Foro Común


Mensajes de Taller de aprendizaje de poesía enviados por Noemí:

NOEMI. Ante Lorca hay que quitarse la gorra capada.
Voy a mirar cómo es ese tipo de gorra.
Saludos
A Manuel Machado de Gerardo Diego

Porque se llama Manuel
y Machado se apellida,
en su verso Muerte y Vida
juegan partida y nivel.
¿Quién vence? Tablas. Y él,
banderillero de Apolo,
supo, cantó y está solo:
ese poeta chapado
que se apellida Machado
y le llamaban Manolo.
El poeta pregunta a su amor por la ciudad encantada de Cuenca

¿Te gustó la ciudad que gota a gota
labró el agua en el centro de los pinos?
¿Viste sueños y rostros y caminos
y muros de dolor que el aire azota?

¿Viste la grieta azul de luna rota
que el Júcar moja de cristal y trinos?
¿Han besado tus dedos los espinos
que coronan de amor piedra remota?

Te acordaste de mí cuando subías
al silencio que sufre la serpiente,
prisionera de grillos y de umbrías?

¿No viste por el aire transparente
una dalia de penas y alegrías
que te mandó mi corazón caliente?

Federico García Lorca
83 años hace de la muerte de Federico.
He leido mucho a Campoamor y se me a pegado un poco,
ademas cuando se razona un poco y se leen ciertos escritos
te fluyen las palabras, los pensamientos, los razonamientos, las ideas, quiza
en persona se podria discutir un tema de otra forma, pero aqui no quiero estenderme mucho
y menos faltar al respeto.
Jamas comprendere a estas personas tan humanitarias cuando le echan la culpa de lo que pasa en el mundo
a quien le parece a ellos hay un refran un poco guarro que dice "echar mierda sobre ... (ver texto completo)
Cita usted a Campoamor, nada menos!
Los que colgamos poemas en este tema sobre " migración ", es porque nos solidarizamos humanamente con el problema, porque lo sentimos así y también porque estamos a años luz-gracias a Dios- de esas personas tan falta de empatía y tan falta de valores que piensan que estás personas vienen a quitarnos lo que ni queremos para nosotros.
Si le enseñamos a cultivar patatas, ¿les dejaremos por lo menos comer las mondas?
Saludos.
(Si me quiere contestar, lo haga en Tribuna Libre)
El maestro del taller... ¿te refieres a CABRRERO?

Es mas bien malillo, ese "poema" para que sea de CABRERO, tampoco recuerdo haberlo leído aquí.

Saludos.
Me río por no llorar.
Qué arte Mari!
Ya no se trata MANUEL
de la caridad que cita
ni de abrirles las puertas
de una u otra casita.

Es forzar a los gobiernos
a no mostrarse impasibles
borrar de la tierra infiernos
borrar dolor insufribles.
... (ver texto completo)
Fantástico, Mari; de eso se trata.
No lo has podido decir mejor.
Un abrazo.
Ya han pasado muchas noches
al fulgor de las estrellas,
el niño no ríe, llora,
el niño no canta, reza.

Niño de despiertos ojos,
un niño de piel morena
que sólo supo de amor,
nunca supo de fronteras.

Madre, tengo mucha sed.
Madre, tengo mucha pena.
Madre, quiero mis juguetes,
también volver a mi tierra.

Buscan refugio en un mar
que mucho sabe de penas,
con fondo de cementerio,
con historias de mil guerras.
La historia pondrá justicia
en cielos, mares y tierra
aunque se lo impida el muro
que no mueve las conciencias.

Europa, TÚ, vieja Europa,
¡Despierta ya de tu siesta!
Acuérdate de otros tiempos,
¿has perdido la cabeza?

Noemí
En la misma línea que NOEMI, y de trabajos anteriores.

A EUROPA

¿Qué te pasa vieja Europa
estás sorda y también ciega?
¿No ves que esos negros aires
van quemando primaveras?
¿No ves los ojos cansados
la sonrisa en labios muerta ... (ver texto completo)
Pues a Noemí le eliminaron la foto del barco.
Qué culpa tendrá el barco!
En la misma línea que NOEMI, y de trabajos anteriores.

A EUROPA

¿Qué te pasa vieja Europa
estás sorda y también ciega?
¿No ves que esos negros aires
van quemando primaveras?
¿No ves los ojos cansados
la sonrisa en labios muerta ... (ver texto completo)
Y después de tanto tiempo, por desgracia, de plena actualidad.

No hemos avanzado nada.
Buenas noches.
La huella del silencio!

Acaricio dulcemente mi almohada
como si fuese tu piel,
mis manos tocan tu cuerpo
y quedo yo presa de él.

Al abrir mis ojos veo…
vacío el lecho y tal vez
tú estés haciendo lo mismo…
¡Y no me alcanzas a ver!

Yo me pregunto por qué…
Yo me pregunto hasta cuándo…
Mi barca sin timonel
Y mi corazón…sangrando!

(Nataly Jorge)
Ángel,"exagerau"
Buenas noches.
Que bonita la historia de la hija del farero, me acuerdo que yo escribí el bautizo de la nieta del farero, era cuando los tiempos andaban mas revueltos aún y me borraron todo, no lo había copiado.
Pues tienes que retomar la historia; la niña se llamaba María y el marinero y la hija del farero cambiaron Columbretes por un puerto de Andalucía.
Besos.
CAMINOS

Si alguna vez
anduve por caminos
rectos como cuchillos,
ahora los desando,
los esquivo y los retuerzo.

Me recreo en los recodos
y soy el río que se mece
en los meandros,
soy la horma del zapato
que escupe retales,
o el molde ajado
que siembra rebabas.

Si anduve por caminos
rectos como alfileres,
como espinas de acacia,
ahora los aparto,
los rechazo y los desecho.

Alardeo de aristas,
de astillas, de salientes,
y, en un instante,
me transformo
en escama de dragón,
en roca escarpada,
en lanza que da muerte,
en Miguel Arcángel,
en coro celestial
que canta al unísono
como con voz de trompeta
un mi sobreagudo
tras romper el último sello.

Si alguna vez anduve
por caminos rectos
como juncos frescos,
como buenos mimbres
como espartos verdes,
ahora igual los pliego
o los trenzo o los quiebro.

Osh Vicent
Que tiempos aquellos, Cabrero y Plazalagua cuanto aprendimos con ellos y que periodo tan bonito. Yo pensaba que jamás iba a ser capaz de hacer un soneto ni por aproximación.

Besitos.
LA NOVIA

Salió el sol por el oriente
tiñendo las aguas de oro,
el pedregal donde moro
hoy parece diferente.
En el puerto hay mucha gente,
las aguas llenas de flores;
un paraíso de olores,
porque me voy a casar
vestida de tul y azahar,
entre jazmines y amores.

Ya el mar es azul turquesa,
sopla el viento de levante
que con el mejor talante
mi rostro acaricia y besa.
Y vestida de princesa,
he abrazado al marinero
que un atardecer de enero
me juró un amor de cuento,
y prometió sin aliento
me lograría un lucero.

EL NOVIO:

La mañana se desgrana
entre saludos y besos;
preso de unos labios gruesos
y de la flor más galana.
La bruma en hora temprana
me recuerda travesías,
de aventuras, correrías,
los amoríos de loco,
que me aportaron tan poco,
y que recuerdo estos días.

Con el barco engalanado
pongo rumbo hacia Oropesa,
con mi vela zelandesa
y el corazón bienhadado,
de buena suerte blindado.
La Virgen de la Paciencia,
me recibió con clemencia
en su cámara de Alcora;
casi mis pecados llora,
mas demostró su indulgencia.

Noemí.
(De mi historia, La hija del farero)

Qué tiempos aquellos cuando os tenía hartitos a todos con las aventuras de Las Islas Columbretes.

Un abrazo.
NUNCA (soneto) DE ANTERIORES TRABAJOS

Nunca dejes que reine en mi la pena,
pena que viste el luto de mi vida,
arañando y lamiendo bien mi herida,
disfrutando y gozándola cual hiena.

Arranca de mis labios la azucena
tomando de los tuyos la bebida
abrasadora, miel, la dulce brida ... (ver texto completo)
Este soneto siempre me ha gustado mucho.
Qué arte.
Un abrazo, guapa.
Llegué por el dolor a la alegría.
Supe por el dolor que el alma existe.
Por el dolor, allá en mi reino triste,
un misterioso sol amanecía.

Era la alegría la mañana fría
y el viento loco y cálido que embiste.
(Alma que verdes primaveras viste
maravillosamente se rompía.)

Así la siento más. Al cielo apunto
y me responde cuando le pregunto
con dolor tras dolor para mi herida.

Y mientras se ilumina mi cabeza
ruego por el que he sido en la tristeza
a las divinidades de la vida.

José Hierro
Aunque a mi GLORIA FUERTES, nunca me gustó como poeta, me encanta como mujer.

En las noches claras,
resuelvo el problema de la soledad del ser.
Invito a la luna y con mi sombra somos tres.
Y a mí también.
Besos mil.
NOEMI. Lo sigo manteniendo, tú haces poemas muy bonitos. Claro, no eres Rosalía de Castro, pero tus poemas van a misa y rezan el rosario.

¿Esas casas están habitadas?
Ángel, no son casas, son molinos en el cauce del río. Se llaman "aceñas" y son de la época medieval.

Ángel, qué ocurrencias tienes, ni seré Rosalía, ni La Storni, ni Juana Inés... ellas eran irrepetibles, pero a mí me pueden clonar y a ellas no.
Jajaja jajaja.
Pásalo genial.
Algo ligerito para acabar la tarde.

Poema para una canción

Fuertes como tajamares
son mis cariños, mujer;
siempre te voy a querer
porque yo soy de Olivares.

Estribillo

Cuando me miras
hablan tus ojos,
cuando me besas
habla tu boca.
Eres el bálsamo
de mis enojos,
cuando me abrazas
me vuelves loca.

Río arriba, río abajo
por las orillas del Duero.
Al viento grito te quiero,
quererte no da trabajo.

Estribillo... Cuando me..

En las aguas del molino
se ha reflejado tu pelo
y tus ojos azul cielo
me tornan en peregrino.

Estribillo... Cuando me..

Peregrino de tu amor,
escalador de murallas,
bien curtido en las batallas,
de valentía y honor.

Estribillo... Cuando me..

Noemí

(Las aceñas de Olivares, Zamora)
Se cumplen 57 años de su muerte.
5 Agosto 1962

Si vieseis a Afrodita
quizá descubriríais el pánico en sus párpados
y puede ser, un estremecimiento oscuro
de alcohol y de cansancio en sus cuadernos;
un esférico miedo de insomnio ante la nada
y el humo de un pitillo serenando
su última indecisión ante el vacío.
Si vieseis a Afrodita, prendidos vuestros ojos
en sus ojos inmensos, en sus labios,
en su inocente pecho fascinante
y el fulgor infinito de los rayos rizados
de su pelo estelar e inalcanzable,
más viva que ninguna cadavérica
lúgubre bailarina de Degas,
sabríais que hay un vino amoratado
y lívido que recorre sus venas
y huele a soledad número 5
como único vestido sobre sábanas
revueltas de muerte y de silencio.
Y si acaso os hablase os diría un poema
de abandono y de lobos sobre el puente de Brooklyn,
desde la tierra en que descansa en Westwood Village
y cómo fue arrojada desde la roca Leucade.

A. P. 2010
Alfredo Piquer
NOEMI. A mí me gustan más las que haces tú.
La nueva poesía va por este camino, Ángel.
De vez en cuando también hago poemas de este tipo, pero me gusta la poesía clásica.
A la autora la conozco personalmente y también escribe poesía clásica, pero se lleva la poesía no sujeta a normas.
SALUDOS.
A UN RUISEÑOR
Canta en la noche, canta en la mañana,
ruiseñor, en el bosque tus amores;
canta, que llorará cuando tú llores
el alba perlas en la flor temprana.
Teñido el cielo de amaranta y grana,
la brisa de la tarde entre las flores
suspirará también a los rigores
de tu amor triste y tu esperanza vana.
Y en la noche serena, al puro rayo ... (ver texto completo)
Pues claro, es uno de los mejores sonetos de Espronceda..
Ay madre.,!
TIEMPO LIBRE

Aburrida del tiempo que me sobra,
ahora que todo es diferente,
suelo
fregar pronto los platos,
rehacer la cama
y, en mi mejilla, poner el colorete
que me haga parecer más bella.

En ocasiones cojo mis poemas
y, con ellos, hago muchas cosas:
pájaros
que vuelan hasta lo alto de la luna.
Así entretengo el tiempo.
A veces, lloro.
Otras, escucho música moderna.
Cambio mi soledad por un ejército
de humo
que me ha de ayudar a conquistar el mundo.
Y, así vestida para la contienda,
rezo al dios que imagino verdadero.

Con mi don regalado,
no sé por quién,
no sé la causa exacta de su origen,
comienzo firmemente
a conquistar la Tierra de mi alma.

(Del libro " El don de la batalla")

María Luisa Mora Alameda
Premio ADONAIS 1993
Otra decimilla

Me llamaste aventurera,
tus palabras no entendí
y en tu mirada yo vi
el rencor que te supera.
Inútil es mi quimera:
Primavera sin amores,
Primavera de temores.
Mi pequeño mundo rosa
se convierte en poca cosa
y agonizo entre las flores.

Noemí.
Una decimilla:

Estalla mi corazón
que con rabia contenida
ha visto que tu partida
es razón de sinrazón,
es la vida sin pasión.
¿Por qué pierdo la esperanza?.
Quiero devolver la fianza
del alquiler de tus besos.
¡Paladín de los excesos!,
¿Por qué vivo de añoranza?.

Noemí
LIRAS

Marcando iba la vida
la senda del dolor y el sufrimiento;
a valores asida,
con el remordimiento
y el temor del fracaso en el intento.

Largos días de invierno,
añorando la luz de primavera;
sumida en el averno,
soñando en la quimera,
callada en la tristeza de la espera.

Después del aguacero
reverdecen las sendas y caminos;
cuando acabe este "enero"
brillarán más los pinos,
plenos los campos, de olores y trinos.

Lluvia reparadora
colmando nuestra vida de esperanza,
tu regalo de ahora
tan lleno de bonanza,
despierta sensaciones de añoranza.

La noche es toda mía
y pensar, pensar en nada, soñar..
soñar con tu alegría.
Noche de imaginar,
sentir, vivir, tenerte y escapar.

Amor y dueño mío,
que cuidas de mi vida y de mi hacienda,
a quien todo confío.
Y que nadie pretenda
perder el sabio tiempo en la contienda.

Adolece la tarde,
dulce brisa meciendo bellas flores,
me besa el sol, ya no arde.
Despiertan los amores
compitiendo con rosas y rubores.

Noemí
LA SIESTA

Son las tres de la tarde, julio, Castilla.
El sol no alumbra, que arde, ciega, no brilla.
La luz es una llama que abrasa el cielo,
ni una brisa una rama mueve en el suelo.
Desde el hombre a la mosca todo se enerva,
la culebra se enrosca bajo la yerba,
la perdiz por la siembra suelta no corre,
y el cigüeño a la hembra deja en la torre.
Ni el topo, de galbana, se asoma a su hoyo
ni el mosco pez se afana contra el arroyo
ni hoza la comadreja por la montaña
ni labra miel la abeja ni hila la araña.
La agua el aire no arruga, la mies no ondea,
ni las flores la oruga torpe babea,
todo al fuego se agosta del seco estío, duerme hasta la langosta sobre el plantío.

✍José Zorrilla
Las liras son mías, ÁNGEL, y tengo más para corregir.

Gracias, MARI.
Tiempo de esperanza:

Marcando iba la vida
la senda del dolor y el sufrimiento;
a valores asida,
con el remordimiento
y el temor del fracaso en el intento.

Largos días de invierno,
añorando la luz de primavera;
sumida en el averno,
soñando en la quimera,
callada en la tristeza de la espera.

Después del aguacero
reverdecen las sendas y caminos;
cuando acabe este "enero"
brillarán más los pinos,
plenos los campos, de olores y trinos.

Liras

Noemí
Anda, ahora me entero que los sonetos pueden ser asonantes.

No te acordarás, sin saber una cosa más.
El soneto SONETO es el clásico, pero hay muchas clases, inventos de la moderna poesía, los hay hasta blancos.
Besos.
LIRAS

Es la vida que pasa
marcando sentimientos de añoranza.
Tu amor ya no me abrasa,
maldigo la esperanza
que me hizo confïar en tu confianza.

Jugadas de la vida
sin poder controlar nuestro destino;
así quedé rendida,
mi corazón felino
perdió la voluntad en el camino.

Las cárceles del alma,
la pena y los silencios de tu ausencia
que me roban la calma.
Añoro tu presencia
dormida en la quietud de la inconsciencia.

La suerte inoportuna
me legó este recuerdo tan hiriente.
¡Qué falta de fortuna!
¡Oh mundo sorprendente!
Castigo es recordarte eternamente.

Y en la noche serena,
cuando me vence la melancolía,
cuando reina la pena,
soñarte todavía
es mi único consuelo y alegría.

En días de amargura
me castiga la pena de esta huida.
Me tienta la locura,
siento que estoy perdida
sabiendo que he perdido la partida.

Noemí.
SONETO ASONANTE

Amor en la distancia

A veces el amor en la distancia
es más audaz que el tiempo y que la muerte,
se convierte en un lazo que a dos almas
ensambla, dando vida dulcemente.

Es sentimiento puro, él rescata
tu corazón, antaño gris y enclenque,
con esa nueva influencia que reclama
cariño y te hace grande para siempre.

Vital, sutil afecto desprendido,
que crece poco a poco y da alegría,
causando inmenso goce subjetivo.

Entonas por las noches dulce lira
por ella que está lejos de tu estío.
Héroe valiente eres, das tu vida.

Fabiana Piceda
Cómo veo los árboles ahora.
No con hojas caedizas, no con ramas
sujetas a la voz del crecimiento.
Y hasta a la brisa que los quema a ráfagas
no la siento como algo de la tierra
ni del cielo tampoco, sino falta
de ese color de vida con destino.

Y a los campos, al mar, a las montañas,
muy por encima de su clara forma
los veo. ¿Qué me han hecho en la mirada?
¿Es que voy a morir? Decidme, ¿cómo
veis a los hombres, a sus obra, almas
inmortales? Sí, ebrio estoy sin duda.
La mañana no es tal, es una amplia
llanura sin combate, casi eterna,
casi desconocida porque en cada
lugar donde antes era sombra el tiempo,
ahora la luz espera ser creada.

No sólo el aire deja más su aliento:
no posee ni cántico ni nada;
se lo dan, y él empieza a rodearle
con fugaz esplendor de ritmo de ala
e intenta hacer un hueco suficiente
para no seguir fuera. No, no sólo
seguir fuera quizá, sino a distancia.
Pues bien: el aire de hoy tiene su cántico.
¡Si lo oyeseis! Y el sol, el fuego, el agua,
cómo dan posesión a estos mis ojos.
¿Es que voy a vivir? ¿Tan pronto acaba
la ebriedad? Ay, y cómo veo ahora
los árboles, qué pocos días faltan...

Claudio Rodríguez
A MI PADRE

Los cántaros, las botijas
la luz de la claraboya
el escaño en una esquina
en los basales, la loza.
Lumbre baja en el hogal
vibra al oírte dichosa,
complaciente tu guitarra
rasguea en noches hermosas ... (ver texto completo)
Bravo, Mari.
Unos meses antes nos había dejado mi padre también.

Se habrán saludado en el cielo y con guitarra y laúd habrán montado la marimorena.

Besos mil.
El toro

Es la noble cabeza negra pena,
que en dos furias se encuentra rematada,
donde suena un rumor de sangre airada
y hay un oscuro llanto que no suena.

En su piel poderosa se serena
su tormentosa fuerza enamorada
que en los amantes huesos va encerrada
para tronar volando por la arena.

Encerrada en la sorda calavera,
la tempestad se agita enfebrecida,
hecha pasión que al músculo no altera:

es un ala tenaz y enardecida,
es un ansia cercada, prisionera,
por las astas buscando la salida.

Rafael Morales.

Este poeta fue tratado en su día en este taller.
He contactado por Facebook con su nieta y me ha dicho que su abuelo escribía sobre temas táuricos, no taurinos.
Saludos.
No hay poeta famoso que no se haya rendido al encanto del soneto.
Te bañabas, como la luna llena,
en la secreta soledad umbría.
Abrí los mirtos. Toda la alegría
de tu escondite se tornó en mi pena.
Dejando absorta la laguna y plena
de llanto, huiste avergonzada y fría;
y la noche al cruzar tú parecía
que se trocaba toda en azucena.
El blanco imán de tu carnal diamante
la noche entera me llevó tras ti, ... (ver texto completo)
Precioso soneto.
MARIO (Hoy cumple cinco años y aquella noche la luna era espectacular como la de hoy)

La luna baja hasta el río
con su camisón de plata,
el Duero la mira mira
extasiado en su llegada.

- Dime, luna, luna, luna
que en las aceñas te hallas
y esperas, mágica hora,
el fruto de unas entrañas.

- Vengo a tomar en mis brazos
al amor de mis moradas
al amor de los amores
al amor que nada iguala.

La luna quiere llenar
la noche de amor y magia,
que su luz anule estrellas
y vuelva la noche blanca.

Corre la luna veloz
porque se tiñen las aguas
del color más carmesí,
¡NACE EL NIÑO DE MI ALMA!

Niño de ojos tan despiertos,
calla luna, luna calla,
que su sonrisa es la luz,
la luz de buena mañana.

Noemí

(Por aquellos días estábamos trabajando el estilo de F. G. L y me inspiró)
Dicen que hay viejas sirenas
en los otoños del mar
y que vienen a besar
con amor estas arenas.

Dicen que son tan morenas
como mujer del lugar
y que vienen a matar
su soledad y sus penas.

¡Dime si es verdad, marinero,
dime si es verdad, si es verdad
que el otoño dura si tarda el invierno,
el invierno duro no tarda en llegar..!

Cuentan los viejos que un día
una sirena llegó
y en la arena se varó,
buscando amor y alegría.

Cuentan de su lozanía,
de su melena dorada,
de su brillo en la mirada
y de belleza armonía.

¡Dime si es verdad, marinero
dime si es verdad, si es verdad
que de sus canciones has vivido preso
y al otoño esperas para amarla más!.
Noemí (Recordando a R. Alberti)
Algo para recordar
NOEMI. Hola.
Buenos días, Ángel.
HOLA!
Buen fin de semana.
Adios, ya marcho, chatinas,
queda pequeña la tierra
para este pedazo de hombre
que vuela hacia otras arenas.

Porto sombrero de copa
un traje de Helenio Herrera,
cinturón de noble cuero,
camisa de fina seda,
... (ver texto completo)
¡Qué me encanta el romance!
Blanca Sarasúa, poeta y escritora vasca (1939)
Envíame una carta, aunque se pierda.
Envíame unas velas encendidas, no sé,
un monte, por ejemplo, que me mire desde arriba.
Envíame sonatas, pergaminos,
capiteles corintios que apuntalen
esta luz de la mañana que resbala.
Algo de Brahms, el mar y su epicentro.
Banderas sin mancharse de colores,
que se puedan pintar como se quiera.
Y sobre todo aire, sin cauces, aire suelto.
De momento, la carta, aunque se pierda.

✍Blanca Sarasú
Adios, ya marcho, chatinas,
queda pequeña la tierra
para este pedazo de hombre
que vuela hacia otras arenas.

Porto sombrero de copa
un traje de Helenio Herrera,
cinturón de noble cuero,
camisa de fina seda,
... (ver texto completo)
MARAVILLOSO.
MARAVILLOSO.
Un abrazo.
Ya descansa el trabajador incansable.
Entre flores y te quieros
me juraste un no te olvido,
atardecer de verano
bajo los viejos olivos.

Promesas que no son nada,
palabras sin compromiso
y testigos en silencio,
ellos, los viejos olivos.

Las palabras se agostaron
como flores en camino,
promesas que te escuché
bajo los viejos olivos.

Noemí.
De senderismo de eso nada. En casa tengo trabajo
Con las rutas tan bonitas que hay...!
La casa para el invierno.
Saludos.
En BAÑUGUES hacia cabo Peñas
Muy cerquita.
Conozco la zona, a divertirse haciendo senderismo.