cuando no traen alegría.

Era la noche de Reyes
y en las calles se veía,
niños subiendo en los trenes
con pura melancolía.
G X Cantalapiedra.
No sé si la realidad se corresponde con los visto por TVE, pero las doce carrozas que han desfilado por la Castellana y todo el evento en sí, ha resultado maravilloso, mi enhorabuena al Ayuntamiento de Madrid y que esta noche sea noche de magia para todos los niños del mundo.

Saludos, foreros.
Muy bueno ese departamento. Plas, plas, plas........
En mi pueblo las mandarinas eran las preferidas. Unas tía mías y otras vecinas del pueblo, nos gastaban bromas que creíamos. Llevaban una mandil y en el hueco que hacían traían las mandarinas y nos decían que por la carretera iba un señor dando mandarinas. ¡Correr, correr!, que se marcha. Íbamos corriendo pero no encontrábamos a nadie repartiendo mandarinas. Y lo bueno es que lo creíamos.
YA VIENEN LOS REYES MAGOS.

¡Pues qué vengan! Aquí esperamos.

La Navidad no es igual a la Navidad que yo viví de pequeño. Ahora no nieva. Antes, allá por los años 40 y 50 caían unas nevadas de órdago a todo. Una nevada con sus correspondientes heladas las teníamos siempre presentes. Cuando parecía que una nevada y helada se fundirían con el tímido sol, aparecía otra... y otra. Así estábamos desde diciembre hasta marzo. En estas fiestas navideñas nos reuníamos toda la familia. Celebrábamos lo que en realidad era la Navidad. No teníamos televisión (ni puta falta que hacía). Tampoco teníamos móvil. A duras penas había luz, no en todos los pueblos. En mi pueblo no había cabalgata de Reyes, ni en la capital. Eso sí, esperábamos el día de Reyes para ver si los Reyes Magos nos habían dejado lo que habíamos pedido. Normalmente nunca nos ponían lo que habíamos solicitado, nos dejaban lo que buenamente "podían"; es decir, el camión y unas zapatillas, o una bufanda, o unos guantes... y felices que éramos. ¡Eso sí!, el día de Reyes íbamos a misa luciendo nuestros guantes, nuestra bufanda... Y los más ricos: UN ABRIGO. Ahora no, ahora va usted al Corte Inglés y se pierde en regalos. Son tiempos modernos. Prefiero mis Reyes. Añoro mis Reyes. Por si acaso dejaré en la ventana de mi casa las zapatillas viejas para ver si me traen unas nuevas. BENDITOS REYES " MAJOS ".

Un saludo.
¡MUJER! Los Reyes "Majos" están en camino, no han llegado todavía. No nos atosigue con tantas fiestas que acaban de empeza. Son mis minutos de gloria.
Queridos reyes magos: soy un niño de 64 años y es la primera vez que les escribo, y mi carta, quiero que sea una carta de protesta, porque siendo ustedes magos, tendrían que saber cuantos niños somos, y no solamente traer regalos para aquellos que decidan escribirles, tengan en cuenta que hay muchos lugares donde no existe el correo, donde no existe nada, en mi carta, no pido nada para mí, solo quiero que pongáis a trabajar a ese sin fin de pajes que siempre os acompañan y hagan un recuento exacto de los niños del planeta, un niño, un regalo, y si sobra algo, pensad también en los mayores, que a veces se vuelven niños.
Como venid desde tan lejos, y ya estaréis en camino, os deseo unas felices Navidades.