Mariano Rajoy

Entiendo a los españoles que odian a los catalanes
No es un título irónico y no hay ninguna trampa en este texto: entiendo a los españoles que odian a los catalanes. Los entiendo. Lo hago porque leo sus diarios, miro sus noticias, escucho sus radios. Veo en sus medios palabras duras, malintencionadas. Eso que podría llamarse manipulación del lenguaje, quizás hasta demagogia. Escucho hablar mucho de “desafío”, de “burla”, de “montaje”, de “radicales”, y poco de “voluntad”, de “consenso”, de “sentimiento”, ... (ver texto completo)
Hola lagunero, esto mismo lo he dicho yo en este foro hace 10 años cuando empece a escribir, tenia un enunciado que decía, "La leonesa que defiende a Cataluña", la tuve hasta la terrible noticia de la corrupción de Pujol ahí me rendí y no pude mas, pero comprendo que Pujol no son todos los Catalanes. yo cuando, volví de Cataluña con cualquiera persona que hablaba de ellos "siempre" había algo desagradable que decir, me llamo tanto la atención que puse el enunciado antes dicho, Antes no se les quería y ahora ya hacen tabla rasa, y yo que quiero y respeto a ese pueblo, lo siento muchísimo, los políticos han demostrado ser otra cosa, pero han sido empujados por Rajoy que no ha movido un dedo, que no sea para acortarles las libertades, eso lo hubiese hecho Franco sin faltar un detalle. esto es el hundimiénto de ese pueblo trabajador y nada belicoso que le costara cerrar heridas muy profundas.
Finaliza la jornada de trabajo con la brillante intervención de nuestro Presidente Mariano Rajoy garante indiscutible de la Unidad de España
SALVADOR SOSTRES.

La maquinaria.

Lo contrario de la libertad es el caos. Cualquier revolución contra una democracia es antidemocrática.

Actualizado: 23/09/2017 04:18h.

Los independentistas fían sus opciones de victoria a que es la primera vez -dicen- que «España no nos puede matar». Es verdad que el catalanismo acaba siempre aplastado por el Estado pero su gran derrota previa es no haber jamás entendido qué es y qué significa un Estado. El Gobierno usará la fuerza que necesite para imponer la Ley y el orden, que es lo que legítimamente hacen las democracias cuando son atacadas. Contra el folclore, la maquinaria. Contra la desobediencia, la Ley. Contra la revolución, la represión: educar es reprimir, como sabemos los padres y los Estados. Lo contrario de la libertad es el caos. Cualquier revolución contra una democracia es antidemocrática.

La ignorancia de qué es un Estado y el concreto Estado de España es el dramático error estructural del catalanismo político, que siempre ha calculado mal sus fuerzas y hoy se vuelve a equivocar. «Europa no tolerará muertos», dicen los independentistas, cuando la gran especialidad de la Unión es asistir impávida a los recuentos de cadáveres. Hay una Cataluña que no logra aprender de sus errores y necesita sufrir cada vez para recordar hasta qué punto es letal desafiar a un Estado desde la provinciana mezcla de arrogancia y frivolidad con que el secesionismo cree que el mundo no tiene otro trabajo que mirarle.

Europa es un club de Estados que se ayudan entre ellos y que protegerán a su socio, que es España, aunque sólo sea porque es el mejor modo de protegerse a ellos mismos: al fin y al cabo no sólo Europa le permitirá al Gobierno hacer lo que tenga que hacer para defenderse sino que es otra tragedia del independentismo no entender que, más que a España, está desafiando a la idea fundamental de la Unión Europea.

Aunque algunos independentistas han abiertamente explicado que quieren muertos porque creen que con sangre excitarán más a las masas, la característica del presidente Rajoy y de las fuerzas y cuerpos de seguridad es defender nuestras vidas y nuestras libertades y en ello han puesto su mejor empeño todos estos años. Pero es naif, tribal e invertebrado pensar que no tendrá un final francamente desagradable quien cometa la temeridad de ponerse en el camino de la implacable maquinaria del Estado.
LUIS HERRERO.

El ejército de Pancho Villa Luis Herrero.

Ni Ciudadanos puede ver al PSOE, ni el PSOE tiene ganas de ayudar a Rajoy, ni Rajoy se fía de Rivera. Unos a otros se miran de reojo para ver quién llega con ventaja a la pole de la carrera que empieza el 2 de octubre.

Actualizado: 23/09/2017 04:13h.

Cuando Rajoy habló por teléfono con Sánchez y Rivera el martes por la tarde ya sabía lo que iba a pasar en las horas siguientes. El rumor de que se iban a producir al menos diez detenciones sonadas comenzó a abrirse paso por las galerías de los susurros confidenciales del Madrid chismoso. Poco antes, el grupo parlamentario socialista había decidido franquearle el paso a la proposición de Ciudadanos que reclamaba el apoyo del Congreso a la actuación del gobierno contra el 1-O. Faltaba por concretar si votarían a favor o se abstendrían. En ambos casos la proposición saldría adelante.

La voz de alarma llegó a la hora de la merienda. « ¿De verdad vamos a respaldar las medidas anti referéndum del PP sabiendo el lío que se puede montar mañana por la mañana?», preguntaron asustados los gerifaltes del PSC. Iceta habló con Sánchez. No tardaron en ponerse de acuerdo: lo más prudente era marcar distancias «por lo que pudiera pasar». ¿Pero cómo deshacer el acuerdo alcanzado en el grupo parlamentario sin quedar ante la opinión pública como Cagancho en Almagro? Albert Rivera, sin saberlo, salió entonces en su ayuda.

Durante el debate de la propuesta socialista para constituir la comisión territorial sobre el estado autonómico, el líder de Ciudadanos estuvo especialmente borde. «No participaremos en ese pasteleo -dijo-. No compartiremos mesa con el PDeCat. Nosotros dialogamos con demócratas, no con golpistas. Quien quiera una nación de naciones, que vote al PSOE». José Luis Ábalos, en plan virgen ofendida, llamó a Martínez Maíllo y le dijo que sintiéndolo mucho no podían apoyar la iniciativa del grupo que les estaba inflando las narices. «Si ellos ridiculizan nuestras propuestas, ¿por qué vamos nosotros a apoyar las suyas?», le dijo. La coartada, desde ese momento, quedó establecida.

Los esfuerzos del Gobierno por mediar en el conflicto resultaron inútiles. Margarita Robles presentó una enmienda al texto de la proposición de Ciudadanos, reclamando la inclusión de una referencia explícita a la necesidad de buscar «una solución pactada», con la absoluta certeza de que Juan Carlos Girauta la mandaría cortésmente a hacer puñetas. Y acertó de lleno. Desde ese momento, la versión oficial se ciñó a que las negociaciones entre ambos portavoces habían fracasado. Era una verdad incompleta. Lo cierto es que en Ferraz había cundido el pánico a lo que pudiera pasar en la calle cuando los independentistas salieran a protestar por los efectos de la operación policial que estaba a punto de ponerse en marcha.

La maquinaria del agitprop estaba preparada. Tardá se iba a quedar en Barcelona, dejando plantado al Gobierno en la sesión de control, para arengar a las masas en la vía pública tan pronto como se supiera que el Estado represor había comenzado a ordenar detenciones políticas. Rufián, entretanto, se encargaría de capitanear en el Congreso la espantada de los diputados de ERC. «Saque sus sucias manos de las instituciones catalanas», le dijo a Rajoy antes de embocar la flauta de Hamelín y poner en fila india a los independentistas prófugos. En realidad, Rufián ya había anticipado doce horas antes sus intenciones. «Tengo ganas de abandonar el Congreso -dijo el martes por la tarde-. La imagen de los diputados republicanos saliendo de la cámara baja será potentísima a nivel internacional».

Y, a lo que se ve, Pedro Sánchez no andaba lejos de darle la razón. El pánico a la calle y al eco exterior del factor tumultuario se apoderó de él durante varias horas. Las suficientes para que quedara más claro que el agua que no habrá política mancomunada de los partidos que defienden la ley cuando se disipe la bruma. Si esta semana algo ha quedado claro es que no hay verdadera unidad entre los constitucionalistas. Son el ejército de Pancho Villa. Ni Ciudadanos puede ver al PSOE, ni el PSOE tiene ganas de ayudar a Rajoy, ni Rajoy se fía de Rivera. Unos a otros se miran de reojo para ver quién llega con ventaja a la pole de la carrera que empieza el 2 de octubre.

En estas condiciones, pincho de tortilla y caña a que el fracaso del referéndum no significará la derrota de los independentistas. Tras el traspié en la batalla, la guerra continúa.
BENVI.... ¿TÚ HAS NEGOCIADO ESTO?

Asturias también pedirá un referéndum si se celebra el catalán

Es la noticia del año: El Principado apuesta por impulsar un “proceso constituyente” en Asturias si se llegase a celebrar el referéndum catalán del 1 de octubre. Porque claro, no ye por nada pero si ellos se ponen “grandonos” hay que recordar que… 1) a grandonos no nos gana nadie y 2) Cataluña existe porque nosotros montamos La Reconquista. Así que no ye que tengamos derecho a un referéndum, ¡ye que tenemos derecho a dos! Por lo tanto, la rebelión astur es inminente a no ser que el Estado Español acceda a negociar tranquilo estos 5 PUNTOS que son innegociables;

1. Economía:

El Gobierno se compromete a traer industria a la región que nos supongan riqueza y prosperidad. O en su defecto otorgar una prejubilación a cada asturianu que sobrepase los 2.500 euros. Esto último gústanos más. Y si son 2.000 y la cesta de Navidad, también vale.

2. Ampliación de fronteras:

Queremos Boñar, Villalpando, Valencia Don Juan, Ribadeo, Santander, Mallorca, Conil, un cachín de Benidorm y la parte de la calle de la Gran Via donde está el Primark. Vamos, lo que ye nuestro por naturaleza. A cambio pueden venir a Mercaplana y beber la sidra a sorbinos. Pero sin pasase.

3. Peajes:

El peaje del HUERNA no desaparece pero deberá invertirse: esto es, cada vez que un asturianu sale, le pagan. Por lo duro que ye abandonar la tierrina. Y cuando un asturianu regresa también le pagan. Como premio por haber conseguido volver. Los foriatos que piensen que el pastel de cabracho ye un postre paguen doble.

4. Transporte:

Hay que mejorar les comunicaciones. El ALSA, gratis pa todos. Que bastantes perres tienen ya los “jodíos”. Además los autobuses llevarán de serie arroz con leche gratis, pinchos de cachopo y wifi. Si. WIFI. En serio. La última novedad es que Fernando Alonso conducirá el Supra de los viernes a las 18:00 de la tarde.

5. Ofrendas varias:

Cataluña se compromete a inyectanos todos los años 6 millones de euros y 7 tonelades de espetec. Hay varios motivos para esta vieja reivindicación astur. Pero la básica ye la que dijimos antes, que si no fuera por nosotros todo ellos llevaríen babuches y comeríen kux-kux. De nada.

Por lo que sabemos la reacción de Rajoy y Puigdemont no se ha hecho esperar. Así, el presidente del Gobierno ya ha dado instrucciones a la Abogacía del Estado para que actúe cuanto antes y nos amenace con menos dinero, más paro y peores comunicaciones. Los asturianos ya nos estamos descojonandoporque empeorar lo que tenemos es jodido. Mientras tanto Puigdemont ha ido a cortar el pelo. Falta te hacía, gallu.
El plan de Iglesias y Junqueras en casa de Roures: independencia de Cataluña y revueltas en toda España.

El conflicto en Cataluña se calienta día a día y nadie es capaz de prever cómo acabará mientras nos acercamos al 1-O.

Pilar Díez Seguir a mpilardiez 2017-09-22.

El Mundo se centra hoy en la policía de los independentistas. "Los Mossos ceden al separatismo la calle para acosar a los jueces" mientras "Forcadell arenga a las masas y lidera el acoso a los jueces". Vamos, lo de siempre. Dice el editorial que "en su suicida escapada hacia adelante", la Generalidad "ha convertido durante las últimas horas la coacción institucional en una presión social". En las últimas horas de los últimos cinco años, querrá decir. En cuanto a los Mozos, "su inacción durante el asedio de los manifestantes a la guardia civil ha disparado las dudas sobre su lealtad (…) Están obligados a preservar el orden público. No es algo optativo. Es una exigencia democrática por mandato judicial". Vale, pues si no cumplen, ¿qué tal si Interior les suspende de empleo y sueldo, como le pasaría a cualquier funcionario que no cumpliera con su obligación? Federico Jiménez Losantos dice con ironía que "el efecto de la solemne declaración institucional del presidente del Gobierno ha sido extraordinario. Pocas veces menos han rendido a más de forma tan barata; nunca en la historia de España unos cuantos delincuentes sin armas han atacado con tanto éxito a las fuerzas armadas que defienden el orden legal y legitimo". Y mientras, "la respuesta del Gobierno ha sido celérea, silícea, fulmínea", ordenando a las fuerzas "a las que escupen, agreden y roban armas que no respondan". Los pobres guardias civiles siempre haciendo de payasos de las bofetadas. Propongo que el sueldo que les quiten a los mozos sediciosos se lo den en compensación a los guardias.

El País dice que "Puigdemont responde con un paso más hacia el referéndum". Cebrián está en modo gobierno, acojonado, y recula en su agresividad de días atrás. Ahora pide "diálogo", en el "momento adecuado". Fija ese momento cuando Cataluña "reconozca la legitimidad del Estado de derecho" y regresen al "respeto a la ley". Cuando los elefantes vuelen, día arriba, día abajo. Entonces habrá que repensar el "encaje de Cataluña en una España reformada" que al paso que vamos va a ser encaje de bolillos. Y en cuanto a los energúmenos que insultan, agreden y amedrentan a todo el que les lleva la contraria, "es obvio que es necesario reconquistar los afectos e incorporar a los sectores más amplios posibles de la sociedad a un proyecto de transformación común". ¿Afectos? Cebrián, ¿qué te has tomado? Javier Ayuso escudriña el alineamiento ya descarado de Podemos con los separatistas. "Hay que retrotraerse a una cena en casa de Jaume Roures". "La cena sirvió para crear una unión fraterna entre el independentismo catalán y la izquierda radical española, a la que se unieron otras fuerzas como Bildu y a la que quieren arrastrar al PNV y al PSOE". Aunque el "objetivo público es echar a Rajoy", que es lo que vende, "lo que realmente pretenden es vehicular la ruptura de Cataluña con España", "consumar una declaración de independencia en Cataluña acompañada de estallidos sociales en toda España". Qué cena tan apasionante. Parece que hubo algo más que pan tumaca.

ABC dice que "Puigdemont entierra el diálogo con la lista de colegios electorales del 1-O". No lo entiendes, Bieito, es para facilitar a la Guardia Civil a dónde tiene que acudir y no pierdan el tiempo buscando. Uno de los editoriales avisa sobre Pablo Iglesias, como si no lo tuviéramos ya calado. "Pablo Iglesias es un político que tiende a esconder tras unas aparentes buenas formas una ideología de plomo (...) Su España no es una España de todos, sino de unos contra otros". Lo de las buenas formas es discutible, pero lo que no se entiende es que haya gente normal que vote a este personaje. Ignacio Camacho cree que habrá final feliz, como en las pelis. "Quedan días duros e imprevisibles pero ha empezado a cundir la idea de que al fin existe voluntad de tomar el asunto en serio. De este primer escarceo, el Gobierno ha sacado una conclusión: los Mozos de Escuadra no son fiables en caso de jaleo", pues hala, a la calle. Que los paguen Puigdemont y sus hordas de salvajes. "Esperan diez días en vilo, durante los cuales ni siquiera la cohesión del frente constitucional puede considerase completa", con Pedro que ni sí ni no y Cs con remilgos con el 155. Y eso que "los socialistas se han encontrado con un inesperado regalo político de Podemos, ya abiertamente alineado con los independentistas. Iglesias se ha metido solo en la trampa que pisó la noche que fue a cenar con Junqueras". Yupiiii, gracias Dios mío, algo bueno salió de esa cena.

La Razón recuerda la "orden a los Mossos de proteger a jueces y fiscales ante el acoso". Marhuenda teme que la situación evolucione hacia un "proceso revolucionario". "El problema es que el separatismo catalán está muy lejos de tener la condición pacífica que le atribuye una propaganda obsesiva, como sabe, y padece, cualquiera que viva en Cataluña. El movimiento secesionista se nutre de individuos radicalizados de extrema izquierda y antisistema, para quienes la violencia contra el discrepante es una herramienta de uso común". "Si a este tipo de energúmenos se les alimenta con un discurso xenófobo y supremacista, como el que mantiene la Generalitat, tendremos servido el peor escenario". Francamente, Marhuenda, no encuentro ninguna diferencia entre los energúmenos violentos de los que hablas y los dirigentes catalanes. Dice Pedro Narváez, "hay cientos de miles de catalanes que temen por su seguridad", la famosa mayoría silenciosa. "Es legítimo ser independentista. No así. Mandando a las ovejas con sangre política para que las fieras husmeen su rastro". Qué país tan maravilloso están creando. ¿Qué tal si les independizamos?

La Vanguardia sigue sediciosa. Hoy Enric Juliana se encarga de la propaganda internacional. "Inquietud en Europa ante el 1 de octubre". Lo hace a la catalana, o sea, con mentiras. Cuenta que ayer en una rueda de prensa en la Comisión Europea los periodistas estaban muy interesados en la revuelta catalana y que vio "un cierto tono favorable a la parte catalana. Las detenciones policiales no suelen tener buena prensa. Las protestas pacíficas gustan al público". ¿Protestas pacíficas? ¿Se refiere a los ataques a los agentes? ¿Tal vez al amedrentamiento generalizado? ¿O quizás a los insultos y escupitajos? Esta es la República Catalana. Mejor levantar un muro alrededor de esa república que los aísle, no nos vayan a contagiar. Ah, y que se lleven a Pablo Iglesias sin billete de vuelta. Y Juliana no entiendo qué hace viviendo en Madrid, teniendo la posibilidad de largarse a ese paraíso catalán de las protestas pacíficas.
DAVID GISTAU.

Enemigos.

Cuando tuvo que elegir entre España y traición, la extrema izquierda siempre eligió traición.

Actualizado: 21/09/2017 10:38h.

El tablón de «Enemigos del Pueblo» confeccionado en Cataluña con los rostros de los alcaldes resistentes es un recordatorio de cierta forma de desamparo que sólo al Estado concierne corregir. Al Estado: no con los movimientos de masas de choque populares con los que muchos fantasean en las cafeterías de la calle Serrano de Madrid o sacando al perro por el Retiro. Lo malo es que el Estado hace tiempo que se retiró de Cataluña donde, acomplejado y diluido como el propio PP allí, quedó amedrentado por la hipótesis viciosa de que su mera existencia era una provocación que «fabricaba independentistas». Por ello hace falta una disposición corajuda, todavía no tan heroica como la exigida antaño en los pueblos patrullados por la ETA donde el tablón era el preludio del asesinato, para asumir posiciones de desobediencia a los desobedientes. Porque no está claro que el Estado vaya a respaldarlas, que el Estado vaya a aparecer. Sobre todo cuando ahora, además de las adjudicaciones de fabricar independentistas, tendrá que hacer frente a la campaña de descrédito de una extrema izquierda que, cuando tuvo que elegir entre España y traición, siempre eligió traición. Siempre eligió ideología. Con la única excepción, tal vez, del PCE de la Transición, despreciado ahora por ello por las mutaciones podemitas que se arrogan el control de la Transición pendiente e incluso de las maniobras de guerra en el frente del Ebro, también pendientes de resolución.

Ya hicimos la observación, al cubrir el mitin de Santa Coloma, de que Pablo Iglesias, con un oportunismo sin escrúpulos, había encontrado en el independentismo una herramienta con la que obtener su único propósito: el colapso del 78 y la patente de reconstrucción, incluida la exclusión de por vida de la derecha social. La complicidad trenzada por este motivo está adquiriendo, mediante el intento de sabotaje de la reacción de Estado, unas cuotas de inmundicia y de irresponsabilidad histórica que tampoco servirán para sacar de su autoengaño a los marxistas-rococós que encontraron aquí el nuevo parque temático utópico. Consideraba un alivio y un milagro, sobre todo para lo que cabía esperar de las ambiciones de Moncloa inmediata de Sánchez, que el PSOE no se hubiera dejado arrastrar a semejante lodazal pese a los pactos fáusticos alcanzados o al menos esbozados con Podemos. Al menos hasta la votación parlamentaria de ayer, que lo arruina. El PSOE fundacional del 78, pese a las veleidades revolucionarias e incluso asamblearias con las que a menudo trató de contrarrestar la fotogenia podemita en tiempos radicales, no puede causar semejante decepción que además habría dejado la defensa de España en las manos únicas de Rajoy -nunca me acuerdo de Rivera, es difícil verlo-. Nada sino eso habría querido Rajoy, pues un mínimo acierto a solas en esta encrucijada le va a permitir convocar elecciones anticipadas con una legítima confianza en la mayoría absoluta.
'La Vanguardia' se echa al monte y contempla la declaración unilateral de independencia.

Como se veía venir, ayer se armó la marimorena en Cataluña tras el puñetazo en la mesa de Rajoy. Esta vez sí, un día histórico.

Pilar Díez Seguir a mpilardiez 2017-09-21.

El Mundo: "El separatismo intenta desbordar al Estado tras quedar neutralizado el 1-O". Mientras, la mayoría silenciosa que quiere seguir siendo española permaneció silenciosa como un muerto. Francisco Rosell lleva su editorial a portada. "La ley prevalecerá". Dice que "la insólita agresión al orden constitucional" de los separatistas "justifica sobradamente la respuesta del Estado" y que la operación "marca un punto de inflexión que todo demócrata contempla con alivio y esperanza". "Como era de esperar, la operación policial fue recibida con la habitual mezcla de desobediencia, demagogia y desprecio" por parte de cupetarras, podemitas e indepes de todo pelaje. En Madrid, Pablo Iglesias "fiel a su estrategia de desborde callejero" se llevó un disgusto. Cuatro gatos acudieron a Sol a su llamamiento a apoyar a los separatistas. Parece que el Líder Supremo podemita no se entera de que en la capital la Gente está hasta el moño de Cataluña y que a él no le votan para que defienda a los independentistas. En cuanto a Rajoy, "anoche, en un discurso sólido, instó a los secesionistas a deponer de inmediato una actitud que ahonda la fractura social, y advirtió de que seguirá protegiendo la integridad de la nación y a los ciudadanos acosados por la presión totalitaria". Es más, hasta se dirigió a ellos en persona personalmente. "El Gobierno no abandonará a los catalanes que se sienten españoles al capricho persecutorio de un régimen autoritario". La mayoría silenciosa se lo agradecerá. "Se habla mucho del escenario que se abrirá a partir del 1 de octubre. De la necesidad de hacer política entonces", pero ya cruzaremos ese río cuando lleguemos a ese puente. Eso sí, "eso no ha de significar el retorno a la componenda al precio de la gobernabilidad (…) Ni más peajes, ni más fianzas. Esta vez hay que decir basta". Pepe García Domínguez pretende aguarnos la fiesta recomendando aplicar ya el 155, "ahora, sin demora, cuanto antes, ya mismo" para que Rajoy pueda convocar elecciones en Cataluña y evitar la declaración unilateral de independencia "custodiando día y noche" el Parlament. ¡Pero cómo, Pepe! ¿Pretendes quitarnos el gustazo de ver cómo se proclaman Napoleón Bonaparte o Miss Universo, como dice Ferreras? Ni hablar del peluquín, no y no. Nos merecemos ese espectáculo después de lo que hemos aguantado. Jorge Bustos se centra en el guirigay en el Congreso. "Desfilaron hacia la puerta, pero olvidaron dejar sobre el escaño las nóminas que les abona puntualmente el Estado opresor". Eso, guapos, devolved la pasta que os pagamos con el sudor de nuestra frente.

El País le hace un favor a Rajoy dejando a un lado al gobierno. "La justicia desmonta la organización del referéndum". Y subtítulo con esa mala baba de Cebrián que esta ocasión arranca una sonrisa maliciosa. "Otegi e Iglesias extienden las protestas a Madrid y otros puntos de España". Muy agudo eso de colocar al etarra y al podemita juntos, sí señor. El editorial va de desmontar "las mentiras de Puigdemont". Habría que recordar a Cebrián su contribución histórica a la situación que se ha creado, pero no merece la pena, porque el editorial es un ejercicio inútil de intentar convencer a los catalanes de que les están contando una milonga y los normales ya nos habíamos percatado. Íñigo Domínguez cuenta que lo de ayer no fue para tanto. "La revolución venía mal, entre semana y sin avisar. Casi todo el mundo en Barcelona tenía otra cosa que hacer (…) La ciudad no salió a la calle a la llamada grave de los líderes independentistas. A última hora de la tarde, a la salida del trabajo, la principal concentración, frente al departamento de Economía, ya era una cosa más vistosa, pero durante todo el día hubo un claro desfase entre cómo lo contaban ellos y cómo se vivía en la calle, por no hablar de cómo se vio en la tele", dice sin mencionar a ninguna cadena en especial. Para más inri, "era la apertura de Uniqlo, el Zara japonés, primera tienda en España. Tenía más de 100 personas haciendo fila en la puerta". Vaya por Dios, qué incordio para la fiebre indepe.

ABC dice con desmesurado optimismo que "la democracia se reinstaura en Cataluña". "Ni en Cataluña se ha suspendido el autogobierno ni existe de facto un estado de excepción", dice el editorial. "Es el separatismo el que hace ya tiempo convirtió a Cataluña en un territorio sin ley". Pero si no respetaban ni a su propio Parlamento. Advierte de que ahora "cualquier chispa ajena a la razón puede agitar la violencia en las calles, un riesgo contra el que también alertó ayer el presidente del Gobierno" después de que Puigdemont enviara a sus huestes a las calles. Isabel San Sebastián celebra que, "tras cinco años de chulería y desacatos" por parte de los separatistas, "al fin ha despertado el Estado" y "ha dado un puñetazo en la mesa". Ahora "el plan de los golpistas es tomar la calle. El del gobierno ha de ser aguantar el pulso, cueste lo que cueste". Tampoco estaría de más que la mayoría silenciosa se hiciera notar un poco, más que nada para saber que existen. Que avisen para que les proteja la Guardia Civil, ya verán cómo no les hacen pupa. Ignacio Camacho aconseja al gobierno que se olvide de la calle. "Esa batalla, la de la propaganda y la comunicación política, quizá la pierda el Estado, como casi todos los duelos mediáticos (…) Ahora el Gobierno solo tiene que vencer en el pulso de la autoridad". ¡Autoridad! Eso será una novedad para indepes, cuperos, podemitas y demás amantes del jaleo constante. Lo mismo hasta les gusta.

La Razón resalta la "firmeza de la democracia". Marhuenda está orgulloso de Rajoy. "Se ha querido confundir la moderación del Gobierno con una supuesta debilidad", pero es que no conocen la fiera que lleva dentro. "No ha vacilado a la hora de tomar las medidas de fuerza que ha considerado imprescindibles". "A estas alturas hay que estar muy fugado de la realidad para creer que el Estado va a permitir la celebración del referéndum independentista o la segregación de Cataluña". ¿Y qué pruebas más necesita Marhuenda de lo fugados de la realidad que andan en Cataluña? El gesto de Rajoy ha envalentonado al periódico, que avisa a los separatistas de que "la calle no es de ellos" y "harían mal en confundir la templanza y la proporcionalidad con la debilidad". Cuidadito con Rajoy, que sólo ha enseñado los dientes. Fernando Rayón está henchido de orgullo. "Avisé hace unos días de que Rajoy, ese político capaz de hacer desesperar a las piedras, ese piel de rinoceronte, iba a embestir", dice. Y no os paséis un pelo, que "también tiene preparado el día después del fallido referéndum". Uy, qué miedo.

La Vanguardia viene más separatista que nunca. "La protesta se instala en la calle por el asedio policial al 1-O". El editorial pide "serenidad", pero no lo refleja en el texto con frases como "estamos ante una crisis de Estado", "los puentes están rotos", "la situación es grave", "bucle de enfrentamientos". Pero lo que clama al cielo es ver a Lola García, directora adjunta, abogando por la DUI. Habla de "reacción represiva de Madrid" y cree que les ha venido de perlas a los independentistas, "de hecho, era el error que aguardaban que cometiera el Ejecutivo", como si no estuvieran ya en total sedición. "La movilización en la calle ya ha comenzado" dice alborozada como una cupera cualquiera. "Pueden convocarse unas elecciones ya e incluir la DUI en el programa de los partidos independentistas". Eso, eso, que declaren la independencia porque ya no aguantamos más. Y no sé a qué espera el Rey para retirarle el título de conde a Godó, como le quitó a su hermana el de duquesa de Palma por corrupta.
Monológo de Alsina:

"Hablan de estado de excepción y de presos políticos pero nadie está en prisión, señor Iglesias"
Paradojas de la actualidad: Mientras los manifestantes, en Barcelona, coreaban ayer su canción del verano: ¿Dónde están las papeletas, dónde están? La policía judicial estaba requisando en una nave industrial de Bigues y Riells los nueve millones de papeletas del referéndum. Así que a la pregunta que, con enorme guasa, se hacían los concentrados en la Gran Vía de Barcelona estaba dando respuesta, con enorme rapidez, la Guardia Civil. ¿Dónde están las papeletas? A 45 kilómetros de los manifestantes. Todo indica que los agentes tenían mejor información sobre el asunto que los concentrados.

Carlos Alsina | @carlos alsina | Madrid | Actualizado el 21/09/2017 a las 08:13 horas

Facebook
Google+
Twitter
Sin papeletas, sin censo, sin ciudadanos avisados de que les ha tocado integrar una mesa electoral, sin altos cargos ocupados en tener a punto la informática para el recuento, cuesta trabajo celebrar un referéndum. Incluso algo que se le parezca.

Quizá por eso el president Puidemont evitó pronunciar esta vez la palabra urna en la alocución que dirigió ayer a los ciudadanos. Flanqueado, claro, por todos los miembros de su gobierno, todos en plenitud de su derecho a reunirse y expresar con libertad lo que quieran.

¿Empieza a asumir el gobierno catalán que su pretensión de celebrar un referéndum de autodeterminación ha quedado abortada? Eso parece. En el entorno de Junqueras se admite que las operaciones policiales dejan el plan independentista muy tocado. El líder de Omnium Cultural lo dice de otra manera: que el gobierno les ha dinamitado el referéndum.

Esto es lo que ha cambiado en el tablero: hasta ahora la pregunta era qué va a hacer Rajoy con el primero de octubre. Ahora la pregunta es qué va a hacer Puigdemont sin el primero de octubre. Sin referéndum pero con un clima social que el independentismo entiende que le es favorable porque anima a movilizarse a aquellos que, no siendo independentistas, se declaran indignados por la ofensiva (así la llaman) del gobierno contra las instituciones catalanas. Éste es el discurso y éste es el debate ahora dentro del bloque independentista: si declarar ya la independencia (el balcón, y luego ya vamos viendo) o convocar elecciones para aumentar la mayoría absoluta exprimiendo el repertorio de la pelea por las libertades contra el gobierno franquista y resto de eslóganes de consumo rápido.

El presidente, anoche, al cabo de una jornada de detenciones de altos cargos y de protestas, en la calle, de muchos partidarios del referéndum. Instando al gobierno catalán a que abandone su pretensión y regrese al cumplimiento de la ley porque desde la ley puede reformarse el marco jurídico, pero no incumplirse.

Y después de que Puigdemont le hubiera acusado de dejarle sin funciones.

Si está suspendido de facto el autogobierno de Cataluña, como dice Puigdemont, entonces él ya no sería, de facto, el presidente autonómico. Pero lo cierto es que lo sigue siendo. Lo cierto es que él no ha sido ni suspendido en sus funciones, ni detenido, ni intervenido. Lo cierto es que ningún consejero de su gobierno lo ha sido. Lo cierto es que ningún alto cargo, y ningún alcalde, ha sido enviado a prisión, por más que Pablo Iglesias haya visto ya presos políticos cuyo nombre nadie conoce.

Que haya presos políticos. ¿A quién han metido preso hasta este momento, Pablo?

Recordemos al legislador lo que el legislador seguro que ya sabe. Una persona detenida no es una persona presa. De hecho lo corriente es que preste declaración y se vuelva para su casa. Un alcalde citado por la fiscalía tampoco es un alcalde encarcelado. Presta declaración, callado como una puerta si quiere, y se vuelve también para su casa.

Ya han llegado las movilizaciones de protesta. No tan nutridas como la Diada, pero sí numerosas. Y sonadas. Y vistosas. Las de Cataluña, porque la que montó Podemos anoche en la Puerta del Sol fue un fracaso.

En Barcelona la protesta se ha prolongado de madrugada y es intención del independentismo continuar con la dinámica. El primero de octubre como gran manifestación contra Madrid. Tratando de ganar para la causa a un sector de quienes rechazan el referéndum pero están indignados con las detenciones. Estas son las dos líneas de opinión que se reflejan hoy en los diarios:

• Que la legalidad prevalece y el Estado se defiende, en la prensa

• Que el exceso en las actuaciones y la intervención de las cuentas van a provocar un incremento de apoyo a la causa independentista, en la prensa de Barcelona.

Ya han llegado las movilizaciones. Unidos en la convocatoria los independentistas, Ada Colau y Podemos. Que allí donde ve jaleo, se lanza para encabezar la revuelta.

Movilizaciones hay, desórdenes públicos. Felizmente.

El PSOE haciendo llegar al gobierno el mensaje de que estas movilizaciones le preocupan porque le preocupa el espíritu con que se convocan: esto de defender las libertades frente al gobierno franquista. Le incomoda ese discurso al PSOE porque la satanización de Rajoy la ha practicado él mismo con tanta eficacia durante años que ahora le cuesta aparecer al lado de Rajoy frente a quienes se dicen defensores de las libertades mientras se cachondean de las normas que rigen nuestra democracia.

El PSOE desea que cuanto antes escampe lo de las concentraciones y los lemas anti mariano porque en ese campo de juego —que es el que se esfuerza en diseñar Podemos— su convicción para respaldar al Gobierno se resiente.

Rufián se indignó muchísimo en el hemiciclo porque le habían detenido a unos amigos. Se indignó tanto que anunció a la cámara que sus diputados se largaban del Congreso para acudir en misión de socorro a Barcelona. Le siguieron después los diputados del PDeCat. Llegó a decir Campuzano que se iban a pensar si abandonaban para siempre la cámara.
En realidad los diputados del PDeCAT, como la mayoría de los de ERC, echaron el día de ayer en el Congreso de despacho en despacho y de café en café en la cafetería. Tras la espantada en directo y con las cámaras enfocándoles, la mayoría no llegó ni a abandonar el edificio, como confirmó en La Brújula el propio Campuzano.

Va a ser difícil que estos diputados nunca vuelvan al Congreso cuando nunca, en verdad, han llegado a irse.
TITULARES DEL DÍA:

Las seis noticias que debes conocer hoy, jueves 21 de septiembre.

España - Noticias de última hora.

ABC. ES Madrid.

Actualizado: 21/09/2017 08:22h.

1. La Guardia Civil, atrapada durante horas en la sede de Hacienda bajo el acoso de secesionistas. Al menos media docena de agentes no han podido salir del edificio de la Generalitat hasta las siete de la mañana por la gran cantidad de gente concentrada en las inmediaciones. Los coches de los antidisturbios, destrozados. Rajoy reclama a la Generalitat que abandone la escalada de radicalidad: «Estamos a tiempo de evitar males mayores», «renuncien de una vez a la desobediencia». El Estado desactiva el golpe del 1-O: detiene a 14 altos cargos, requisa 10 millones de papeletas y bloquea el sistema informático de la Generalitat. Puigdemont habla de «represión», cede el protagonismo a los antisistema y presiona a los directores de los colegios para que se sumen al 1-O. Aquí el astrolabio de Bieito Rubido y la opinión de Salvador Sostres, David Gistau.

2. México busca entre los escombros a cientos de desaparecidos. ABC se adentra en Ciudad de México, tan solo unas horas después del terremoto parece un escenario de guerra. Más de 230 personas han muerto en todo el país a consecuencia del seísmo, entre ellas un español. Hay otros veinte españoles desaparecidos. En la capital hay más de 40 edificios derruidos y los escapes de gas continúan por todas partes. La ciudad sigue sumida en el caos. Artículo de Guillermo Arriaga, escritor y cineasta mexicano, guionista de «Babel».

3. Europa exige a los gigantes de internet que tarden menos en borrar las webs yihadistas. Los jefes de Gobierno del Reino Unido, Francia e Italia han pedido a las grandes firmas tecnológicas que sean capaces de borrar de la red la propaganda yihadista en menos de dos horas. Actualmente tardan una media de 36 horas en hacerlo. Internet ha sido durante mucho tiempo un territorio indómito donde el extremismo yihadista ha dado rienda suelta a su discurso de odio, desde donde ha contribuido a la radicalización de musulmanes en Europa, EE. UU. y otras partes del mundo.

4. El huracán María deja un muerto en Puerto Rico y se dirige a República Dominicana. Este fallecido se suma a las nueve víctimas mortales en Dominica y Guadalupe por el paso del huracán que se ha debilitado a categoría 2 tras desbordar ríos y dejar sin luz a los puertorriqueños. Un español lleva desaparecido dos días en Dominica. En República Dominicana están en alerta máxima. María se desplazará cerca de las Islas Turcos, Caicos y el sureste de Bahamas.ç

5. Día Mundial del Alzheimer. «A los 30 o 40 años aparecen las primeras anomalías que llevan a padecer Alzheimer», afirma en una entrevista Maite Mendioroz, directora del Laboratorio de Epigenética e investigadora en Navarrabiomed, que destaca la importancia de avanzar en el diagnóstico temprano de la enfermedad. Un algoritmo ayudará a predecir el riesgo de padecer la enfermedad. Doña Sofía respalda el Proyecto Vallecas, que desarrolla un modelo virtual de cerebro. La probabilidad de sufrir Alzheimer entre los españoles de más de 80 años es de un 20%.

6. El Real Madrid se descuelga de la Liga al perder frente al Betis (0-1) El equipo de Setién tomó el Bernabéu con un gol de Sanabria ante un Real Madrid negado que acabó muy desorganizado al final del partido. Oblak y Griezmann lanzan al Atlético en San Mamés (1-2). El Athletic aguantó un tiempo al Atlético, invicto en el nuevo San Mamés. El portero detuvo un penalti a Aduriz. El Wanda Metropolitano será la sede de la final de la Champions de 2019.
Yo estoy de acuerdo. Hay sacar el 155. Este artículo hace pupa. Si se les quita la autonomía... para casa. Y se acabó el problema.
SI SI, DONDE HAY QUE FIRMAR PARA QUE RAJOY APLIQUE YA DE UNVEZ EL ART. 155. TANTO MIEDO, Y TANTAS MONSERGAS..... QUE SE CREE, QUE ESTOS VAN A CAMVIAR, TODO LO CONTRARIO, CADA DIA LA LIARAN MAS.... YS MISMO VEREMOS LAS BARRICADAS POR LAS CALLES DE BARCELONA....

Venga SAludos Para Todos
LIBERTAD. No, si quieres vamos y les regalamos unos chupas chus. A lo mejor ceden en sus pretensiones. Habrá mucho jaleo. Pero que nadie saque rédito de esta situación. El conflicto es lo peor que nos está ocurriendo y esto va en serio.
Tu Angen continuas con tus impertinencias Que yo sepa no he insinuado regalo alguno. Y es que esto es tan serio que las partes lo han tomado demasiado en broma. ¿quienes van a sacar algo bueno de esta situación. Nadie
¿Mi opinión ya le he dado en lo que respecta a la chapuza de referendun. Que de ninguna manera reunía gaantías, es decir, no hubiera servido a para nada. Y si Insisto que de "estas "lindeces" he hablado por otros lugares, diciendo que llegaríamos hasta aquí, y lo vengo diciendo desde que Rajoy entró de rebote esta segunda vez...
Añadir que siento vergüenza de que mi país haya llegado a esto.
El PSOE deja la defensa de España en las únicas manos de Rajoy y le regala otra mayoría absoluta.

El PSOE recobra protagonismo por negarse a apoyar al Gobierno en Cataluña mientras se está liando parda a diez días del referéndum.

Pilar Díez Seguir a mpilardiez 2017-09-20.

El Mundo dice que "un PSOE dividido quiebra el frente constitucionalista". Qué poco dura la alegría en la casa del pobre. Dice el editorial que "resulta lacerante el espectáculo de división ofrecido ayer" en el Congreso. El PSOE "se negó a respaldar al gobierno aduciendo peregrinos subterfugios", excusas de mal pagador que no se cree nadie. Federico Jiménez Losantos pide al PSOE "pasmado" que se "aclare" de una vez con Cataluña. "Está respaldando a los alcaldes del PSC agredidos por los cupetarras por no tragar con el referéndum, pero dice que seguirá apoyando a Colau, aunque acaudille a los linchadores de sus alcaldes". "El PSOE es una versión blandita de Podemos y Ciudadanos una versión tontita del PSOE. De no ser esclavos de la trama mediática del golpe instarían a Rajoy a cumplir con su obligación, que es aplicar el 155. ¿Se niega? Re-moción de censura al canto. ¿Votarían Podemos, ERC y la ETA a Rajoy contra un Gobierno de progreso? No. El PSOE habría empezado a hacer política". El caso es que Ciudadanos, según Pepe García Domínguez, no está para muchos trotes. "Ciudadanos sigue a día de hoy sin ser mucho más que la imagen ubicua de Albert Rivera. Hay, sí, una buena marca y un buen líder, pero partido no hay". Mientras Arrimadas "mide hasta las comas de sus tuits para no molestar, todo el mundo constitucionalista de Cataluña está mirando a Albiol. Tendrá mucha suerte si consigue no bajar del tercer puesto en esas autonómicas que vienen ya mismo". ¿Hay un mundo constitucionalista en Cataluña, Pepe? Como esto siga así en Cataluña no va a quedar ni mundo, y mucho menos Constitución.

El País oculta lo ocurrido ayer con el PSOE escondiéndose detrás de Trapero. "Los Mossos incumplen la orden del fiscal contra el referéndum". Sobre lo ocurrido ayer en el Congreso dice que "cuatro diputados del PSOE rompen la disciplina en el voto contra Rajoy". Oh, cuatro de 85, se merece un titular, sí señor. Cebrián se marca un editorial gigante para decir que hay que "restablecer el orden constitucional", lo que implica "evitar el anunciado referéndum secesionista". Que "debe poner fin al constante abuso y desviación de poder en el que se han instalado las instituciones que el secesionismo ha puesto bajo su control. Se trata de restaurar los derechos establecidos en la Constitución y el Estatuto que han sido arbitrariamente derogados o suspendidos por los secesionistas", insiste. E intenta justificar la impagable contribución de El País a esta situación pidiendo diálogo con los golpistas diciendo que siempre han defendido la democracia. "Esta defensa no ha impedido nuestra reiterada petición de reformas y apoyo a una revisión del texto constitucional que incorpore el federalismo como fórmula de organizar la convivencia de los ciudadanos de las distintas comunidades y territorios. Pero ante el desafío planteado por la Generalitat lo primero e inmediato es frenar este descarado golpe contra la democracia. Ya llegará el tiempo de pedir responsabilidades". Qué misterio, ¿pedirá Cebrián responsabilidades a Cebrián? De momento, exige a Rajoy que llame a los partidos para informarles de las medidas que adoptará. "Tiene la responsabilidad y la obligación de actuar para evitar que España se convierta en un Estado incapaz de hacer cumplir las leyes". ¿Y para qué va a convocar a los partidos, si ayer el PSOE le dio con la puerta en las narices? Y es que el periódico intenta salvar el trasero de su partido con un titular ridículo. "El PSOE rechaza el texto de Rivera de apoyo a Rajoy por excluir el diálogo". ¿Nos toma por imbéciles?

ABC dice que "la Generalitat recluta empresarios para el 1-O a golpe de subvención". ¿Y con qué dinero? Mientras, "el PSOE vuelve a dar la espalda al Gobierno y a los jueces ante el desafío secesionista". Bieito Rubido está "triste, muy triste" con la actitud del PSOE. "Ni en tan complicada coyuntura es capaz de apoyar a los poderes ejecutivo y judicial en sus pasos para frenar a quienes pretenden romper España". Sniff. David Gistau cree que Rajoy debe estar eufórico. "El PSOE fundacional del 78 no puede causar semejante decepción que además habría dejado la defensa de España en las manos únicas de Rajoy. Nada sino eso habría querido Rajoy, pues un mínimo acierto a solas en esta encrucijada le va a permitir convocar elecciones anticipadas con una legítima confianza en la mayoría absoluta". Porque, como apunta Luis Ventoso, "el PSOE acreditó ayer que no es fiable en una hora dura para España". "Qué oprobio, Sánchez. Qué gratuita vileza". Qué regalito inesperado para Rajoy. Tiene una suerte este hombre.

La Razón sigue con "los tentáculos del 3%" dale que te pego que en estos momentos no interesa a nadie y se lleva al rincón que "el PSOE rompe la unidad con Rajoy frente al 1-O". Marhuenda no tiene nada que decir sobre el tema, dedica el editorial al 3% y Cástor Borrado avisa de que nada se puede hacer. "Los independentistas no juegan, saben que van a ganar, que siempre ganan". Pues vaya ánimos, hijo.

La Vanguardia resalta entre todo lo que está pasando, "incautadas las cartas para formar las mesas electorales". Dice que "el Congreso niega su apoyo a la estrategia de Rajoy en Catalunya", sin poner el acento en el papelón del PSOE. Enric Juliana tiene un análisis muy original de lo sucedido. Dice que la culpa fue "del principiante de Albert Rivera" por poner a Sánchez en el brete de decir en alto que está con el Gobierno frente al desafío separatista. "Algunos diputados del PP querían estrangular al jabato". Está claro que las cosas se ven diferentes a ambos lados del Ebro. Y el editorial le da unos azotitos a Arran. "En democracia no se señala a nadie", niños, que es de mala educación. Cómo está el patio.
No te empeñes en que me coja el toro, una cosa es que yo no desee la separacióon, si tener derechos tebién a decir algo sobre ele suno, y otra cosa, son mis simpatías por Rajoy, convencido de que él y la mayor parte de s derecha, no llevarían a fuen fin este asunto, que repito que ha llegado hasta donde esta por el estatuto que les tiró la derecha. Eso encandiló los ánimos de tal manera que una serie de personajes catalanes salieron de sus guaridas, cono si hubieran estadoesperando actitudes en las ... (ver texto completo)
LIBERTAD. ¿Qué demonios hay que dialogar si los separatistas se cierran en banda? ¡Solo quieren la separación! ¡Venga, dime que coños hay que dialogar! J... r, con el diálogo. A veces me parece que no soy de este mundo. y dale con el diálogo... Si los separatistas ceden, pues sí, pero si no ceden... no hay arreglo ni diálogo posible.
Congreso de los Diputados.

Rufián exige a Rajoy que «saque sus sucias manos» de las instituciones catalanas.

El jefe del Ejecutivo le recuerda que los registros a la Generalitat han sido decididos por el juez para cumplir la ley.

ERC, PDeCAT y En Comù-Podem abandonan el hemiciclo.

ANA I. SÁNCHEZ -

Actualizado: 20/09/2017 11:31h.

Los registros de la Guardia Civil en las sedes de la Generalitat han marcado también lasesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. Allí, el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha advertido al portavoz adjunto de ERC, Gabriel Rufián, que ni al Gobierno ni al Estado de Derecho le temblará la mano para hacer cumplir la ley, por muy lejos que llegue el desafío indepentista.

«El Ejecutivo está haciendo lo que debe hacer, cumpliendo con su obligación y lo haremos hasta el final», ha subrayado. No obstante, se ha desmarcado de los registros de la Guardia Civil llevados a cabo en las sedes de la Generalitat incidiendo en que obedecen a la «decisión del juez, para garantizar que se cumple la ley».

Rufián le ha replicado con una insólita intervención en lenguaje de taberna. «Le pido y le exijo que saque sus sucias manos de las instituciones catalanas y que deje de hacerlo con nocturnidad y alevosía», ha señalado en relación a esa operación. «Sepa usted y sus lacayos que por cada uno que detenga hay cientos dispuestos a respetar el mandato popular. Sepa que esto ya no es una lucha por los derechos de Cataluña sino por los derechos civiles de todos».

Los registros, ha subrayado, lo cambian «todo» porque «se están deteniendo a cargos simplemente por sus ideas», ha llegado a asegurar. Rajoy le ha replicado asegurando que «no sabe lo que es (el Estado de Derecho) y le trae sin cuidado». También le ha avisado de que cuanto mayor sea el desafío independentista y el golpe contra la democracia será «peor para todos», ya que el Estado de Derecho, ha subrayado, seguirá velando por el cumplimiento de la ley. «Tengo que cumplir mi obligación y todos los encargados de hacerlo lo van a hacer», ha advertido.

[Sigue en directo la macrooperación policial en Barcelona]

Rajoy ha sido interpelado por Rufián que buscando una vez más la atención mediática ha terminado abandonando el hemiciclo, aplaudiéndose a sí mismo y pidiendo a Podemos que le aclamara. Después de su turno de intervención, el PDeCAT y En Comù-Podem, la confluencia catalana de Podemos, han hecho lo mismo.

Rajoy ha replicado a Rufián con calma y con otra exigencia: «que cesen las amenazas de la CUP contra alcaldes y concejales porque estamos hablando de atentados contra los derechos individuales de las personas». En esta línea, ha centrado su intervención en las violaciones del Estado de Derecho perpetradas por la Generalitat, subrayando que el camino emprendido por el indepentismo no le ha dejado margen al Gobierno para buscar una solución negociada.

«Es de extrema gravedad lo que han hecho, pretendiendo en unas horas pasar por encima de todos los trámites propios de una democracia», ha recordado antes de subrayar que «hemos hecho lo que teníamos que hacer».

Rufián se ha defendido de todas estas críticas atacando a Rajoy con la reforma exprés de la Constitución impulsada por el expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero en 2011, para incluir en ella el déficit cero e intentar frenar la crisis de deuda. «No dé lecciones de constitucionalismo», le ha reprochado. Y tras calificar de «miserable» una de las intervenciones del presidente del Gobierno ha clamado contra lo que ha considerado la «persecución» llevada a cabo contra los alcaldes independentistas.

El siguiente turno de intervención ha correspondido al portavoz del PNV, Aitor Esteban, que ha pedido a Rajoy que busque una solución política, al margen de jueces y fiscales, para el conflicto catalán. El jefe del Ejecutivo le ha hecho un ruego: «póngase en mi lugar, estamos actuando con moderación y proporcionalidad pero la ley se tiene que cumplir. Que nadie cuente conmigo para liquidar la soberanía nacional, para esto no me metí en política».

En esta línea, ha mostrado la disposición del Gobierno «a hablar y construir» pero siempre que el independentismo abandone los actos de «barbarie democrática» y se atenga al cumplimiento de la ley.

PD: LA LEY ESTÁ PARA CUMPLIRLA, BIEN POR RAJOY.