Mariano Rajoy

TITULARES:

Seis noticias de este miércoles que debes conocer antes de acostarte.

Las seis noticias clave del miércoles.

Los movimientos en el conflicto catalán, la petición de Jordi Sánchez o la retirada de Ruth Beitia han marcado la agenda.

Actualizado:

18/10/2017 21:17h.

1.- Rajoy podría suspender el 155 si Puigdemont convoca elecciones autonómicas. El presidente del Gobierno ultima las medidas que podría tomar, en aplicación del artículo 155 de la Constitución, para poner fin al golpe a la democracia que se está llevando a cabo en Cataluña. Pero, ¿qué ocurriría si Puigdemont convocara elecciones? El efecto podría ser la suspensión de la aplicación del 155, pero siempre que esa convocatoria se hiciera dentro de la ley, sin declaración de independencia, y ateniéndose a la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg), que es la que está vigente en Cataluña.

2.- Jordi Sànchez pide un cambio de módulo porque un preso le dijo «viva España». El líder de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), interno en la cárcel madrileña de Soto del Real, ha pedido a un funcionario su traslado a otro módulo después de que un preso se dirigiera a él para decirle «viva España». Fuentes penitenciarias han indicado a Efe que al oír estas palabras, Sànchez le ha pedido a un funcionario de la prisión que le cambiaran a otro módulo, si bien el trabajador de la prisión le ha explicado que en el que se encuentra no hay problemas para su seguridad y, por tanto, no hay motivos para trasladarle a otra zona.

3.- Más de 800 empresas han abandonado Cataluña desde el referéndum ilegal. Solo en el día de ayer, 105 sociedades más dejaron la comunidad: 78 en Barcelona, 23 en Lérida, 3 en Tarragona y una en Gerona. La mayor parte de las empresas que han movido su sede estaban afincadas en Barcelona (708), mientras que 48 tenían su domicilio social en Lérida, 36 en Tarragona y 13 en Gerona. El grupo asegurador Zurich ha sido la última gran empresa que ha trasladado su sede social en España de Barcelona a Madrid «por motivos de seguridad jurídica».

4.- ACS lanza una contraopa a través de Hochtief que valora Abertis en 18.580 millones. Comienza la guerra de opas por la corporación de infraestructuras. ACS, a través de su filial alemana Hochtief, ha lanzado una contraopa que valora el grupo de concesiones en más de 18.570 millones de euros, al ofrecer una contraprestación en efectivo de 18,76 euros por cada título de Abertis. Esta oferta supone una mejora del 13,7% frente a la presentada por Atlantia, que había puesto sobre la mesa 16,50 euros por título en el tramo de pago en metálico, tal y como refleja el folleto de la operación remitido por el grupo español a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

5.- Los liberales exigen a Merkel el ministerio de Finanzas para frenar a Macron. Café, té y galletas. Ese fue el escueto recibimiento que dio Merkel este miércoles a la delegación de Los Verdes que acudía al primer contacto formal de negociación para la Coalición Jamaica. La canciller no se esforzó mucho en agradar, a pesar de que el encuentro prometía ser bastante más complicado que el que había mantenido horas antes con los liberales del FDP. «Constructivo», «buenas vibraciones» y «simpático» fueron algunos de los adjetivos que el equipo de Merkel dedicó a los liberales, que llegaron exigiendo el Ministerio de Finanzas.

6.- Ruth Beitia anuncia su retirada. La saltadora santanderina, una de las deportistas más destacadas y laureadas de la historia del deporte español, ha anunciado este miércoles durante el acto de entrega de la medalla de oro de Río 2016 al Museo del Deporte de Santander su retirada del atletismo profesional. Acompañada por su entrenador, Ramón Torralbo, su «otro 50 por ciento», Beitia ha explicado que «dejan su vida deportiva después de seis meses muy duros», en los que se ha visto afectada por diversas lesiones, que le han causado «mucho dolor».
EL DESAFÍO SECESIONISTA
ESPAÑA
Rajoy tiende la mano al Govern por última vez antes de aplicar el 155.

El presidente denuncia que el Parlament siga sin actividad y sin que la oposición pueda hablar pero subraya que puede haber diálogo si Puigdemont contesta que no declaró la independencia.

ANA I. SÁNCHEZ - MADRID - Actualizada 11.43h.

PD: LO DE RAJOY EMPIEZA YA A SER PATÉTICO, ¡TANTO MIEDO TIENE PARA APLICAR LA LEY A LOS GOLPISTAS!
DESAFÍO INDEPENDENTISTA.

Rajoy alivia la inquietud en el PP tras activar el artículo 155.

Los líderes territoriales del PP apoyan al presidente tras las criticas de Aznar a su "inacción"

JUAN JOSÉ MATEO.

Madrid 18 OCT 2017 - 09:53.

La activación del artículo 155 de la Constitución para hacer frente al reto independentista ha calmado las tensiones internas que estaba provocando el ala dura del PP —especialmente en Cataluña— y ha unido a la formación en apoyo al Gobierno, según la decena de líderes autonómicos consultados por EL PAÍS. Días después de que el expresidente José María Aznar criticara la “inacción” de Mariano Rajoy, la mayoría de los líderes territoriales defienden la estrategia “hipotensa” del presidente y advierten contra “el peligro” de la respuesta de los soberanistas.

El ala dura del PP lleva meses reclamando “mano dura” al Gobierno y ha encontrado a sus portavoces en las figuras de Aznar y de algunos de los políticos que le acompañaron en sus Gobiernos, como Juan José Lucas, expresidente del Senado; o Jaime Mayor Oreja, exministro de Interior. La activación del artículo 155 de la Constitución ha calmado esas tensiones, según certifican con su apoyo a Rajoy los líderes del PP de Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, Canarias, Extremadura, Andalucía, Murcia, Baleares, La Rioja o Cantabria.
EDITORIAL ABC.

Cómplices del separatismo.

Colau, Podemos y demás compañía puede que anhelaran una España blandita y temerosa ante la embestida separatista, pero se han equivocado de nación, de Estado y de Rey.

ABC.

Actualizado:

18/10/2017 03:31h.

El carácter anticonstitucional del proceso separatista es un polo de atracción para la extrema izquierda, que confluye con los independentistas en el propósito común de reventar la Constitución de 1978 y, con ella, el consenso de la Transición y la concordia nacional. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, es el exponente más claro de esa identificación en objetivos, quizá no tanto en medios, sobre la que se asienta esta coalición de oportunistas contra la democracia española. Colau no sólo apoyó y participó en el referéndum ilegal del 1-O, sino que encabezó las protestas contra la actuación de la Guardia Civil y la Policía Nacional con un discurso agresivo e injurioso que no tenía nada que envidiar al más conspicuo de los separatistas. Ayer, con motivo del ingreso en prisión provisional de los dirigentes de Òmnium Cultural y la ANC, Colau sumó el Ayuntamiento de Barcelona a las protestas contra la decisión judicial, que calificó en las redes sociales como desproporcionada. No fue la única. Además de los habituales mensajes antisistema de Podemos, siempre cerca de los matones de Alsasua, del agresor Bódalo o del aprendiz de terrorista «Alfon», también algunos dirigentes del socialismo catalán criticaron por desproporcionado el encarcelamiento provisional de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. Está claro que el apoyo a la aplicación del artículo 155 de la Constitución es la máxima concesión -y veremos con qué límites- que los socialistas van a hacer al Gobierno.

Con estos mimbres, el separatismo puede construir de manera relativamente fácil y eficaz sus mensajes propagandísticos. La extrema izquierda se identifica con el propósito destructivo del proceso separatista catalán y una parte del socialismo español no consigue liberarse de ciertos prejuicios contra la vigencia del Estado de Derecho. La responsabilidad de Pedro Sánchez, por tanto, no se limita sólo a prestar su respaldo a la acción del Gobierno de Mariano Rajoy, sino también a liderar una izquierda -más allá del PSOE- leal a la Constitución y a la aplicación de la ley. Aunque sea obvio, hay que recordarlo: el ingreso en prisión de Sànchez y Cuixart no es un capricho de una juez de la Audiencia Nacional, sino la consecuencia de la intervención de ambos dirigentes separatistas en actos claramente violentos e intimidatorios contra agentes de la Guardia Civil. Quizá no esperaban los separatistas ni sus palmeros de la extrema izquierda que el Estado se pusiera en marcha como debe hacerlo un Estado de Derecho, aplicando la ley y neutralizando las amenazas a la convivencia. Colau, Podemos y demás compañía puede que anhelaran una España blandita y temerosa ante la embestida separatista, pero se han equivocado de nación, de Estado y de Rey.
Los «Jordis», en el talego; nada nuevo en Cataluña.

Tanto tiempo mirando hacia arriba para ver si se les abrían las puertas del cielo y resulta que, al despertar, se han encontrado con la horma de su zapato: el Estado.

Jaime González.

Actualizado:

18/10/2017 08:59h.

Ni se ha desprendido el firmamento ni han vomitado fuego las alcantarillas. Los Jordis están en el talego y el fuelle callejero del soberanismo parece que va perdiendo aire. Son las consecuencias de no dosificarse. Tras el subidón de las últimas semanas, el movimiento "indepe" parece dormir la mona, víctima de uno de esos resacones que obligan a echar mano del RU-21 para metabolizar el alcohol. Tanto tiempo mirando hacia arriba para ver si se les abrían las puertas del cielo y resulta que, al despertar, se han encontrado con la horma de su zapato: el Estado, que a la espera del 155 les ha ido, poco a poco, estrechando el campo y dejándoles sin margen de maniobra.

El caso de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart es sintomático: en menos de un mes han pasado de subirse, altavoz en mano, al techo de los Nissan Patrol de la Guardia Civil a sentarse en su interior, pero camino de Soto del Real. La Justicia se está moviendo a un ritmo inusualmente rápido, al compás de los acontecimientos, y Mariano Rajoy hasta parece que camina más deprisa. Sin pasarse y marcando puntualmente los tiempos, acompasando su velocidad a la climatología y la variabilidad del terreno. A algunos –resulta comprensible– puede parecerles desesperadamente lento, pero lo cierto es que "eppur si muove", como dicen que dijo Galileo.

En Cataluña, los niveles de ruido no han superado el umbral que previeron los independentistas. Una "mani" del montón sin demasiada sustancia y un acto de homenaje a los "presos políticos" de Puigdemont y su banda. Las empresas y el mundo les han dado la espalda y –para colmo– han despertado el sentimiento patriótico de millones de españoles, catalanes incluidos, que han dado un paso al frente para defender lo suyo con una reconfortante naturalidad que debería servir de catapulta con miras al futuro.

La Guardia Civil sigue rastreando las huellas del delito y ayer se personó en el centro de gestión de llamadas de Emergencias 112 de la Generalitat en Reus en busca de las comunicaciones internas realizadas por los Mossos el 1-O. La cronología de los hechos ha configurado un estado de opinión que va desgastando los eslabones de la cadena de mentiras del independentismo. Les invade una sensación de derrota y, acorralados, no es descartable que reaccionen a la manera de Nerón en Roma: quemándolo todo. No pueden soportar que no se haya desprendido el firmamento ni hayan vomitado fuego las alcantarillas.

Jaime González.
El PSOE prefiere que un ministro de Mariano Rajoy gestione el Govern.

Ante la posible aplicación del artículo 155 de la Constitución, responsables socialistas abogan por que sean miembros del Gobierno quienes gestionen Cataluña y, después, convoquen elecciones.

VÍCTOR RUIZ DE ALMIRÓN - Actualizada 08.55h.
TITULARES DEL DÍA:

Las 6 noticias que debes saber hoy, miércoles 18 de octubre.

ABC. es.

Actualizado:

18/10/2017 08:09h.

1. El PSOE prefiere que un ministro de Rajoy asuma el Govern. Ante la aplicación del artículo 155, responsables socialistas abogan por que el Gobierno gestione Cataluña y, después, convoque elecciones. La Generalitat intentó blindar a sus políticos frente al Estado. El Govern contrató un seguro legal de 261.250 euros con una cobertura ampliada. Un documento soberanista admite problemas para pagar nóminas si hubiera DUI. Miles de personas claman en Barcelona por la libertad para Sànchez y Cuixart. Así es la vida de «los Jordis» en Soto del Real, dos presos comunes. El auto de prisión de los dirigentes de ANC y Òmnium desmonta su relato victimista. El TC, sobre la actuación del Parlament: «Ha dejado de ejercer sus funciones constitucionales»

2. Tregua entre Gobierno y Generalitat para defender hoy juntos la candidatura europea de Barcelona. España presenta en Bruselas la capitalidad para la Agencia Europea del Medicamento. A última hora, y tras especularse que no habría representación política, sólo técnica del Govern, el conseller catalán de Salud, Antoni Comín, confirmó su presencia en el acto de presentación en sociedad de la sede barcelonesa, que mantiene serias opciones para ser elegida el día 20 de noviembre como sustituta de Londres, tras el Brexit. Las agencias de «rating» ya alertan de la vulnerabilidad de España por el desafío secesionista. Cataluña exporta más a Aragón que a Reino Unido y Alemania juntos. La independencia de Cataluña aislaría a una región cuyo principal proveedor a nivel nacional es Madrid. Caixabank y Sabadell recuperan 2.000 millones desde el cambio de sede.

3. La ola incendiaria en Galicia arrasa 11.000 hectáreas. Es una cantidad superior a la que había ardido el resto del año, según la Xunta, que defiende su gestión, pese a que Feijóo admite 12 horas sin control. La Xunta sostiene que el 100% de los fuegos fueron intencionados. Solo el 3 por ciento de los autores de incendios son identificados. «El porcentaje de incendios que no se esclarecen es altísimo y ese es uno de los aspectos en los que más debemos incidir», admite a ABC el capitán de la Guardia Civil Andrés Sotoca. Localizan un artefacto pirotécnico en Salceda de Caselas.

4. Xi Jinping maniobra en el Congreso del PC chino para perpetuarse en el poder después de 2022. El cónclave comunista que se abre hoy incluirá el ideario del presidente en la Constitución. Cinco de los siete miembros del todopoderoso Comité Permanente del Politburó se retirarán, dando paso a la «Sexta generación». Hoy comparecen los nuevos miembros. En teoría, el que aparezca tercero será el próximo presidente. Rompiendo la norma del régimen que limita a diez los mandatos, Xi Jinping podría prolongarlo más allá de 2022 o colocar a sus aliados y estar en la sombra.

5. La caída de Raqa desmantela el «califato» yihadista creado por Daesh en Siria. Las fuerzas rebeldes sirias apoyadas por Estados Unidos tomaron ayer la ciudad que en su día fue «capital siria» del autoproclamado «califato», que aún controla una porción de territorio en Siria y en Irak. La caída de Raqa, tres meses después de la de Mosul en Irak, deja a los terroristas de Daesh sin bastiones, acelera su derrota en el campo de batalla y abre la posibilidad de que el grupo radical retorne a la vieja táctica de atentados y extorsiones. EE. UU. lanza su primer ataque aéreo contra Daesh en Yemen. El bombardeo se concentró en dos campamentos de los yihadistas en el sur.

6. El Tottenham sorprende en el Bernabéu. Los de Pochettino empatan con el Real Madrid y dejan una gran impresión. Estelar su delantero Kane. Igualó Cristiano de penalti. El duelo fue Keylor-Lloris. Eclipsaron el cara a cara Ronaldo-Kane: «Hubo grandes paradas», dijo Zidane. El gol que abrió el marcador en el Santiago Bernabéu pudo estar precedido de un fuera de juego de Kane. El Sevilla se queda frío en Moscú y cae goleado por el Spartak (5-1). Los de Berizzo pasan de ser líderes a ocupar la tercera posición del grupo.
ESPAÑA.

May garantiza a Rajoy que no reconocerá una independencia de Cataluña.

La primera ministra británica telefoneó a Rajoy para transmitirle sus condolencias por las pérdidas de vida y los daños causados por los incendios en el norte de España.

LUIS AYLLÓN.
Podemos defiende a Puigdemont diciendo que su carta es "absolutamente clara"

Echenique ha asegurado que "lo que sucede" es que PP y PSOE han pactado de "antemano aplicar el artículo 155".

Míriam Muro.

Podemos cree que la carta que ha enviado este lunes por la mañana Carles Puigdemont a Mariano Rajoy es "absolutamente clara". Según ha explicado en rueda de prensa Pablo Echenique, "en la primera página, Puigdemont dice que el 1 de octubre los ciudadanos encomendaron al Parlamento catalán el ... (ver texto completo)
Es muy preocupante, que el Sr. Echenique, diga que la carta del Sr. Puigdemont, es muy clara. También parece vidente, sabe lo que piensan los Sres. Sánchez y Rajoy con respecto a la aplicación del "155".
Irresponsable es la actitud de Podemos, en todo lo referente a la Unidad de España. Cómo todo les parece mal, que se marchen con el Sr. Maduro y nos dejen en paz, a "millones de españoles".
Podemos defiende a Puigdemont diciendo que su carta es "absolutamente clara"

Echenique ha asegurado que "lo que sucede" es que PP y PSOE han pactado de "antemano aplicar el artículo 155".

Míriam Muro.

Podemos cree que la carta que ha enviado este lunes por la mañana Carles Puigdemont a Mariano Rajoy es "absolutamente clara". Según ha explicado en rueda de prensa Pablo Echenique, "en la primera página, Puigdemont dice que el 1 de octubre los ciudadanos encomendaron al Parlamento catalán el mandato democrático de declarar la independencia", pero "en la segunda página dice que se suspendió este mandato político surgido de las urnas".

"Yo, con dotes muy limitadas para la interpretación de textos, creo que Puigdemont está siendo bastante claro", ha sentenciado Echenique. "Es absolutamente evidente que no ha habido una declaración unilateral de independencia y esto lo sabe todo el mundo, incluido Mariano Rajoy", ha insistido una y otra vez.

El secretario de Organización de Podemos ha advertido que "lo que sucede" es que PP y PSOE han pactado de "antemano aplicar el artículo 155 de la Constitución independientemente de cuáles fueran los hechos o de lo que dijera o dejase de decir el señor Puigdemont".

El PSOE

Según el relato de Echenique, "la intervención del Rey, la asistencia de Pedro Sánchez a la recepción en el Palacio Real el 12 de octubre y los debates en los corrillos" tienen que ver "con la decisión de cerrar filas por parte del PSOE con el PP en una decisión que ha tomado de suspender la autonomía de Cataluña de una manera enormemente irresponsable".

Una "irresponsabilidad" a la que se "está uniendo el PSOE". Noelia Vera, coportavoz de Podemos ha dicho también en esta comparecencia que en su formación están "profundamente decepcionados y preocupados por la actitud del PSOE"."No reconocemos dónde está el Pedro Sánchez que ganó las primarias, el que resurgió de sus propias cenizas".
Godó toma el relevo a los 'Jordis' y amenaza con hordas 'indepes' en las calles: "Ojalá no sea así"

Cunde el desánimo ante la enésima prórroga para que la ley vuelva a imperar en Cataluña.

Pilar Díez Seguir a mpilardiez 2017-10-17.

El Mundo se centra en que "la justicia envía prisión a los agitadores del separatismo" pero "deja en libertad a Trapero". Vamos, que dos tíos que no tienen cargo alguno van a la cárcel mientras que un funcionario en franca rebelión contra el Estado y que ha desobedecido las órdenes de un juez se va alegremente de rositas. Este país es de chiste. El editorial, con muy buena voluntad, dice que "el Estado de derecho continúa firme su lucha contra las pretensiones secesionistas, que ayer sufrieron importantes varapalos". Si Rosell lo dice. Dos agitadores fueron a la cárcel y a Trapero, señala, se le retiró el pasaporte. Oh, el pasaporte, qué dolor, qué dolor, qué pena. Mientras, "Puigdemont protagonizó la enésima provocación" y a Rajoy "no le queda ninguna excusa para imponer el artículo 155". Jua, jua, jua. Ya se inventará alguna de aquí al jueves. Arcadi Espada no comparte la satisfacción del director. Puigdemont "ya habla desde el más allá, es decir, desde la independencia (…) A diferencia de los españoles que creen o prefieren creer otra cosa, Puigdemont sabe perfectamente que declaró la independencia". Y el papelón del Gobierno nos abochornó a todos. "Ayer, con la boca seca y los nervios desbocados, la vicepresidenta no se avino a asumir que Puigdemont había hecho una bolita con el requerimiento" de Rajoy "y le consintió implorándole que hasta el próximo jueves aún tenía tiempo". Patético. "Comprendo su profunda vergüenza (…) Sabe que la única revocación posible está sus manos y será por la fuerza". O no será, que es lo más probable. Allá ella con su vergüenza, como dice Javier Somalo, tiene que dimitir.

El País se conforma con que se haya "encarcelado a los promotores de las revuelas separatistas". Ya estamos como el 1-O, zurrando a la gente mientras votaban tranquilamente los cabecillas. Los promotores son Puigdemont y Junqueras. El editorial disculpa las "ligeras" medidas contra Trapero" y se consuela con que "genera perjuicio a su imagen personal". ¿La imagen personal de Trapero? ¿Y a quién demonios le importa la imagen personal de este madero? "Corresponde a su libre albedrío considerar si su continuidad en los cargos menoscaba el funcionamiento del cuerpo que dirige". ¿A su libre albedrío? ¡Anda, mi madre! ¿Corresponde a mi libre albedrío pagar impuestos, respetar las normas de circulación, colarme en el metro? "Desde nuestro punto de vista, unos y otros –los mandos policiales y sus jefes políticos– deberían abandonar cuanto antes sus puestos para empezar a restablecer la normalidad democrática en Cataluña". Para tirarse de los pelos. Un papanatas llamado Enrique Krauze dice que "nadie en el mundo duda de la identidad cultural catalana". Ni de la andaluza, la madrileña o la gallega, no te joroba. Félix de Azúa da un golpe en la mesa. "Lo único útil sería recuperar el mando de los Mozos, suprimir la independencia educativa, depurar los colegios donde los matones abusaron de los niños como engranajes de su codicia, sustituir a los rectores talibanes, cerrar los medios de información corrompidos, en fin una tarea imposible de llevar a cabo sin convicción y coraje. O sea, improbable con el pocovale de Sánchez". ¿Sánchez? Hombre, Azúa, ahí has estado un poco injusto. Aquí el mayor pocovale es Rajoy, que es quien tiene la obligación como presidente de aplicar la ley. "Algunos de ustedes, más o menos equidistantes, estarán pensando: este imbécil quiere que las hordas incendien Barcelona. Mire, eso no sucederá o solo un poco". Qué va, Azúa, de imbécil nada. Al fin y al cabo siempre son los mismos los que incendian las calles, que se maten entre ellos.

ABC dedica hoy su portada a los incendios en Galicia. "El terrorismo del fuego arrasa el norte de España y Portugal". Sobre Cataluña dice, desesperado, que "Puigdemont sigue fuera la ley al eludir responder sí o no a Rajoy". No añade que también Rajoy está ya fuera de la ley por permitírselo. A estas alturas España parece el salvaje oeste. "La juez permite a Trapero seguir al mando de los Mossos". Lo dicho, esto es un país de forajidos. Bieito Rubido le arrea dos "respetuosos" soplamocos a la juez por dejar libre al chuleta de Trapero. El jefe de los Mozos "tenía a su alcance haber dado las órdenes necesarias para evitar el acoso y asedio a la Guardia Civil y sabía lo que estaba pasando". Magistrada, por piedad, no nos tome usted el pelo, que bastante tenemos con los políticos. Hermann Tertsch tampoco ve claro que a Trapero "se le deje libre para que continúe sus actividades coordinadas con el resto de la dirección golpista de la Generalidad", con mando sobre miles de hombres armados hasta los dientes. Y lanza una tenebrosa advertencia: "No excluya nadie que los Mozos de Trapero le entreguen muy solemnemente una pistola al etarra (Otegi) y a otros muchos de sus correligionarios que están ya permanentemente en Barcelona como parte de ese voluntariado decidido a defender la República en caso de que el Gobierno de España pretenda en algún momento restablecer la legalidad española en aquella región". Sí, eso sería un problema serio, pero no temas Hermann, no se le ve a Rajoy ninguna intención de restablecer legalidad alguna, parece un ratoncito asustado.

La Razón también celebra: "Los Jordis, a la cárcel". Como si eso fuera una heroicidad. Alfonso Rojo pone negro sobre blanco lo que muchos piensan. "Rajoy seguramente esté aplicando maquiavélicamente la táctica adecuada, pero yo experimento una tremenda desazón: la misma que esa España de las banderas que está hasta los mismísimos de la soberbia y el desprecio de los independentistas (…) Un poco de dignidad, paisanos". Ussía también se siente deprimido por la rastrera reacción del Gobierno. "Me figuro a Puigdemont y los suyos compartiendo las carcajadas y preparando su respuesta definitiva", en el mismo tonito de 'venga Rajoy, te estamos esperando'. "El problema no es que se reía del Gobierno", ahí no nos queda otra que darles la razón, "es que está riéndose de España y de los españoles". "Exijo como ciudadano que las leyes se hagan cumplir por todo y para todos". Aquí va a arder Troya.

La Vanguardia llora la prisión de los Jordis. "La decisión de la magistrada añade un nuevo, inoportuno y preocupante elemento de tensión al conflicto que enfrenta al Govern de la Generalitat con el Gobierno central", dice el editorial. "Es una muy mala noticia. Dicha tensión puede trasladarse ahora fácilmente de los despachos institucionales y juzgados a la calle, donde las posibilidades de que la situación se descontrole se multiplican. Ojalá no sea así. Pero el riesgo existe", dice salibando. ¿Nos está amenazando el conde de Godó? ¿Le ha tomado el relevo a los Jordis arengando a la horda indepe para que tome las calles?
"Lo que le falta a uno le sobra al otro"
Es posible. De todas formas y a pesar de que Rajoy es muy lento, sabe resolver las situaciones. Veremos al final si sale de este atolladero.
Rivera es muy impulsivo. Rajoy más reflexivo.
SALVADOR SOSTRES.

La derrota.

Barcelona.

Actualizado:

17/10/2017 08:15h.

Algo me hizo pensar que esta vez podía ser distinto pero el catalanismo ha vuelto a ser derrotado en su apuesta del todo o nada contra España.

Ha perdido porque nunca ha sido mayoritario y ni siquiera en el Parlament dispone de una mayoría sólida para el salto final, como se vio el martes pasado. Tampoco ha sabido convencer a banqueros y empresarios, que huyen en desbandada: y tras la rendición de Ara ningún periódico catalán salvo Avui apoya la independencia. ¿Con qué autoridad puede el independentismo hablar en nombre del pueblo Cataluña si sus estamentos fundamentales le han explícitamente negado su apoyo? ¿Quién podría tomarles en serio sin la prensa ni los empresarios ni siquiera el 50% de los votantes? Pero sobre todo ha perdido por su mediocre articulación política: por su deriva izquierdista, populista, ajena al conocimiento de lo que es un Estado. La carta que Puigdemont le mandó ayer a Rajoy no es la de un presidente que quiere guiar a su pueblo hacia la libertad sino la de un listillo de provincias que pretende disfrazar su cobardía de superioridad moral: podía haber respondido la verdad -que no declaró la independencia- y ofrecer diálogo, o podía haber optado por la épica suicida de proclamar su rebeldía. Pero esos tres folios de insultos y chulerías no son creíbles ante ninguna instancia internacional y por mucho furor callejero que provoque el ingreso en prisión de las dos folclóricas de ayer -que hay que recordar que movilizaron a la turba contra las órdenes judiciales- el mundo ha entendido perfectamente quién se dedica a hacer el indio con métodos totalitarios y quién es un Estado de Derecho, con derecho a defenderse y perfectamente democrático.

No ha ganado España, que ha hecho poco y lo poco que ha hecho le ha salido mal. Ha perdido el catalanismo, que una vez más no ha medido bien sus fuerzas ni su talento y se ha presentado ante la Historia con los ripios de un pastelero de Gerona y el plus de afectación que da la repostería –demasiado dulce– de pueblo del interior. De fondo, el cursi manierismo, tan catalán y devastador de más que ganar, querer tener razón.

Salvador Sostres.

Articulista de Opinión.
INDEPENDENCIA CATALUÑA.

El Gobierno y el PSOE buscan ganar el relato: «El 155 restaura la legalidad, no suspende el autogobierno»

ERC dijo avalar la carta de Puigdemont. La CUP volvió a exigir la ruptura antes del 155, pero sin grandes aspavientos.

Barcelona.

Actualizado:

17/10/2017 08:39h.

Se esperaba una respuesta dilatoria por parte de la Generalitat, y el presidente Carles Puigdemont cumplió con las previsiones: más confusión, una tramposa invitación al diálogo y tres días más de tiempo sin responder a la aclaración precisa que le hizo el Gobierno sobre el alcance de la declaración de independencia, y automática suspensión, que hizo la pasada semana en el Parlamento catalán. Vía libre pues para la aplicación del artículo 155 de la Constitución, algo que solo se evitaría si antes de las diez de la mañana del jueves –cuando vence el segundo plazo dado por el Gobierno para rectificar–, se produce un giro del guión que ahora mismo se adivina improbable.

A las ocho de la mañana, dos horas antes de que venciese el plazo para dar respuesta al Gobierno, la Generalitat filtraba el contenido de una misiva que, como ya sucedió durante el pleno del pasado martes, fue una deliberada oda a la confusión: no solo no se respondió de manera clara a la pregunta del Ejecutivo, sino que Puigdemont repitió todo el argumentario independentista, desde el resultado del referéndum del 1-O como un «mandato» a la «violenta actuación policial» para evitarlo.

«Nuestra propuesta de diálogo es sincera y honesta. Por todo ello, durante los próximos dos meses, nuestro principal objetivo es emplazarle a dialogar», apuntó Puigdemont, que a diferencia de su intervención en el pleno, y en lo que se leyó entonces como una concesión a los sectores menos rupturistas, sí concreta un plazo para la negociación. Dos meses para hablar con el sobreentendido de que ese es el periodo durante el que piensa mantener suspendida la declaración de independencia. Dos meses que nadie ve como un plazo realista para decidir nada cuando el 155 está ya en camino, y la posibilidad de unas elecciones autonómicas, convocadas en este caso por el Gobierno, se está abriendo paso. En el capítulo de peticiones concretas, Puigdemont pidió que «se revierta la represión contra el pueblo y el gobierno de Cataluña», citando de manera expresa la comparecencia de ayer en la Audiencia Nacional del mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, y de los presidente de la ANC y de Òmnium, acusados de un delito de sedición.

Por último, Puigdemont pidió concretar «lo antes posible una reunión que nos permita explorar los primeros acuerdos». «No dejemos que se deteriore más la situación. Con buena voluntad, reconociendo el problema y mirándolo de cara, estoy seguro que podemos encontrar el camino de la solución», concluye la misiva de dos folios. En Cataluña, la misiva no gustó a nadie. Ni a quienes piden a Puigdemont un retorno a la legalidad que evite quebrantos mayores, ni a los temerarios que le reclaman proclamar ya la república. Estos, sin embargo, conscientes de que todo sigue en el aire hasta el jueves, no hacen sangre aún. ERC dijo avalar la carta de Puigdemont, mientras que la CUP volvió a exigir la ruptura antes del 155, pero sin grandes aspavientos.

Medidas pactadas

Desde el Gobierno se insistía ayer en pedir a Puigdemont la respuesta que permitiría poner fin a la tensión de los últimos días y recuperar la convivencia así como el marco legal previo a cualquier diálogo político.

Rajoy advirtió a Puigdemont en una carta de respuesta de que, en referencia al artículo 155, él será «el único responsable de la aplicación de la Constitución». El jefe del Ejecutivo lamenta «profundamente» que el presidente catalán no haya contestado al requerimiento y explica que esa petición supone el paso previo al procedimiento establecido en ese artículo del texto constitucional. Por su parte, en una declaración pública, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, lamentó que el presidente catalán «haya decidido no contestar al requerimiento» que le envió el Ejecutivo, con lo que se activa el segundo plazo para que rectifique antes del jueves. «Nadie ha tenido tan fácil evitar que se aplique la Constitución», dijo en alusión al artículo 155.

El órdago de Puigdemont sirvió para visibilizar lo robusto del acuerdo que el Gobierno y el PSOE han sellado para afrontar este momento. Los socialistas consideraron «absolutamente inadmisible» la carta de Puigdemont. Tras la reunión de la Ejecutiva Federal, el portavoz Óscar Puente, constató que Puigdemont «no ha respondido al requerimiento» y que esto supone un hecho «grave» porque significa que un poder del Estado no responda a otro. Consideran que el jefe del Ejecutivo será «el único responsable» si finalmente hay que aplicar el artículo 155. Respecto a su aplicación, en el PSOE se mostraron resignados. Puente ya avanzó que tanto las medidas que incluya como los plazos serán «por acuerdo entre el Gobierno y el PSOE». En privado, los socialistas aseguran que todo está dispuesto y que ya se cierran los detalles con el Gobierno respecto a cómo aplicar el artículo. Y reconocen que tanto a ellos como al Gobierno es «una decisión que nos gustaría no tener que tomar». Los socialistas enfatizan mucho la idea de que se está trabajando de forma «consensuada» y que debe tratarse de «una intervención lo más ajustada posible» a las necesidades.

Ayer Puente reconocía que antes o después tendría que haber elecciones pero que antes hay que hacer «otras cosas». No quiso entrar a valorar más posibilidades, cuestionado por si el PSOE prefería un futuro gobierno de tecnócratas o uno de concentración entre varios partidos. Pero sí se esforzó por vender el 155 no como la intervención de la autonomía sino como la forma de «devolver a Cataluña su autogobierno perdido». Y argumentó que «la autonomía como tal difícilmente puede suspenderse» y que lo que «se suspenderían en todo caso son los órganos de Gobierno de la autonomía y sustituirlos por otros». Daba así Puente una pista importante de por dónde irían esas medidas, aunque raudo trató de matizar: «Eso es lo que se podría hacer, no digo que es lo que se vaya a hacer».