Mensajes de Foro Común

Últimos mensajes de los distintos temas


PROBLEMA.- Un señor compra caballos por 4100 euros, al revenderlos en 4400 gana 20 euros en cada uno. ¿Cuántos caballos ha comprado?
EL PUNTO.

Las pausas de la comunicación oral se reflejan en la escritura, según su menor o mayor duración, mediante coma, punto y coma o punto.
El punto se usa normalmente para marcar el final de un enunciado considerado completo. Tras él, debe escribirse con mayúscula. " Hoy hace calor en mi pueblo. La oveja se extravió". Ha salido el Arco Iris", salvo que el punto se el de una abreviatura (Pza. de España).

Existen 3 clases de punto: PUNTO Y SEGUIDO, PUNTO Y APARTE Y PUNTO FINAL. Este último señala el final absoluto de un escrito
Alimentación
REMOLACHA AZUCARERA:

NUTRICIÓN DEPORTIVA

¿Por qué la remolacha se ha convertido en el alimento de moda entre los deportistas de resistencia?
Este vegetal es uno de los que más adeptos ha ganado en los últimos años; sus propiedades se basan en la presencia de un nutriente en concreto, la sal inactiva, que se acaba convirtiendo en una fuente de óxido nítrico.
Trapero, juguete roto.

Trapero apostó: mejor juguete roto que cadáver. Va a ser dura la vida lejos del mito.

Gabriel Albiac.

Actualizado:

18/03/2019 08:43h.

Después de la derrota, quedan sólo cadáveres y juguetes rotos. Y uno debe elegir en cuál de las dos pilas de despojos ser arrumbado. El mayor Trapero ha elegido: cachivache tronchado. Y puede que los suyos acaben por hacer de él un muerto en vida. Están en ello. No hay piedad para el vencido. No la hay, sobre todo, que venga de aquellos mismos que fueron sus camaradas en la batalla mal dada. Porque una batalla que se libró mal sólo puede ser rescatada con sacrificios humanos: la plebe descuartiza a los caudillos que no supieron llevarla a la victoria.

El 1 de octubre de 2017 tuvo lugar en Cataluña un golpe de Estado. Con todos sus atributos: el primero, la proclamación de una nación nueva, bajo el código de un Estado nuevo que cerraba su proceso constituyente. De manual. Pero no hay golpe de Estado si no hay armas. Y profesionales cualificados en el uso eficaz de ellas.

El golpe de Estado estaba milimetrado en Cataluña. Tiempo, lo había habido más que suficiente: en rigor, la independencia viene preparándose desde Pujol, al abrigo de ciertas ambigüedades léxicas de la Constitución del 78 que han permitido a la Generalidad funcionar como un Estado paralelo. Lo de los años que vinieron tras el apaño entre Maragall y Zapatero, fue el remate de las últimas condiciones institucionales para que esa región española pudiera proclamar su independencia sin más que pulsar el interruptor de desconexión.

Se requería sólo la garantía del después. Que era lo que falló en 1934, cuando el Ejército de la República apisonó el golpe de Estado de Companys en menos de veinticuatro horas. Se requería, esta vez, la puesta a punto de un ejército catalán lo bastante eficiente para garantizar algo elementalísimo: la protección plena del gobierno, el control de los medios de comunicación, la defensa hermética de las fronteras. No es necesaria para eso una tropa enorme. Ni aviación, ni armada, ni apenas artillería. Basta con una disciplinadísima unidad de élite. Pequeña, pero bien preparada y de fidelidad inquebrantable. Sin necesidad de armamento pesado, pero sí de lo más sofisticado en armas ligeras. Una fuerza ágil de intervención rápida. Asentada sobre territorio amigo y población reclutable. Y, por supuesto, dispuesta a dar la vida por patria y dirigentes. Tal era la mitología que el ajedrez del golpe asignaba a los Mozos.

Trapero era la clave de ese envite. Como todo en un golpe, la jerarquía de los hombres en armas debía ser inexorable. Y su cabeza suprema, revestida de la solemnidad legendaria sin la cual los padres de la patria son calderilla. Fue inventado el «héroe Trapero». Tal vez él mismo creyó serlo. Luego vino la derrota. Y el horizonte verosímil de largos años de cárcel: la muerte en vida. Y Trapero apostó: mejor juguete roto que cadáver. Y cantó: «Teníamos un dispositivo para detener al presidente Puigdemont y a sus consejeros». O sea: «Soy de fiar. Trabajaré para quien me pague. Perdonadme». Sólo escombros: va a ser dura la vida lejos del mito.

Gabriel Albiac.

Articulista de Opinión.
Bruselas sopesa ceder ante Londres y no llamar «colonia» a Gibraltar.

El PPE busca un acuerdo para apartar al eurodiputado británico que presiona a la Comisión Europea.

Enrique Serbeto.

Corresponsal en Bruselas.

Actualizado:

18/03/2019- 01:52h.

Este martes está previsto que se celebre una nueva reunión negociadora entre la Comisión, el Consejo y el Parlamento europeos para tratar de desbloquear el pacto sobre exención de visados entre el Reino Unido y la Unión Europea en caso de que se produzca un Brexit sin acuerdo. La proximidad del fin del plazo de aplicación del artículo 50 este 29 de marzo ha empezado a poner nerviosos a los responsables políticos de la Comisión, que temen que la situación actual tenga consecuencias catastróficas para todos.
«Si Puigdemont vuelve a España van a capturarlo y le meterán en la cárcel»

Tres prestigiosos penalistas catalanes creen que no volverá y, si lo hace, lo detendrán.

Salvador Sostres.

Barcelona.

Actualizado:

18/03/2019- 01:58h.

Carles Puigdemont no tiene ninguna posibilidad de no ser detenido si cumple su promesa de regresar a España en el caso de ser elegido eurodiputado. Los abogados consultados por ABC aseguran que en el momento de pisar territorio nacional será inmediatamente detenido y en perfecto cumplimiento de la Ley.

El penalista José María Fuster Fabra, que logró la puesta en libertad de Sandro Rosell cuando empezó su juicio en la Audiencia Nacional, entiende que «si en España hay una orden de búsqueda y captura en vigor, como efectivamente la hay, lo van a capturar sin ningún tipo de duda, y lo meterán en la cárcel. Luego, desde la cárcel, le permitirán acudir a recoger el acta, pero detenido, y para devolverlo a prisión cuando finalice el trámite».
EL IMPACTO DEL SALARIO MÍNIMO EN EL MERCADO DE TRABAJO.

Los contratos fijos se hunden y el empleo sufre más en regiones con peores sueldos.

Extremadura, Canarias y Galicia son las comunidades más afectadas por el alza del 22,3% en el SMI;

La contratación estable pasa de crecer más del 18% a caer un 3,21%.

Susana Alcelay.

Madrid.

Actualizado:

18/03/2019 07:49h.

La subida del salario mínimo hasta 900 euros mensuales y el aumento de los impuestos al empleo son barreras que han encarecido la contratación y se traducirán este año en que la economía española requerirá de un mayor crecimiento de la actividad para poder crear puestos de trabajo, a diferencia de lo que venía ocurriendo en los últimos años. Los datos de afiliación, el termómetro más fiable para medir el empleo, reflejan desde el verano una clara desaceleración, en línea con la economía, que se agudiza cada mes.

La literatura económica no es clara respecto al impacto que puede tener en el mercado de trabajo el incremento del 22,3% aplicado desde enero en el SMI, pero en España hay coincidencia en que el efecto sobre el empleo es negativo. También lo creen Bruselas y organismos internacionales como el FMI e incluso la propia Seguridad Social. El secretario de Estado, Octavio Granado, reconoció que pueden existir empresarios que tengan «la tentación de contratar en vez de a 20 trabajadores a 18. No tiene sentido que lo neguemos», aseguró.
Libertad Digital.-
Piden a Carmena que retire la obra “Dios tiene vagina”

La plataforma -Manos Libres denuncia- " por pornografía, sexo y desnudos integrales" en un espectáculo para "mofarse de la Semana Santa".