Columnistas y Tertulianos


TODO IRÁ BIEN.

El folclore de la impotencia.

La sombra de la cárcel, más que alargada, es penetrante. Y todo el mundo ve cómo los fugados empiezan a pudrirse en el olvido.

Salvador Sostres.

Barcelona.

Actualizado:

22/06/2018 04:43h.

Insultar a un rey es lo más fácil y es de cobardes atacar a quien sabes que no va a defenderse. Al independentismo sólo le queda el folclore y la mala educación: lo que sale gratis y no tiene consecuencias penales. Aunque las viudas de España clamen que la aplicación del artículo 155 fue blanda y no sirvió de nada, lo cierto es que desde el 27 de octubre nadie en Cataluña se atreve a saltarse la Ley. Fantasmadas, todas las que se quieran. Pero riesgos concretos, ni uno. La sombra de la cárcel, más que alargada, es penetrante. Y todo el mundo ve cómo los fugados empiezan a pudrirse en el olvido. El independentismo sigue como siguen las cosas que no tienen mucho sentido, con sus añagazas de fin de fiesta para retener a la tropa en la ilusión de que «somos república», pero cada vez más dividido.

A la hora de cerrar la edición de este periódico, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, todavía no había decidido de qué modo iba hacer el ridículo ante la visita real: si no acudiendo a Tarragona, o acudiendo con su lacito amarillo y pronunciando algún tipo de discurso reivindicativo. Esquerra en cambio ha optado por mantener un perfil bajo: el president del Parlament, Roger Torrent, no irá a la inauguración -no era imprescindible su presencia- y el vicepresidente Pere Aragonès, estará el día de la clausura. Los republicanos creen que es poco inteligente que el gobierno de Cataluña no tenga una representación institucional normal en los actos significativos de la vida pública catalana, y le reprochan a Torra que su única política sea la gesticulación.

Puigdemont desde el destierro sabe que su débil llama se apaga y aunque Torra hace lo que puede para que no parezca tan irrelevante como empieza a ser, lo cierto es que la normalidad vuelve poco a poco a la Generalitat: los que con tanta espuma en la boca defendieron el «Puigdemont o elecciones», se pelean hoy entre ellos por ver quién se queda con el cargo de mayor sueldo. Los que prometieron «los últimos presupuestos autonómicos» y «las últimas elecciones autonómicas» son los que más aplicadamente han vuelto al redil regionalista, ávidos de cargo y de salario. Si por cada una de las lecciones que nos dieron les exigiéramos una prenda, quedarían desnudos ante el espejo de su mediocridad.

No cesa el folclore de la impotencia. Pero el Rey sigue siendo su Rey y España su destino en lo universal.

Salvador Sostres.

Articulista de Opinión.
Angel tienes mucha razón, yo salgo mucho con mallorquines, mano a mano te hablan castellano, pero en cuanto tienes una reunión de varios, todos en mallorquín, “y hay me tienes a mi parando la conversación” empiezan en castellano y a los 5 minutos siguen en mallorquín. Y llama mucho la atención como los niños desde que nacen les hablan mallorquín. Los niños nacidos de padres mallorquines, es corriente que con 7 años te hablen ingles y alemán “por su preparación para abrirse camino en la misma isla” ... (ver texto completo)
mari Carmen. Así es la cuestión. Mano a mano no les queda más remedio, pero en cuanto se juntan dos y estás tú por el medio hablan catalán, y al poco tiempo se disculpan y hablan castellano, pero al instante vuelven a hablar en catalán, total, al final, no me entero de nada. Siguen hablando en catalán.

Un saludo.
Anda ya ÁNGEL, lo que me faltaba por oír….. de verdad, a ti te pasa algo últimamente ¡Que disparates dices!

¿Y a los suecos y a los ingleses les hacemos lo mismo?
Angel tienes mucha razón, yo salgo mucho con mallorquines, mano a mano te hablan castellano, pero en cuanto tienes una reunión de varios, todos en mallorquín, “y hay me tienes a mi parando la conversación” empiezan en castellano y a los 5 minutos siguen en mallorquín. Y llama mucho la atención como los niños desde que nacen les hablan mallorquín. Los niños nacidos de padres mallorquines, es corriente que con 7 años te hablen ingles y alemán “por su preparación para abrirse camino en la misma isla” pero el castellano lo entienden fatal, y culturalmente, no tienen ni idea, para ellos España es Cataluña, y Madrid es la ciudad que les quita todo su bienestar.
Saludos Angel
Los catalanes, los vascos, los gallegos, hablando entre ellos estén donde estén se pueden expresar en el idioma que deseen, ¡Estaría bueno!

El resto, los casos que citas es cuestión de educación, simplemente.
MARI. Dime dónde digo yo que no pueden hablar catalán en el resto de España. Digo que saben mejor que tú y que yo el castellano, y debido a que no hablamos catalán, por educación o lo que sea, deberían hablar en castellano, digo deberían y no que no hablen castellano.
No, a los que citas no, porque no hablan castellano. Los catalanes que viene por el resto de España (que no veranean en España) deberían saber que el 95 % de los españoles no hablamos catalán y como ellos saben muy bien el castellano (quizás mejor tú y que yo) debería hablar en castellano que todos nos enteramos y todos sabemos.

¿Disparates? A lo mejor entra dentro de la mala educación de hablar entre ellos catalán y estando uno que no sabe catalán, descuida, que no te hablan en castellano.
Los catalanes, los vascos, los gallegos, hablando entre ellos estén donde estén se pueden expresar en el idioma que deseen, ¡Estaría bueno!

El resto, los casos que citas es cuestión de educación, simplemente.
Anda ya ÁNGEL, lo que me faltaba por oír….. de verdad, a ti te pasa algo últimamente ¡Que disparates dices!

¿Y a los suecos y a los ingleses les hacemos lo mismo?
No, a los que citas no, porque no hablan castellano. Los catalanes que viene por el resto de España (que no veranean en España) deberían saber que el 95 % de los españoles no hablamos catalán y como ellos saben muy bien el castellano (quizás mejor tú y que yo) debería hablar en castellano que todos nos enteramos y todos sabemos.

¿Disparates? A lo mejor entra dentro de la mala educación de hablar entre ellos catalán y estando uno que no sabe catalán, descuida, que no te hablan en castellano.
Triana me encanta como escribe esta mujer, no solo sus artículos si no sus libros
Saludos
(mari carmen). Es una excelente periodista y escritora, una señora en todos los sentidos, me gusta como dice las cosas, o sea, sin tapujos de ninguna clase.

Saludos.
MARI. Si lo hablan entre ellos que lo hablen en Cataluña. En el resto de España tenemos un idioma propio que ellos saben muy bien. Si estás mano a mano con un catalán te hablará en castellano, no le que más remedio, pero si hay varios catalanes, hablan catalán y te... (jodes, Herodes)
Anda ya ÁNGEL, lo que me faltaba por oír….. de verdad, a ti te pasa algo últimamente ¡Que disparates dices!

¿Y a los suecos y a los ingleses les hacemos lo mismo?
Pero si lo hablan entre ellos … ¿Por qué no pueden hacerlo?

Lo principal es que si hablan contigo lo hagan en castellano, todo los demás allá ellos.
MARI. Si lo hablan entre ellos que lo hablen en Cataluña. En el resto de España tenemos un idioma propio que ellos saben muy bien. Si estás mano a mano con un catalán te hablará en castellano, no le que más remedio, pero si hay varios catalanes, hablan catalán y te... (jodes, Herodes)
Del dedazo al gatillo.

La pistola no está cargada con balas, sino con fotos, grabaciones o amenazas. El miedo desempeña un papel crucial.

Isabel San Sebastián.

Actualizado:

21/06/2018 08:28h.
... (ver texto completo)
Triana me encanta como escribe esta mujer, no solo sus artículos si no sus libros
Saludos
MARI. Los catalanes, catalanes, todos, estando en el resto de España, hablan en catalán. TODOS.

Voy a meterme en el tema del cura.
Pero si lo hablan entre ellos … ¿Por qué no pueden hacerlo?

Lo principal es que si hablan contigo lo hagan en castellano, todo los demás allá ellos.
Estira más...........................
Del dedazo al gatillo.

La pistola no está cargada con balas, sino con fotos, grabaciones o amenazas. El miedo desempeña un papel crucial.

Isabel San Sebastián.

Actualizado:

21/06/2018 08:28h.

Todo el debate se resume en esta sentencia inapelable: al final, solo puede quedar uno. O una, que viene a ser lo mismo y resulta bastante más probable en el caso que nos ocupa. El sistema del dedazo, empleado por el PP con mayor o menor sutileza desde 1990 hasta hoy, liquidaba cualquier competencia en origen y ponía directamente en manos del presidente de turno la decisión de perpetuarse o designar a la persona llamada a sucederle. El método del gatillo, que será el utilizado en esta ocasión, es más cruento. En apariencia se trata de transferir a la militancia la capacidad de escoger al nuevo líder entre los candidatos que cuenten con un respaldo mínimo, manifestado en forma de avales. Digo bien en apariencia. En realidad, es una carrera mortal en la que los contendientes no tienen más opción que matar o morir y con frecuencia acaban muriendo, asesinados, después de haber matado a unos cuantos.

Hablo en términos metafóricos, por supuesto. Me refiero a muertes políticas. La pistola empleada en esta lucha no está cargada con balas de plomo, sino con material más difuso, como papel fotográfico, dosieres, grabaciones o simplemente amenazas. La munición principal de esta guerra es la información susceptible de dañar al contrincante. Los participantes en la pugna saben cuáles son las reglas despiadadas de este juego, donde poco protagonismo se deja al honor, la limpieza, la democracia o el mérito. Aquí gana generalmente el mejor armado, que suele ser quien demuestra tener menos escrúpulos y posee mayor capacidad de infundir miedo en el contrario. Porque el miedo desempeña un papel crucial en esta perversa partida. Miedo a ser puesto públicamente en la picota por cualquier asunto pasado oportunamente desenterrado. Miedo a perder tu posición en el aparato local del partido si respaldas con tu firma al candidato perdedor. Miedo al ERE parlamentario que vaticinan las encuestas, agravado por la criba que efectuará el vencedor entre quien haya equivocado la apuesta atreviéndose a plantarle cara.

De los siete aspirantes a relevar a Rajoy, seis se quedarán por el camino y dos ni siquiera han tomado la salida. Núñez Feijóo porque ha renunciado a correr, consciente de que hacerlo implicaba meterse de lleno en un campo plagada de minas, azotado por el «fuego amigo». Cifuentes porque le cortaron las piernas hace apenas unas semanas. Margallo es un combatiente un tanto especial, que no persigue tanto la victoria cuanto la oportunidad de expresar alto y claro su opinión (mejorable) sobre Sáenz de Santamaría. Ésta se las verá realmente con Cospedal y Casado, suponiendo que a él no le ocurra un «accidente» (repito que metafórico) antes de que el 5 de julio se coloquen las urnas en las sedes. Entonces sabremos si el voto secreto ayuda a oxigenar un poco el aire o prevalece, como es previsible, la ley del más malo (o mala).

La batalla, en todo caso, no empezó con la moción de censura y la espantada del censurado, sino mucho antes. Hay quien lleva años haciendo acopio de armamento mientras otros trabajaban duro para ganar elecciones. La ambición que mueve la mayoría de estos hilos no se proyecta sobre el futuro de España o el bienestar de los españoles, sino sobre el control de un partido que Rajoy heredó intacto y hoy está hecho jirones, como lo está, en buena medida, la nación a la que dice servir. En las filas del PP empieza a circular una frase que acaso lleve a más de uno a replantearse la papeleta: «Quienes nos han traído hasta aquí no pueden seguir mandando».

Isabel San Sebastián.

Articulista de Opinión.
En todas partes cuecen habas ÁNGEL, y esas personas que hablándole tú en castellano y siguen en catalán, son lo mismo de intransigentes que los otros, eso es lo que hay que limar.

De paso por favor, explícale a SANFRAN lo de los sacerdotes que yo ya no sé la forma de hacerlo.

Por cierto, la poetisa que estamos estudiando ahora, vive en Gijón y es de Podemos.
MARI. Los catalanes, catalanes, todos, estando en el resto de España, hablan en catalán. TODOS.

Voy a meterme en el tema del cura.
En todas partes cuecen habas ÁNGEL, y esas personas que hablándole tú en castellano y siguen en catalán, son lo mismo de intransigentes que los otros, eso es lo que hay que limar.

De paso por favor, explícale a SANFRAN lo de los sacerdotes que yo ya no sé la forma de hacerlo.

Por cierto, la poetisa que estamos estudiando ahora, vive en Gijón y es de Podemos.