Foro Común


Mensajes de Residencias para mayores enviados por Clara:

PSOE y Podemos pactan exigir investigaciones por los muertos en residencias sólo donde no mandan.
Solo donde hay denuncias. Por cierto La Rioja ha salido inmune. Creo que había tres denunciadas por el PP que nos gobernó antes.
Como se puede ver en el gráfico, a la cabeza van Aragón y La Rioja en fallecidos en residencias.
No me gusta entrar en el tema de los difuntos. Casi me da la sensación de estarles faltando al respeto y menos todavía me gusta que se les use para lanzamiento contra nadie pero expuesto esto digo que. Algo falla como comprenderás si Madrid tiene en su haber la mitad de los muertos de toda España y eso es verdad. Algo falla en el organigrama que usàis.<<< Mira entre toda España 47 millones la mitad en Madrid que solo tiene 6 millones y pico>>>> Os faltan otros baremos como por ejemplo en porcentaje de envejecimiento de la población de esas CCAA. Se ve que eso ya no os interesa porque no salís bien parados. Visto lo visto en algún sitio de vuestras cuentas está el gazapo.
Los 12 días de la “operación Bicho”: el fiasco del plan de Madrid para salvar las residencias
FERNANDO PEINADO|Madrid56
El Gobierno regional encerró a los residentes mayores y encomendó su salud a la hija del ‘privatizador de la sanidad madrileña’, que dirigió un esfuerzo médico insuficiente y caótico

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, recoge del suelo papeles con las supuestas intervenciones de su Gobierno en las residencias de Madrid, el 11 de junio en la Asamblea regional.
El responsable de medicalizar residencias en Madrid admite que la atención fue insuficiente durante semanas
EL PAÍS reproduce con documentos oficiales, comunicaciones internas del Gobierno y declaraciones públicas el drama de los centros de mayores en la Comunidad
La muerte indigna: reconstrucción de la tragedia de las residencias de ancianos en Madrid
Testimonio vivido.

María Félez18 junio, 2020
Cuando Juan Pablo López Mendía volvió de Benín tras pasar como misionero 21 años en África, quizás en su mente buscaba descansar de las emociones fuertes. Las pandemias, la pobreza, el hambre y la muerte han sido una constante en su vida africana y, tal vez por ello, es aún capaz de sacar una sonrisa después de vivir estos días situaciones ante las que cualquiera se derrumbaría.

Pablo no se lo pensó cuando supo que la residencia de La Concepción en Calahorra estaba pasando por malos momentos. Quién sabe, quizás estaba predestinado a vivir en primera línea de batalla lo que el COVID-19 trajo a un rinconcito de Calahorra. A ese rinconcito en el que los abuelos vuelven a sonreír después de pasar por los momentos más complicados de sus vidas.

Suena el teléfono. Es Pablo, son las diez y media de la noche. « ¿Qué tal estás?». «Bien», se le intuye una sonrisa detrás del móvil y empieza a hablar, con sosiego, con tranquilidad. «Han sido días muy duros pero ya está, ya lo hemos pasado, desde hace unos días los abuelos vuelven a sonreír».

La llegada

El viernes 27 de marzo fue algo consciente de la situación que había en la residencia La Concepción y no dudó en llamar a la hermana superiora. «Les pregunté si necesitaban mi ayuda y les dije que yo no tenía ningún inconveniente en bajar y estar con ellas para echar una mano; para darles ánimos. Allí estaba ya el padre Pedro Hernández, le dije que se lo pensase y me llamó el sábado para aceptar mi propuesta», cuenta, como si de aquel 28 de marzo hubiese pasado ya un siglo.

Y allí se presentó. Dispuesto y comprometido a ayudar en todo lo posible. «Mi teoría es que cuando llegué ya estaba toda la residencia contagiada; un 93 por ciento de los residentes han pasado por la enfermedad», subraya. En aquel momento «había dos cosas urgentes que hacer: la sectorización y el problema de personal», recuerda. «La gente llevaba quince días sin dejar de trabajar, estaban dando el 200 por cien y estaban agotados. A lo que hay que sumar que los trabajadores y las hermanas también empezaban a enfermar», explica.

A los dos días enfermó la madre superiora y el misionero tuvo que coger junto a la asistente social las riendas de la residencia. Además, finalmente no fue así, no se descartaba que ella también tuviese que teletrabajar. «Eso hubiese sido más complicado, porque yo el tema de contratos y esas cosas desconocía cómo hacerlo, pero ella iba a estar al pie del cañón desde su casa», cuenta. Cuando él llegó habían fallecido ya tres personas, ninguno con diagnóstico COVID. Luego serían muchas más.

La UME

«Decidí que había que ponerle cabeza al asunto, que estaba muy bien lo del corazón, pero que la razón debía marcar los pasos». Entonces cuadró los horarios de los trabajadores: «Era preferible estar, por ejemplo, tres en cada área y que uno descansase un día que estar cuatro agotados». Llegó el momento de la sectorización. Poner al final del pasillo a los enfermos con prueba confirmada.

«La UME hizo un trabajo excepcional. Sin ellos no hubiese sido posible, ya que había que trasladar camas y colchones de un sitio a otro y realizar una profunda desinfección, venían todos los días», dice de esos militares que llegaron a La Rioja para ayudar en tareas a veces desconocidas por el resto de la población. «El trabajo que hicieron fue fundamental», recalca.

«Sí, han muerto muchos abuelos en la residencia; 21 con PCR positiva en la nuestra, pero nunca nos hemos sentidos abandonados, el Gobierno de La Rioja ha hecho un trabajo fundamental con la residencia. A esas alturas de la pandemia no contábamos con varios trabajadores que estaban ya de baja y entre ellos los tres sanitarios pero eso no se convirtió en un problema porque cada día pasaba un equipo de médicos, bien del centro de salud, bien del hospital, a ver cómo estaban los abuelos», relata.

«Cuando se decidía que había que mandar a alguno a un hospital se mandaba, siempre era una decisión médica», asevera López Mendía. «Hemos tenido residentes que mandaron a los hospitales sin casi posibilidades de salir y que ahora los tenemos ya por casa», celebra.

La falta de material de protección tampoco la ha vivido: «Desde que yo llegué nunca nos ha faltado material de protección. Podías mirar de reojo y pensar que se iba a acabar, pero siempre llegaba otra partida a tiempo», recuerda. El mayor problema fue de personal. «Tuvimos la suerte de que la gente se ofrecía, hubo ofrecimientos del Gobierno regional, de una agencia de empleo temporal, de Cris Roja, de Cáritas, de toda Calahorra… También he de decir que había gente que el primer día te decía ‘mañana no vuelvo’, pero es comprensible, el trabajo era muy duro, hay que estar allí».

La muerte, cara a cara

«Después nos mandaron a un médico ya para la residencia, un chico asturiano que estaba haciendo el MIR que ha sido uno más de la familia y que lo hizo extraordinariamente bien». Porque al fin y al cabo allí han vivido como si se conocieran de toda la vida.»Hay que tener en cuenta que allí había mucha gente enferma de COVID-19, las dos terceras partes de los residentes sin síntomas, y que había de darles de comer, bañarlos… Lo mismo que se hace en una casa con una persona mayor, pero con más de cien», cuenta recordando aquellos días de complicación máxima.

Su paso por África quizás le hace relativizar la dureza de la enfermedad. «Lo de África es otro tema, allí la vida y la muerte penden de un hilo cada día. Allí un día estás vivo y al siguiente estás muerto, pero no solo por una enfermedad, sino por infinidad de cosas», explica. «Esta sociedad está poco acostumbrada a mirar de frente a la muerte; cuando llega la convertimos en un drama y, al fin y al cabo, la muerte es parte de la vida», reflexiona.

Desde el epicentro de la enfermedad en Calahorra también se han sentido apoyados por el Consistorio. «Carmen Vea (la edil de Personas Mayores) llamaba cada día, para ofrecernos su ayuda, para preguntar cómo estábamos», recuerda, agradeciendo esa constante preocupación.

«El peor incendio estaba en los pasillos»

No fue fácil tomar decisiones, pero había que hacerlo. «Cuando nos hicieron los test serológicos tuvimos que volver a confinar a los abuelos que habían dado positivo, aunque intuíamos que muchos lo habían pasado hacía semanas porque esos primeros test no diferenciaban entre anticuerpos de de infección actual o de infección pasada», explica Juan Pablo López Mendía. Cuenta que «fue difícil explicarles que teníamos que volverlos a meter en las habitaciones y que no podían salir durante otros veintiún días más. Alguno me preguntaba: ‘ ¿Y si hay un incendio en la habitación, por dónde salimos?’ No eran conscientes de que el peor incendio estaba en los pasillos», dice. «Yo no viví la guerra, pero ni siquiera allí hubo tal confinamiento, nos contaban otros mayores. Era difícil explicarles lo que estaba pasando fuera y era difícil entenderlo sin poder verlo», subraya.

Que hace unas semanas pudiesen verse unos y otros fue la mayor alegría, hasta la llegada de los familiares. «Está siendo maravilloso verlos volver a recibir a sus familiares, algunos creían que fuera la gente estaba haciendo vida normal, por mucho que les dejamos nuestros móviles para hacer videollamadas. Luego llegaron dos tablets y ellos mismos se lo contaban o lo veían por la tele; seguían pensando que sólo eran ellos los que estaban encerrados», cuenta recordando la labor psicológica que se tuvo que hacer. «Esa labor también había que hacerla. En África había gente que se ponía enferma de tristeza; cuando la cabeza te dice que no, al final el cuerpo tampoco te responde y termina enfermando», asegura.

El lugar «más seguro de Calahorra»

En la residencia de la Concepción no hay miedo al rebrote. «Ahora este es el sitio más seguro de Calahorra. Nosotros sí tenemos inmunidad de rebaño, ya que el 93 por ciento de los abuelos han pasado por la enfermedad. Si hay rebrote nosotros prácticamente no lo notaremos, además ahora conocemos todos mucho más de la enfermedad que cuando entró en nuestras vidas», sostiene.

¿Se puede aprender algo de todo esto? «Siempre se aprende algo de todo. Yo he aprendido a ver lo maravilloso de las personas que han pasado estos días por mi vida: las Hermanitas, los trabajadores, las enfermeras, los propios abuelos… Qué vidas tienen, cuántas cosas buenas han hecho, sus familias, la gente ha dado mucho más de lo que debía y de lo que podía, debemos quedarnos con eso. Dios siempre hace algo maravilloso en cada uno de nosotros».

Lo maravilloso sin duda ha sido tener a gente así de capacitada colaborando en aquellos rinconcitos el los que el virus entró sin manual de instrucciones y que, con cabeza pero también con mucho corazón, han conseguido que las muertes de muchos hayan sido lo más dignas posibles y también que han salvado a la mayoría de las personas. Quizás por eso Juan Pablo sonríe, porque la vida sigue para la mayoría.
Iglesias miente: el Gobierno nunca aprobó 300 millones para las residencias.
Algunas comunidades como Valencia, gobernada por PSOE, Unidas Podemos y Compromís, no han destinado ni un solo euro a los centros de mayores.
Debe ser que se lo dio todo a Madrid
MADRID

La rebelión contra el hospital de una directora de residencia: “esto es sentenciar de muerte a la gente y no lo pienso permitir”
Lidia Sánchez envió el 9 de abril al centro de Alcorcón un escrito de desobediencia “por obligación ética”, tras semanas viendo morir a mayores sin atención médica
La enfermera Ester García posa con una fotografía de su padre, Galo García, en Móstoles.

FERNANDO PEINADO
Madrid - 14 JUN 2020 -
Antes de plantarle cara al hospital, la directora Lidia Sánchez llevaba semanas viendo morir a decenas de residentes a los que conocía desde hacía años. Lo contó en correos que enviaba a las familias de la residencia Amavir Alcorcón a principios de abril y que se leen como el parte de una guerra. El centro había quedado a merced del virus y como otros hogares de mayores de la Comunidad de Madrid sufrió durante días el bloqueo de las derivaciones a su hospital de referencia, en este caso el Hospital Universitario Fundación de Alcorcón (HUFA).

El email de su insubordinación, del jueves 9 de abril, está cargado de rabia y desesperación. Se había enterado de que las Urgencias habían quedado casi vacías, pero le acababan de comunicar que la solución para una residente enferma era tranquilizarla con medicación, sujetarle las manos para ponerle oxígeno y alimentarla a base de pastillas. Era demasiado para alguien que llevaba días llamando personalmente a hijos y nietos para darles las peores noticias.

Sánchez lanzó un ultimátum. O mandaban ambulancias para recoger a sus residentes, o no le quedaría otro remedio que pedir a las familias que fueran a recoger a sus abuelos en coche para llevarlos ellos mismos a Urgencias. A los familiares les explicó que era “su obligación ética” y les adjuntó el mensaje que había enviado al hospital y que ha sido remitido a este periódico por el yerno de un residente.

"Buenas tardes:

Llevo semanas viendo cómo los residentes morían en nuestro centro sin atención hospitalaria, sin los medicamentos específicos para coronavirus porque había desabastecimiento. Sin derivaciones hospitalarias porque los hospitales estaban colapsados.

Entiendo la situación en ese momento pero ahora NO, no la entiendo ni pienso quedarme viendo cómo tengo residentes con positivos, gente todavía sin prueba y con sintomatología respiratoria, que voy a seguir viendo morir.

Me niego, lo siento, viendo cómo las urgencias del HUFA están vacías y camas suficientes para atender a personas, y lo que yo tengo aquí son personas, mayores pero personas, y no se merecen morir en una residencia sin la atención que se merecen, ya no hay nada que justifique que cada una de las personas que siguen aquí reciban la atención que necesita.

Si no se toman medidas YA, voy a tomar otras medidas, si tengo que llamar a las familias para que vengan en sus coches y cojan a su familiar y se presenten en el hospital lo voy a hacer.

Os voy a pasar un listado de personas que deben en este momento recibir atención hospitalaria, si en un tiempo razonable a lo largo del día de hoy no vienen ambulancias a buscar a mis residentes empiezo a llamar familias.

No me parece bien que el hospital me diga que suba dosis de tranquilizante y sujete para poner un oxígeno, me den un tratamiento en pastillas para gente que no come, esto es sentenciar de muerte a la gente y no lo pienso permitir. No es normal que exista tratamiento intravenoso y nos den pastillas, con gente con disfagia, que no come... sabiendo que ese tratamiento es tirado porque es imposible darlo.

Os voy a dar un listado de todos aquellos precisan atención hospitalaria en este momento".

Era el aviso de hartazgo de una persona que es descrita como muy comprometida por sus conocidos. Sánchez lleva 11 años trabajando en la residencia del grupo Amavir en el municipio del sur de Madrid. El primer mes de la pandemia, el más duro, lo pasó trabajando con su equipo 12 horas al día para proteger a los 177 mayores, sin apenas recursos o ayuda externa. Un domingo, le tocó comprar 300 mascarillas por 585 euros en una farmacia de Alcorcón, según contó al periódico digital Alcorconhoy. com. “Cuando salí me puse a llorar, me temblaban las piernas”, relató el 19 de marzo, cuando el virus aún no había matado a nadie en su centro.
Pues hijo qué suerte tienen en tu pueblo. Parece que vives en Rumanía con esos precios.
Yo lo que conozco quitando algunas monjitas que más bien trabajan por caridad, son residencias públicas de cerca de mil € o privadas desde 1800 hasta 3000.
De verdad Frenpoca. ¿Tú lees lo que escriben los foreros sobre el tema que rebates sin ningun conocimiento de lo que hablan y por lo tanto sin acierto?
Te he puesto en mensajes anteriores las disposiciones de Castilla La Mancha exactas que están en vigor.
Nadie ha dicho que haya médicos permanentes, en ninguna residencia de ancianos española los hay. Es un absurdo. Todo está reglado. Si quieres saber las obligaciones que hay puedes echar un poco atrás en mis post o mirarlo por tí mismo.
En Madrid no hay ya ninguna obligación de tener mèdico y en Castilla León se va anulando esa obligación poco a poco y la previsión de la Comunidad es que en el 2024 se haya anulado totalmente.
Un médico no necesita estar las 24 horas del día con un enfermo para hacerle seguimiento. Pero una residencia que lo tenga, en casos de estos creo que es muy muy útil, sobre todo para evitarles los sufrimientos.
Una residencia que no tuviera ningún médico no tenía acceso ni a sedantes ni a paliativos porque solo los médicos lo tienen.
Bueno pues eso. Queda claro que tienen mèdico en Castilla La Mancha

Hay en CCCAA en las que no lo hay como Madrid y mira en Castilla León lo están quitando.

<<<<<La Junta de Castilla y León publicó el pasado 31 de julio el decreto por el que se regula el funcionamiento de los centros asistenciales en la comunidad. Entre las principales novedades, regula la presencia de personal médico en las residencias, suprimiendo de forma gradual (hasta el 2024) la obligatoriedad de contar con ellos en los centros>>>>>

Yo creo que ya lo tenemos claro En las residencias públicas no pueden variarse estas cosas por las CCAA.

Los médicos aunque no estèn todo el día conocen y saben las condiciones sanitarias de todos sus pacientes por lo tanto pueden decidir mejor sobre ellos y tambièm saben más sobre pandemias y podían tambièn asesorar mejor a los trabajadores y a las direcciónes de las empresas.
Cuando dices que las residencias privadas tienen más atención y más personal por anciano que en las Públicas no estás siendo nada objetivo. Te lo aseguro.

Mira los sindicatos dicen sobre las libertades que se están dando en Castilla León esto
<<<<<El sindicato ha advertido que "el objetivo" parece ser "beneficiar exclusivamente a la residencias privadas, porque consiguen una reducción de su personal sanitario, consiguiendo un gran ahorro y descargando la asistencia en el sistema público", que se verá sobrecargada>>>>>>>>

LAS RESIDENCIAS PRIVADAS tienen un objetivo GANAR LA MAYOR CANTIDAD DE DINERO POSIBLE.
I.- DISPOSICIONES GENERALES
Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales CASTILLA LA MANCHA.

Orden de 04/06/2013, de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales, por la que se modifica la Orden de
21/05/2001, de la Consejería de Bienestar Social, por la que se regulan las condiciones mínimas de los centros
destinados a las personas mayores en Castilla-La Mancha. [2013/7109]
La Orden de 21 de mayo de 2001 determina las condiciones mínimas que deben cumplir los centros destinados a la
atención de las personas mayores en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha y las condiciones de acreditación
de los mismos.
El II Plan de Atención a las Personas Mayores, como instrumento fundamental para la adecuada planificación de la
política de atención a las personas mayores, contempla entre sus objetivos la necesidad de alcanzar un adecuado nivel
de calidad en los centros y servicios sociales a ellas destinados.
La evolución que ha experimentado con ese objetivo la atención a personas mayores, razones de eficiencia en la gestión
económica de los centros residenciales y determinar la cualificación profesional que debe tener la persona que ejerza
las funciones de dirección en los centros, así como la del personal que preste servicios en los mismos hacen necesaria
la modificación de esta Orden.
Asimismo, se han tenido en cuenta los cambios normativos que en materia de accesibilidad se han producido a partir
de la Ley 51/2003, de 2 de diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las
personas con discapacidad, así como por la normativa técnica recogida fundamentalmente en el Código Técnico de la
Edificación y en el Real Decreto 393/2007, de 23 de marzo, por el que se aprueba la Norma Básica de Autoprotección
de los centros, establecimientos y dependencias dedicadas a actividades que puedan dar origen a situaciones de emer-
gencia.
En base a ello y en virtud de la competencia atribuida en el artículo 23.2. c) de la Ley 11/2003, de 25 de septiembre, del
Gobierno y del Consejo Consultivo de Castilla-La Mancha, en relación con el Decreto 98/2012, de 19 de julio, de estruc-
tura orgánica y competencias de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales y la disposición final primera del Decreto
60/1991, de 7 de mayo, sobre autorización y acreditación de centros y establecimientos de servicios sociales,
Dispongo:
Artículo Único. Modificación de la Orden de 21 de mayo de 2001, de la Consejería de Bienestar Social, por la que se
regulan las condiciones mínimas de los centros destinados a las personas mayores en Castilla-La Mancha.
La Orden de 21-05-2001, de la Consejería de Bienestar Social, por la que se regulan las Condiciones Mínimas de los
Centros destinados a las Personas Mayores en Castilla-La Mancha, queda modificada como sigue:
Uno. Modificación del artículo 4.
Se da una nueva redacción al artículo 4, quedando redactado como sigue:
“Artículo 4. Tipologías de centros.
Los centros destinados a la atención de personas mayores que se regulan en la presente Orden se clasifican de la
siguiente forma:
4.1. Residencias de mayores:
Minirresidencias: hasta 45 plazas.
Residencias de tamaño medio: entre 46 y 80 plazas.
Grandes residencias: más de 80 plazas.

Puede buscarlo el que quiera.
COPI PEGA.

Las residencias de más de 45 plazas contarán con la presencia física de un médico 5 horas a la semana, que se irá
incrementando en 1 hora semanal por cada 10 residentes o fracción, hasta las residencias de 119 plazas.
Las residencias de 120 plazas o más contarán con 17 horas semanales de presencia física de un médico, incremen-
tándose en 8 horas semanales por cada 20 usuarios o fracción.
2. Diplomado o Graduado universitario en enfermería.
Las minirresidencias contarán con 20 horas semanales de presencia física de un enfermero.
Las residencias de tamaño medio contarán con un total de 40 horas semanales de presencia física de un en-
fermero.
Las grandes residencias de más de 80 plazas contarán con un total de 40 horas semanales de presencia física de
un enfermero, que se irá incrementando en 20 horas semanales por cada 40 usuarios o fracción.
3. Auxiliares/Gerocultores.
Todas las residencias contarán con el personal adecuado para la atención directa y continuada de los usuarios du-
rante las veinticuatro horas del día en función de los turnos que se establezcan.
El personal que preste servicios como auxiliar/gerocultor en las residencias de mayores dispondrá de la cualificación
profesional de Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales. A tal efecto, se consi-
derará las titulaciones de FP de Técnico de Cuidados Auxiliares de Enfermería, de FP de Técnico en Atención a
Personas en Situación de Dependencia y del Certificado de Profesionalidad de Atención Sociosanitaria a Personas
Dependientes en Instituciones Sociales, o títulos o certificados equivalentes.
Todas las residencias contarán con, al menos, un auxiliar/gerocultor por cada seis residentes dependientes o frac-
ción. En caso de personas no dependientes, existirá al menos un auxiliar/gerocultor por cada quince usuarios o
fracción.
El turno de noche debe contar con al menos dos auxiliares/gerocultores.
8.3. Personal que no sea de atención directa.
El personal propio o concertado que garantice los servicios necesarios para el correcto funcionamiento del centro
y sus instalaciones, como administración, cocina, limpieza, lavandería, mantenimiento y recepción, se determinará
de manera que el centro cuente con el número de personas que sean necesarias para la prestación de tales servi-
cios.
Se deberá garantizar un sistema de gestión de calidad para dichas áreas, cumpliéndose en todo caso con los com-
promisos y los indicadores de calidad establecidos en la Carta Marco de Servicios para las residencias de mayores
de titularidad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.
8.4. Personal específico en residencias que presten servicio de estancias diurnas:
1. Un terapeuta ocupacional por cada 50 usuarios o fracción. En función de las características de los mismos, parte
de la jornada podrá ser desempeñada por un fisioterapeuta.
2. Un auxiliar/gerocultor con la cualificación profesional anteriormente establecida, por cada 12 usuarios o fracción.
Cuando el servicio de estancias diurnas se destine a la atención de personas con demencia, se dispondrá de un
profesional por cada 10 usuarios o fracción.
8.5. Servicios.
En todas las residencias deberán garantizarse, al menos, los siguientes servicios:
1. Alojamiento, cuidados personales y alimentación.....
HE DICHO MUY CLARO QUE LAS CCAA deciden.
Mira lo que he encontrado sobre Castilla León. Me extraña que la pública en Castilla La Mancha no tenga mèdico que la visite. No tiene por qué tener todo el día.
No te voy a llevar la contraria, pero voy a buscar un poco más.

Médicos en las residencias: ¿opción u obligación?

Martes 10 de octubre de 2017
A+a-

La obligación de disponer de un médico en las residencias vuelve a dividir al sector. Unos creen que es imprescindible, mientras otros lamentan la dificultad para encontrar profesionales en el ámbito rural. Castilla y León está suprimiendo de forma gradual su obligatoriedad.

La Junta de Castilla y León publicó el pasado 31 de julio el decreto por el que se regula el funcionamiento de los centros asistenciales en la comunidad. Entre las principales novedades, regula la presencia de personal médico en las residencias, suprimiendo de forma gradual (hasta el 2024) la obligatoriedad de contar con ellos en los centros.

Una medida que ha sido muy bien acogida entre los empresarios del sector, debido sobre todo a la dificultad que tienen las residencias de esta Comunidad para encontrar médicos, sobre todo del ámbito rural. Según Diego Juez, presidente de la Federación de Castilla y León de residencias de la Tercera Edad, ACALERTE, “la gran diferencia de este decreto es la libertad que da a las residencias para escoger a los profesionales que trabajen en ellas. La anterior normativa nos obligaba por ejemplo a tener un 20% de la jornada a un fisioterapeuta, un 30% un terapeuta ocupacional, o un médico una hora de lunes a domingo. Lo que ahora nos permite es elegir el perfil del profesional de acuerdo a las características de los residentes, de tal forma que cada centro podrá especializarse ofreciendo una atención determinada adaptada a las necesidades de los residentes”.

Pese a esta liberalización, señala Juez, “la mayoría de las residencias tienen médico y no se plantean prescindir de ellos, pese a la dificultad de encontrar facultativos que quieran trabajar en nuestras residencias, particularmente en las del medio rural. La media de las residencias de Castilla y León es de 60 residentes, muchas de ellas están situadas a 70 km de una gran ciudad, y es difícil encontrar un médico para media jornada. El que tiene la obligación de dar este tipo de atención es el Servicio Público de Salud, si este tiene dificultades para encontrar médicos para trabajar en un pueblos ¿nosotros como residencias vamos a tener la obligación de tener uno? No tiene ningún sentido”.

De opinión contraria es el sindicato de enfermería Satse, que ha impugnado el decreto argumentando que "empeora la atención de los residentes", ya que elimina la distinción entre válidos y dependientes "cuando no es lo mismo la atención sanitaria que precisan unos y otros", ya que los segundos requieren más que los primeros, que generalmente van a las residencias por motivos sociales. Además, se deriva a los centros de salud los cuidados sanitarios, "cuando no hay nada regulado al respecto", lo que repercutirá negativamente en la enfermería de Atención Primaria, a la que añade más trabajo, y se "saturará la asistencia en los centros de salud".

El sindicato ha advertido que "el objetivo" parece ser "beneficiar exclusivamente a la residencias privadas, porque consiguen una reducción de su personal sanitario, consiguiendo un gran ahorro y descargando la asistencia en el sistema público", que se verá sobrecargada
La culpa de too como siempre la tiene la DERECHA.
Es una coletilla muy tonta. Hay que decir algo más para llegar a ganarte el aprobado justito en tu comentario.

En las residencias de ancianos Es obligatorio y hay ratios sobre personal que no se pueden traspasar. Las residencias públicas están mejor atendidas a ese respecto. Al principio todas las residencias tanto las públicas como las privadas tenían las mismas obligaciones hasta que las privadas y públicas pasaron a manos de las CCAA. Tanto cambió, que en algunas CCAA como por ejemplo en Madrid, en esta pandemia ya carecían de la obligatoriedad de tener médico para los residentes en la privada. y cómo no, las residencias privadas son empresas con ánimo de lucro. Ya nos imaginamos lo que ha pasado. Pues eso que ninguna residencia privada aunque tenga plazas concertadas tenía médico en Madrid. Así son las cosas y así nos han pasado y con toda la razón. Yo creo que solo la presencia de un mèdico hubiera cambiado muchísimo la cantidad de muertos en nuestras residencias de ancianos. Los médicos hubieran tomado unas medidas mucho más efectivas contra la enfermedad a pesar de no haber tratamiento, ni EPIS ellos hubieran orientado a los cuidadores y a la dirección en las actuaciones.
Tampoco podemos olvidarnos de que hoy día la mayor parte de los ancianos que son ingresados en las residencias (ley de dependencia) son ancianos con muchos problemas de salud o de gran dependencia y que problablemente no soportarían un respirador. Los médicos deberían ser los que decirían, como hacen siempre y todos los días lo que a cada enfermo le conviene, no las CCAA como parece ser que ha pasado en Madrid, además de no tener médico propio.
Otra cosa que se nos olvida es que el covid 19 todavía no tiene tratamiento realmente efectivo para su curación y al principio los médicos andaban a ciegas en todos los sitios, trataban los síntomas y los enfermos con ciertas patologías, daba igual que estuvieran en el hospital que en sus casas que en residencias tenían muy pocas oportunidades de vencer la enfermedad. Así que simplemente el que las residencias de ancianos tuvieran su médico hubiera evitado mucho sufrimiento a nuestros ancianos y probablemente muchos contagios y muchos muertos.
Yo creo que con lo caras que son las residencias privadas ya podía obligarse a tener mèdico sin que se les suba el precio a los ancianos
Clara. Los. partidos políticos buscan cualquier causa para tirar a su contrario
Rajoy fue a pique por una moción de censura...
Hay maneras y maneras. El PP convierte su pérdida de gobierno, lo pierda como lo pierda en una guerra y en un enfrentamiento de la ciudadanía. Ha pasado todas las veces lo mismo. Nunca se ha llegado tampoco a ningún acuerdo de Estado gobernando la izquierda. Yo creo que no quiere que el PSOE se apunte ni un tanto aunque pierda mucho España.
Intenta recordar uno. No hablo por hablar. Busca y me dices alguno
Esta vez Ángel ha sido la repera, ni siquiera ha ayudado a España en unos intereses muy importantes para nuestro país, tanto como que son de vida o muerte. Si no quieres ver esto no sé para dónde miras.
Parece que la CAM lo ha hecho muy bien según dicen los geriatras, hasta que ha llegado Pablo Iglesias y se ha puesto al mando:
Divinamente. La mitad de todos los muertos de España.
Qué vergüenza. En Madrid se ha quitado la obligación de tener médico propio en las residencias privadas tambièn a las que tienen plazas concertadas con la pública. No he visto mayor error en mi vida ante esta pandemia.

Yo creo que las residencias privadas son lo suficientemente caras, carísimas diría yo, como para decidir que no haya todos los días médico para atender a los ancianos solo para ganar más dinero. Ni una, como es natural si les dejan, ha optado por seguir pagando médico. Solo con esto es suficiente para que los geriatras que han elogiado las residencias de Madrid queden automáticamente desprestigiados.
Estoy segura de que si las residencias de ancianos hubieran tenido sus médicos particulares, no nos hubiera pasado lo que nos ha pasado.

Ante la derecha por coherente que sean las respuestas se pierde el tiempo inexorablemente, la cabeza está dedicada a tirar al gobierno sea como sea, el pensar y el deducir lógicamente sobra. Da igual lo irracional que resulte siempre hay tontos que no piensan y se dejan adoctrinar.

Las residencias, tanto públicas como privadas dependen de las CCAA lo que pasa que los ratios de personal y de leyes para las públicas las CCAA no las pueden cambiar. Son las mismas en toda España.
¿Que qué ha pasado? Pues que se ha ido a peor en todas las privadas. Su objetivo es el dinero.
El Gobierno prohibió a las residencias que las familias sacasen a sus mayores contagiados en pleno colapso.
El Ministerio de Sanidad también suspendió "todas las visitas a los centros sociosanitarios" en la última semana de marzo, cuando la pandemia estaba en plena explosión.
Jo! Pobres ancianos madrileños. La muerte es muchísimo peor.
La mitad de las muertes en residencias españolas están en Madrid.
Recibe el alta el último paciente ingresado en la UCI en La Rioja
"La Rioja está superando la enfermedad", ha asegurado la presidenta del Gobierno, Concha Andreu
La orden la dio el gobierno central, y como dices habría que encarcelarlo al completo, aquí tienes publicados los documentos de esa orden:
¿Tú has leido ese documento? Eso es lo que nuestra autoridad médica, nuestros médicos, hacen diariamente en nuestra sanidad. Todo se deja a su decisión y a su criterio.
No merece la pena nunca y menos en estos momentos que incluso por caridad cristiana alarguen una semana o unos días la vida de ningún ser humano sometièndolos a un sufrimiento infructuoso.
Yo conozco a unos cuantos mayores en La Rioja y en Aragón que han sido hospitalizados, atendidos y sanados con muchos màs de 80 años.
Tú sabrás dónde es donde no se ha hecho. Ellos son, con sus nombres y apellidos los que deben ser denunciados.

Vuelve a leer el documento y agudiza tu inteligencia para que no vuelvas a decir sandeces. En vez de el escrito de tus articulistas deberías poner directamente el documento para que lo leyeramos y cada uno y lo interpretemos. La mayor parte de los españoles, gracias al avance cultural somos capaces de comprenderlo.
De todas las maneras, es de agradecer que esta vez hayáis añadido el documento.
Estás muy nerviosa, deberías tomarte algún relajante, no te veo bien, cuídate que lo que estás haciendo no te sienta bien para la salud. ¿Donde están mi insultos que no los veo por ninguna parte?
La mentira es mucho peor y es el mayor de los insultos porque es calumnia. Parece mentira que tú tan listo que te crees, vuelvas a preguntar lo que ya te he contestado.
Comprensión lectora necesitas.
No insultes, contrólate que estás muy nerviosa.
Eres tú el que insultas mintiendo. Tú sabes igual o mejor que yo porque se hizo públicamente, cuando cogió el mando Iglesias y lo que se empezó a hacer y se ha seguido haciendo en las residencias desde entonces, tú sabes que eso nos ha supuesto el principio del fin de tanto sufrimiento y del arreglo del problema. Sin embargo sigues propagando mentiras y por lo tanto calumnias.
Eres tú el que debes estar nervioso, tú sabrás cuando y por qué te ves obligado a calumniar y mentir, no yo. Decir la verdad es obligatorio para cualquier persona de bien ante tanta ignominia.
Ahí tenemos al máximo responsable desde que asumió el su mando único.
Da igual con vosotros, la irracionalidad os domina.
Tú sabes perfectamente que hasta que no se cedió el mando de las residencias a Iglesias no se cogió el toro por los cuernos.
Entonces entró la UME a controlar, a desinfectar y trasladar y separar a los anciamos infectados. En resumidas cuentas que no se hizo nada hasta entonces. Ayuso incluso aseguró que no se habìa enterado. Eso lo oímos todos. Ya se han hecho PCR a todos los integrantes, tanto ancianos como cuidadores, se les ha provisto de EPIS, se ha separado a los enfermos de los sanos etc etc. Es más, aquí en La Rioja ya se ha decidido que las residencias públicas se gestionaràn a partir de ahora por la Comunidad Autómoma. Ha quedado de manifiesto además que en las públicas, los trabajadores cobran con la misma categoría 600 € más. Seguramente el sueldo de nuestros trabajadores forma parte de los beneficios de las gestiones privadas.
Vuestros argumentos se caen por su peso pero os da igual quedar por idiotas con tal de echar la culpa a quien no la tiene. Vuestro cerebro se confunde.