Amancio Ortega, del grupo Inditex (ZARA)


Amancio a Portugal
EMILIA LANDALUCE
Empresas. A dónde fueron 116 millones de donaciones de Amancio Ortega
Es de suponer que viendo el grotesco (por denigrante) espectáculo que tuvo lugar el martes en el Congreso de los Diputados a muchos españoles se les pasó lo mismo por la cabeza: qué ganas de largarse de España.
El problema es que irse no es tan fácil. Y más allá de la cuestión sentimental (es verdad que no hay nada como nuestra Españita), es difícil empezar en otro país.
Ese, desde luego, ... (ver texto completo)
Un artículo genial.

Un saludo.
Amancio a Portugal
EMILIA LANDALUCE
Empresas. A dónde fueron 116 millones de donaciones de Amancio Ortega
Es de suponer que viendo el grotesco (por denigrante) espectáculo que tuvo lugar el martes en el Congreso de los Diputados a muchos españoles se les pasó lo mismo por la cabeza: qué ganas de largarse de España.
El problema es que irse no es tan fácil. Y más allá de la cuestión sentimental (es verdad que no hay nada como nuestra Españita), es difícil empezar en otro país.
Ese, desde luego, no sería problema para Amancio Ortega, fundador de Inditex (o sea: Zara y aledaños) y según la lista de los más ricos de España que cada año publicamos en este periódico, dueño de un patrimonio valorado en 50.400 millones a finales de 2018. [Nos fiamos mucho más de Jose F. Leal que de Forbes].
Es difícil saber qué hay de verdad en los mensajes que recibimos en las redes o en esos whatsapps que hacemos volar de teléfono en teléfono. Los periódicos dicen que Amancio (o mejor dicho Inditex) pagó alrededor de 1.700 millones de euros a Hacienda, aunque otros años ha llegado a 2.000, el 2% del impuesto de sociedades en España.
Luego hay otros datos: las 47.930 personas (el 30% de su plantilla en todo el mundo) que emplea en España con sus correspondientes cotizaciones sociales y por supuesto las tan cuestionadas (por Podemos) donaciones: no solo los 320 millones que dio a la Sanidad Pública sino también los 360 millones que tiene comprometidos su Fundación en los próximos tres años. Por otro lado por si no lo saben, a Amancio Ortega la aportación de 320 millones le ha costado 240, ya que solo puede deducirse un 25% de lo aportado con el límite máximo del 10% de la base liquidable. Es decir: 80 millones en la liquidación de la renta que por supuesto, afortunadamente, desconocemos.
La verdad es que viendo el linchamiento al que ha sido sometido Amancio Ortega (con la complicidad de los previsibles socios de Isa Serra) lo extraño es que el empresario gallego no coja la sede Zara (de Inditex) y se la lleve a otro sitio. Por ejemplo a Portugal que además solo está a 250 kilómetros de Arteixo y en donde pese al gobierno de izquierdas, sería muy bien recibido. El ejecutivo de Costas incentiva las inversiones, las donaciones y contempla exenciones fiscales para los extranjeros que se inscriban como residentes.
Así que es difícil imaginar por qué Amancio Ortega no se larga de España para mandar a tomar por a los que le están linchando. Quizás porque no es un miserable como Iglesias, como Serra. O quizás porque pensándolo mejor tomar por es demasiado placentero para deseárselo a esa
En estos días se ha hablado de la donación que ha hecho Amancio Ortega, donación de 320 millones de euros para comprar aparatos sofisticados para ver con mayor claridad la terrible enfermedad del cáncer. Pues bien, hay gante -mucha gente-, que ve mal, que ven con malos ojos que este señor done una suculenta cantidad para luchar contra el terrible cáncer. Muchos de ellos dicen que Amancio en sus factorías no trata bien a los trabajadores y los salarios dejan mucho que desear. Yo no lo entiendo. Soy uno más de los que decimos: Bienvenido sea ese dineral.

A todos estos grupos de gente que no quieren semejante ayuda me atrevería a preguntarles: ¿Usted cobra las pagas extraordinarias ahora llamada de vacaciones y de Navidad? En su tiempo, instituidas por el dictador Franco, una de ellas llamada 18 de julio y la otra de Navidad, pues bien, esas pagas fueron concedidas por un dictador, por un firma sentencias, por un fascista, por un criminal de guerra, por una persona que tenía las manos manchadas de sangre... ¡Vamos, renuncie a ellas, atrévase! No he visto ni un solo caso, ni uno, que haya renunciado a las pagas extras de la dictadura, que al fin y al cabo, con nombres diferentes, las concedió Franco y su gobierno. Hipocresía al poder.

Un saludo.
Ella te contará lo que la prensa española se niega a investigar sobre Amancio Ortega e Inditex

Adquirir una prenda de ropa de las marcas del grupo Inditex que se haya confeccionado en Marruecos supone refrendar un sistema de producción en el que las trabajadoras acumulan hasta 65 horas a la semana detrás de una máquina para cobrar un salario de 178,72 euros mensuales, condiciones laborales que las mantienen “viviendo en situación de pobreza” mientras el fundador del imperio textil, Amancio Ortega, se consolida como la mayor fortuna del planeta.

La multinacional española feudo de Amancio Ortega, quien ostenta la tercera mayor fortuna en el mundo, propietaria de las marcas Zara, Zara Home, Massimo Dutti, Pull & Bear, Bershka, Oysho, Kiddy’s Class, Uterqüe o Stradivarius, entre otras, ha recibido numerosas denuncias en países como Marruecos, Portugal, Argentina o Brasil, tras descubrirse talleres clandestinos donde vivían niños menores de edad que eran explotados en condiciones infrahumanas, realizando jornadas que excedían las doce horas según informa tres24.

Estos hechos, que se vienen sucediendo con escaso impacto mediático por parte de los grandes grupos informativos en el mundo (¿complicidad, tal vez?) desde los inicios de la Compañía, siguen repitiéndose a pesar de que el código de conducta de la Empresa prohíbe terminantemente la esclavitud, tanto de manera interna como en las subcontratas. Estas últimas son frecuentes víctimas de la justificación de sus prácticas; Inditex alega que los cientos de talleres clandestinos repartidos por el mundo que han sido y son investigados por albergar a niños y familias enteras que trabajan en condiciones de esclavitud confeccionando prendas y calzado para Inditex son ajenos a su conocimiento y su gestión corporativa.

La prensa nacional se niega a investigar que ha detrás del rentable y sucio negocio de la explotación de millones de trabajadores. Sin embargo, el periódico noruego Aftenposten creó un “reality” donde 3 jóvenes fueran a Camboya para ver cómo se produce la ropa que se ponen a diario. En su apartado de video lanzó varios capítulos bajo el nombre Sweat Shop (ya disponible en español). En ella, se muestra a tres jóvenes noruegos que estuvieron en este país asiático, viviendo durante un mes en las mismas condiciones de vida y trabajo que las trabajadoras textiles. El resultado cambió sus vidas:

Más allá del objetivo de esta serie: ver a estos jóvenes enamorados de la moda llorando por todo lo que ven, es una oportunidad excepcional para mostrar las denunciables condiciones de trabajo que se vive en Camboya. Las largas jornadas de trabajo y un salario muy por debajo del nivel de vida ocasiona que más de 1.000 trabajadoras ya hayan perdido incluso el conocimiento mientras trabajaban en estas fábricas. Y eso sólo en lo que llevamos de 2014. Aunque recordemos que no es la única bajo sospecha, en este mismo blog contamos hace poco otro caso de explotación en Primark.

El ‘low cost’ de Primark tiene una doble cara. El convenio colectivo para las dependientas establece un salario base de 15.247 euros al año para los trabajadores a tiempo completo, que se reparte en 12 pagas mensuales y tres extras. Y mucho más: un informe elaborado por el prestigioso Centre for Research on Multinational Corporations, organización independiente holandesa sin ánimo de lucro y el India Committee of the Netherlands, una ONG del mismo país impulsora de la campaña Clean Clothes (Ropas Limpias) contra la explotación vinculada al comercio textil, nos advierte de las prácticas “esclavistas” de algunos de los gigantes mundiales de la moda. Entre otras marcas, citan a Tommy Hilfiger, Timberland, H&M, Marks&Spencer, Diesel, Gap, C&A, El Corte Inglés, Cortefiel, Inditex (propietaria entre otras de las tiendas Zara).

PERO LA HISTORIA VA MUCHO MÁS ALLÁ: LA CENSURA EN PRENSA
Aquel viaje cambió la vida de una de las jóvenes y muchos de los que pudieron ver los capítulos. Pero Anniken Jørgensen, bloguera de tan solo 17 años decidió emprender una campaña de denuncia sobre lo que vio y que aquella experiencia no quedara en una simple anécdota.
Decidió denunciar qué marcas estaban detrás de esa explotación, como la sueca H&M. Fue al empezar a señalar a marcas concretas donde empezó su calvario pues según denuncia en su blog, el medio que les llevó de viaje, Aftenposten, le prohibió hablar públicamente sobre lo vivido y sobre todo mencionar marcas, concretamente H&M. A pesar de los meses de lucha el silencio mediático se mantenía. Ningún medio parecía dispuesto a hacerse eco de su denuncia y hablar de las marcas que fabricaban en aquellas tiendas.

Facebook
Twitter
ANNIKEN JØRGENSEN, La bloguera noruega que está molestando a H&M
“Es increíblemente frustrante que una importante cadena de ropa tenga tanto poder que pueda asustar y condicionar al periódico más importante de Noruega. No es de extrañar que el mundo esté así. Pensaba que en mi país había libertad de expresión. Me equivoqué” Anniken Jørgensen.

Poco a poco, y gracias al poder de difusión de la gente a través de sus redes sociales, la lucha de esta bloguera está obteniendo sus frutos, su blog es más seguido y sus denuncias son difundidas gracias a usuarios como tú o como yo. Gracias a esta presión, H&M ha dado el paso y le ha solicitado una reunión en su sede en Estocolmo (Suecia) y su denuncia de boicot mediático empieza a tener eco en varios medios de su país.

Según denuncian el estudio Shop ’til they drop el salario mínimo para los trabajadores del textil en Camboya ronda los 80 dólares, una cantidad que inferior a lo aconsejable para vivir con garantías básicas de salud y alimentación. Los contratos suelen ser temporales y se van renovando de forma reiterada a lo largo del tiempo para evitar que los trabajadores se afilien a sindicatos (no son renovados si se asocian a colectivos relacionados con la defensa de los derechos laborales).

Si hace unos días hablábamos de cómo muchas veces somos los propios consumidores los que no queremos ver qué hay detrás de la industria alimentaria, también nos toca hablar de cómo han conseguido convertirnos en consumidores de ropa de usar y tirar. Todo ello orquestado según las “modas” que nos imponen renovar el armario cada temporada y gracias a la explotación a la que someten a millones de personas y animales en todo el mundo para abaratar costes. Pero merecemos saber y que se difunda la verdad para ser clientes conscientes y rechazar ciertas prácticas.
4 grandes empresas españolas en la Lista Negra del trabajo esclavo en la India

Decenas de miles de niñas y adolescentes, muchas menores incluso de 15 años, trabajan en la industria textil asentada en el estado de Tamil Nadu en la India.

Aquí producen gigantes del sector como Zara y Bershka (Inditex), Carrefour España, el Corte Inglés, Cortefiel, Primark, Benetton o H&M, entre otros. La actividad de esta producción no se detiene ni uno solo de los 365 días que tiene el año. Los turnos de trabajo son de 68 horas semanales, el ambiente es insalubre, y no se goza de derecho laboral básico alguno, ni bajas por enfermedad, ni movimiento sindical. Y todo ello por 1,3 euros al día.

Con todo lo expuesto no es muy incorrecto tachar dichas condiciones de explotación laboral, incluso esclavitud laboral.

A las niñas y jóvenes se les recluta, laboralmente hablando, entre los 14 y los 20 años. La mayoría son Dalit, también conocidos como "intocables". Las empresas envían reclutadores a las zonas más pobres del estado y allí convencen a los padres para que envíen a sus hijas a trabajar, con promesas de buen salario, opciones de escolarización, 3 comidas diarias y una paga extra a los 3 años para costear su dote y contraer matrimonio.

El informe "Tejidos defectuosos" publicado el pasado octubre por la ONGd holandesa Centre for research on Multinational Corporations, especializada en escrutar los estándares éticos de las grandes multinacionales, saca los colores a gigantes mundiales de la moda por aprovecharse de esta situación promoviendo graves violaciones de derechos humanos y laborales.

El citado informe es resultado de 3 años de investigación, incluyendo entrevistas a unas 150 trabajadoras anónimas.

Una de las principales complicaciones para luchar contra esta situación es la falta de transparencia en la cadena de fabricación de los productos, lo que dificulta muchísimo la trazabilidad e impide conocer las empresas intermediarias y el exigir responsabilidades. En el caso de las grandes compañías de la moda, último nivel antes de la venta:

"Apenas proporcionan información acerca de sus proveedores, lo que hace muy dificil exigir responsabilidades. La responsabilidad de las grandes firmas se extiende más allá de sus proveedores de primer nivel, hasta los segundos y terceros niveles, incluyendo las macrofactorías de Tamil Nadu."Super Spinning Mills Ltd. es una de las 5 megafactorías estudiadas en la región. Suministra cantidades ingentes de hilo de algodón a diferentes compañías, todas con sede en Bangladesh. Una de estas compañías es Cotton Club, que pertenece a Mondol Group y a Fariha Knit Tex, que a su vez es propiedad del Grupo Asrotex, uno de los principales proveedores de Inditex, Cortefiel, el Corte Inglés y Carrefour España.

Por su parte, Inditex afirma que hace ya tiempo obligó a su proveedor en Bangladesh, Cotton Club, a dejar de trabajar con Super Spinning Mills Ltd., sin embargo, en la web de Mondol Group, propietaria de Cotton Club, continúan figurando las empresas españolas como clientes.

El resto de compañías afirman trabajar de una manera ética y rechazar frontalmente cualquier atentado contra los derechos humanos o laborales también.
Amancio Ortega empezó de la nada y se hizo así mismo
Estoy seguro que tú no has dado ni los buenos días a Cáritas.
puede ser que esta persona no de dinero a caritas, pero solo un carton de leche o un paquete de garbanzos, hace el mismo efecto o mas que todos los miles de euros del sr ortega. sr ortega de usted euros a caritas o a donde crea que los ha de dar si asi limpia su concienzia. se da igual con sueldos dignos, con no llevarse trabajo a los paises mas pobres== menos sueldos= menos impuestos y mas esclavitud. con el negocio de vender en el primer mindo lo producido en el quinto todos podriamos atender a caritas como usted y encima desgrabar so su conciencia esta cubierta asi alla usted no me gustaria ser ni su hija ni su nieta. sin animo de ofender estoy mejor sin poder subir a caballo pero honrada conmigo con mis principios. de todas formas aunque sea por su bien siga con sus ayudas a caritas
El artículo anterior está sacado de la revista digital LAINFORMACIÓN. COM
El periodista David Martínez ha escrito un libro titulado "Zara, visión y estrategia de Amancio Ortega" (Ed. Conecta). Responsable de la sección Internacional y Economía de lavanguardia. com, Martínez confiesa que le llevó dos años de trabajo. El objetivo: contar las claves de este hombre que ha construido una multinacional imparable: "Quiero que sirva como ejemplo a estudiantes, empresarios, emprendedores y directivos".

El empresario ni autorizó esta biografía, ni la ha revisado.

Cuando uno fabrica un libro biográfico, siempre descubre cosas que no se habían contado.

He descubierto que Ortega se pasea con retales en la mano entre diseñadores treinta años más joven que él y que no tiene despacho propio en la sede de Inditex en Arteixo, en A Coruña, en Galicia. Son detalles que permanecen intactos 40 años después de la apertura de la primera tienda de Zara en A Coruña.

¿Cómo escribir de un empresario tan inaccesible?

Ha sido complicado porque las personas que le conocen protegen mucho su intimidad. He tenido que investigar, llamar, documentarme y contactar con personas y colaboradores.

¿Crees que este empresario autodidacta se ríe de las escuelas de negocio?

No creo. Tiene un enorme respeto por conocer y aprender. Me consta que sigue cursos de formación y que ha implantado un sistema de formación interna para todos los empleados que así lo deseen e independientemente del puesto que ocupen. Lo que puede ser interesante para los estudiantes de escuelas de negocio, es que Ortega tiene unas cualidades que le distinguen de los gestores agresivos de cualquier empresa que sólo miran sus números. Tiene carácter, pero es una forma de trabajar no autoritaria.

Cuando Ortega donó 20 millones a Caritas algunos le tacharon de rácano. ¿Lo es?

En este país hay mucha envidia. Ortega ha padecido la pobreza, sabe el valor de las cosas, lo que cuesta un café en un bar, el precio del periódico o el del billete de autobús en A Coruña. Si decide donar 20 millones de euros es porque tiene esa sensibilidad de ayudar a las personas que lo necesitan, y bienvenida sea esa ayuda de una persona que acumula más de 44.000 millones de euros de patrimonio en la lista de Forbes, y que desde hace 30 años que podría levantarse todas las mañanas sin preocuparse de su cuenta corriente. Ortega vio muchas penurias que prometió que nunca más querría volver a padecer. Contribuye con su fundación a las personas necesitadas e invierte recursos importantes al desarrollo profesional de jóvenes.

¿Qué debería copiar todo empresario de Zara?

Inditex rastrea sin descanso todas las tendencias que se mueven en el mercado, las capta y las fabrica. En apenas dos semanas los modelos pasan de los bocetos a las perchas de las tiendas. Esa capacidad de captar las necesidades de sus clientes, eliminar intermediarios en la producción, confección y distribución logística y reponer prendas en el menor tiempo posible para "enganchar" a sus clientes cada semana con nuevas prendas que marcan y son tendencia en el mundo de la moda, es una buena motivación para copiar en cualquier ámbito empresarial. Otra cualidad: disciplina. Envía productos nuevos a cada tienda al menos dos veces por semana. Y la perseverancia: se realiza un seguimiento constante de lo que más se vende y lo que no, de las recomendaciones de los clientes y lo que se lleva en cada momento.

¿Qué debería copiar El Corte Inglés de Zara?

Mejorar la relación con sus clientes para conocer sus preferencias y adaptar sus productos y servicios a la demanda.

Dicen que la clave de Zara es el escaparate.

La base del negocio de Zara es la tienda, el escaparate. Es la parte más cuidada del punto de venta. En Arteixo existe una fiel reproducción de los escaparates y del interior de las principales tiendas que cuenta Zara en todo el mundo y donde se reproducen idénticamente cómo están dispuestas las prendas, los perfumes para atraer a los clientes y darle personalidad a la tienda, la composición lumínica, la posición de las cajas... todo cuenta en el interior de una tienda de Zara. Después, la figura de la encargada de la tienda es fundamental porque define el escaparate y envia un informe al final del día sobre las preferencias y toda la información que le han transmitido los clientes. Dicha información es analizada por los diseñadores para generar nuevas tendencias. Inditex produce 900 millones de prendas al año. Una verdadera maquinaria de producción textil que necesita constantemente captar información del mercado, de la calle, de las tiendas y de la opinión de la clientela para hacerla partícipe de lo que ellos definen como moda global: todas las personas buscan vestirse de la misma forma.

¿Cuáles son las leyendas negras peores que han circulado sobre Inditex?

La explotación infantil y el uso y abuso de mano de obra barata en países en desarrollo. Son leyendas no demostradas y que han sido negadas por la compañía. Este año se ha comprometido a eliminar los productos químicos perjudiciales para el cuerpo humano en respuesta a una campaña de denuncia de Greenpeace. Lo que sí reconocen que deben mejorar es que, cuando suscriben un contrato con un proveedor local en un país en desarrollo, éste incumple ese acuerdo subcontratando a menores para realizar tareas, e incumple las condiciones que fija la OIT para permitir el trabajo digno.

¿Por qué a Ortega no le interesa que se sepa que Zara es española?

Porque la marca Zara es internacional y necesita seguir siéndolo para compensar la caída de ventas en Europa y, en particular en España. Ortega entendió que su mercado no podía quedar reducido a las fronteras de A Coruña, Galicia y España, sino que debía "conquistar" el mundo y estar presente en las avenidas más transitadas de las principales ciudades del mundo.

En algún chat has dicho que Zara, como modelo global, contrasta con los nacionalismos.

El grupo Inditex no tiene fronteras ni entiende de nacionalismos reduccionistas. Desde una óptica liberal, la política no debe influir en el desarrollo empresarial y el nacionalismo catalán o vasco en el caso de España haría un flaco favor a los trabajadores de Inditex y a sus clientes si pretendiera limitar su creatividad. El empresario busca adaptar su negocio a lo que demandan sus clientes y las imposiciones políticas nacionalistas no son buenas, en mi opinión, para permitir la libertad empresarial.

¿Puedes hacer un retrato de Ortega en una frase no mayor de 140 caracteres?

Empresario, creador, emprendedor y pionero e ingeniero eléctrico: activó ascensor social de la transición para democratizar la moda en España.

¿Veremos algún día una entrevista a Ortega en la TV?

No lo creo.
CIUDADANA. Ya lo creo que si lo altera. Cuando tenga tiempo se lo explico y ya verá co mo cambia el fondo del tema.
CIUDADAN. La forma de escribir de cada uno difiere mucho en el fondo de la cuestión. Si usted pone en primer lugar su segundo párrafo y después el primero, la situáción cambia mucho. Inténtelo.

Un saludo.
macarena, creo que no es que no quieran ver, es que no ven.
Corsario, puede ser, pero que tristeza de vida llevan..... Un saludo.
Dicen los que conocen a Amancio Ortega que es un hombre hecho a sí mismo que comenzó con poco y hoy es la tercera fortuna del mundo. Este hombre parece que tiene la desgracia de ser español puesto que pais más envidioso que éste parece que no existe. Una persona que comienza desde abajo como Ramón Areces el fundador de El Corte Inglés que también comenzó con una pequeña sastrería en Madrid y luego derivó en una gran empresa.
En la cultura anglosajona, a estas personas se las tiene en gran estima ... (ver texto completo)
A99. En efecto, salieron de la nada y están muy arriba. Es un mérito. Tienes toda la razón, país más envidioso que el nuestro no lo hay.

Un saludo.
Corsario, no hagas ni puñetero caso, que no hay más cieo que el que no quiere ver. Un saludo.
macarena, creo que no es que no quieran ver, es que no ven.
Estoy seguro que tú no has dado ni los buenos días a Cáritas.
Dicen los que conocen a Amancio Ortega que es un hombre hecho a sí mismo que comenzó con poco y hoy es la tercera fortuna del mundo. Este hombre parece que tiene la desgracia de ser español puesto que pais más envidioso que éste parece que no existe. Una persona que comienza desde abajo como Ramón Areces el fundador de El Corte Inglés que también comenzó con una pequeña sastrería en Madrid y luego derivó en una gran empresa.
En la cultura anglosajona, a estas personas se las tiene en gran estima por su inteligencia, capacidad de trabajo y olfato para los negocios. Pero los españoles a estas personas las envidiamos, las llamamos sátrapas como leí hace dos días en un periódico y algunas cosas más.
Se le acusa de comprar en `paises tercermundistas donde la explotación está a la orden del día pero son esos estados los culpables de dicha explotación por no legislar para que cosas así no ocurran. Nosotros si tenemos memoria y nos trasladamos a los años 60 porque antes era mucho peor, estábamos prácticamente en la misma situación. ¿Por qué se instalaban en España empresas multinacionales a miles?. Creo que no tenemos remedio puesto que al que triunfa con su propio esfuerzo en este pais vamos a hundirlo. ¡Qué cochina es la envidia!.

Saludos.