Foro Común


Mensajes de Muchos Pensamientos y algunas reflexiones enviados por Clara:

Manipulación.

¿Cómo detectar que estás siendo víctima de la manipulación?
Hay veces que estamos tan ciegos dentro de una relación que no somos capaces de detectar señales claras de manipulación. Amamos tanto a la pareja, queremos de forma incondicional a los hijos, valoramos muchísimo las relaciones de amistad o nos sentimos tremendamente agradecidos con nuestros padres, tanto, que somos incapaces de ver la relación con objetividad y lo justificamos todo.

Incluso cuando desde fuera nos avisan y nos dicen que tengamos cuidado, que abramos los ojos seguimos buscando excusas para proteger al otro. Uno es libre de elegir el tipo de relación que mantiene con los demás. Pero sería bueno conocer cuáles son esas señales fruto de la manipulación para poder decidir si la relación es sana o es abusiva. Reconocerla como dañina no supone tener que romperla en todos los casos. A veces basta con establecer unos límites que nunca has puesto y decirle al otro qué esperas de él o ella y de la relación.

Así que abre los ojos y decide:

Te piden que hagas cosas en contra de tus deseos. Te piden que los acompañes a una cena que no te apetece, que participes en aficiones que a ti no te gustan, que salgas de compras cuando no lo deseas. A sabiendas de que no te gusta, te ponen en un compromiso.

Utilizan el chantaje emocional. “Anda, es que me da pereza ir solo”, “ ¿Vas a salir a correr? ¿Es que no quieres estar conmigo? Últimamente no me dedicas nada de tiempo”. Con este tipo de comentarios buscan que te sientas mal, que dudes de ti y pienses que estás siendo egoísta o desconsiderado, de tal manera que decidas abandonar y dedicarles el tiempo que te exigen.

Provocan que desconfíes de ti y que te sientas inseguro. “Te estás equivocando, tomar esa decisión es un error”. Cuando tratas de tomar decisiones que van en contra de las decisiones que tomarían otros, las personas manipuladoras buscan desacreditarte, meterte miedo, que desconfíes de la decisión que estás tomando y que no quieras responsabilizarte de tu fracaso. Cuando las personas nos sentimos inseguras, solemos no tomar decisiones. Y así los manipuladores ganan.

Aprovechan su talento verbal. Tienen una capacidad comunicativa por encima de lo normal. Siempre tienen un argumento mejor que el tuyo para convencerte de que su postura es la correcta. Pero incluso teniendo mejores argumentos o teniendo la razón, no tienes por qué ceder. A veces necesitas experimentar por ti mismo, incluso cuando eso te lleve a cometer un error. Si tus padres insisten e insisten en que lo que vas a estudiar no tiene salidas, que te morirás de hambre, que dónde vas a ir haciendo bellas artes, puede que tengan razón, puede que sea una salida profesional con menos oportunidad de empleo. Pero tú puedes ser un apasionado y ser brillante en lo tuyo, y querer tener la oportunidad de vivir tu pasión. Nadie puede hacerte cambiar de opinión si estás convencido de lo que deseas.

Pueden ser cariñosos, excesivamente atentos, todo, buscando tu debilidad. Nos cuesta decir que no cuando alguien se pierde en elogios, cuando nos reconocen algún logro o virtud, y aprovechan la situación para pedirnos algo a cambio. Se llama elogio manipulativo y es típico de hijos a padres, de padres a hijos y en la pareja.

En el nombre del amor. “Si me quisieras de verdad no cogerías ese puesto de trabajo”. Esto ya lo dice todo. Condicionan el amor y el querer a las decisiones que tomas.

Te aíslan. La persona que desea algo de ti, pero que en principio no lo consigue, puede decidir estar de morros, no hablarte y hacerte el vacío. Con ello trata de mostrarte su enfado y castigarte por no haber accedido a sus deseos. Muchas personas que no soportan los conflictos terminan en estos casos cediendo, porque es la única manera de evitar el enfado del otro. Pero cada vez que realizas este tipo de concesiones, refuerzas la conducta manipuladora de la otra persona. Establece qué tipo de cosas o decisiones son innegociables, y por mucho enfado que tenga la otra persona, no cedas.

La manipulación te hace sentir indefenso, pequeño, sientes que te ningunean y no te tienen en cuenta. Ponerle freno es cosa tuya más que del otro.

Saludos
Kant: La ignorancia produce monstruos.
Saludos.
CLARA. ¿Y qué tiene que ver eso con lo otro? ¡Jo!
Nada Ángel, nada.
Estamos en el apartado de muchos pensamientos y algunas reflexiones.
Saludos.
Tu madre es la única persona que te transporta nueve meses en su vientre, tres años en sus brazos y toda la vida en su corazón.
Saludos
MARI. Pienso que no es para tanto. Hay casos, pero son los menos.

En efecto, cada cual ve los toros de una forma. Es como el agua mansa, no sabes en que dirección va.
Acabo de ver en el paìs vasco menifestaciones de los pensionistas, en las noticias de la 3.
Te informo
Saludos.
Clara. No veo nada nuevo. El caso que representas es común a un mínimo de mujeres, así que no me gusta.
No te digo nada Ángel, lecciones las mínimas. Tú verás.
Yo sé por qué lo hace Triana pero lo tuyo no lo entiendo.
Saludos.
Totalmente cierto lo que dice la doctora, todos conocemos casos de amores destructivos, que a sabiendas de que no es correcto ni tan siquiera ético lo que se hace, es imposible poner remedio, y acaba con la destrucción y la anulación de la persona si ésta no es capaz de salir de ese círculo tóxico y corrosivo.

Estupendo artículo CLARA.
Gracias Mari.
Saludos.
Para dormirse. Zum, zum, zum...
Pues no sé por qué lo dices Ángel. Muchas de las mujeres maltratadas adolecen de ese mal.
¿Crees que este articulo podría haberse hecho divertido?
No le veo la gracia al asunto por ningún sitio.
Saludos.
¡Anda que el mamotreto que nos has "colgado" de la Dra. NANCY ALVAREZ, ¡tienes cada cosa!
No le tengo ningún cariño a Nancy. Puedes seguir dicièndole lo que te parezca.
Saludos.
No, si lo digo por lo que tu dices cuando los demás ponen los "mamotretos" según tus comentarios, no te fíes mucho de la NANCY, ¡madre que cosas lees!
No, es que yo siempre digo por qué me parecen mamotretos y no suele ser por su esxtensión sino por su contenido.
A mí esa reflexión psicologica me parece interesante y creo que no daña a nadie. Eso es importante.
Analiza.
Saludos.
¡Anda que el mamotreto que nos has "colgado" de la Dra. NANCY ALVAREZ, ¡tienes cada cosa!
No te gusta? Puedes hacer tus alegaciones. No vale no opinar sobre el contenido.
Anda hombre! Intèntalo, por una vez pon parte de tu corazón.
Saludos.
CUANDO AMAR DEMASIADO ES UNA ENFERMEDAD

¿QUÉ ES UNA RELACIÓN ADICTIVA?
Una relación que nos hace daño, que compromete negativamente nuestra salud física y emocional y de la cual, a pesar de querer, no nos podemos liberar.
Del mismo modo que una persona se vuelve adicta a una sustancia, necesita y tolera cada vez más cantidad de dicha sustancia para poder sentirse bien y “funcionar”, los “adictos al amor” soportan mucho sufrimiento en las relaciones que establecen.

¿CÓMO ES UNA RELACIÓN ADICTIVA?
En las relaciones adictivas comienza a confundirse al amor con “obsesión“. Esta adicción puede ser a alguien en particular, a una serie de hombres o mujeres, o a la búsqueda de una pareja (en caso de no tener una relación).

Por lo general, se sienten atraídas por personas incapaces de formar una pareja “sana”. Eligen una y otra vez (porque se trata de una elección) a personas incapaces de comprometerse afectivamente, sujetos que son emocionalmente inaccesibles.

Los adictos al amor interpretarán todos estos rasgos como señales de que esa persona está necesitada e intentará ayudarle, salvarle, curarle o cambiarle con el “poder de su amor”.

En esto radica el punto de partida y la posterior dinámica enfermiza de la relación. Dinámica que se caracteriza por la dependencia mutua (adicción).
Hay en estas relaciones dramatismo, caos, excitación, sufrimiento, algunas veces un alto voltaje de erotismo y sexualidad”.[1]

A estas personas se les llama co-dependientes y se caracterizan por:

Ponerse en último lugar: realizan todos los sacrificios posibles y dejan de lado sus intereses y sus agendas de vida para “ayudar” al individuo del cual depende.
El vínculo y la atracción por la otra persona aumenta a medida que haya más problemas de pareja, mayores dificultades e imposibilidades.
Viven destacando lo positivo de la relación, frente a sí mismos y a los demás pero sufren de ceguera y sordera selectiva ante lo negativo o malo de su “amor”.
Si la relación no funciona se culpan por el fracaso.
Sufren de pánico al abandono y de ahí que siempre estén dispuestos a hacer cualquier cosa para evitar que la relación termine.
¿CÓMO MANEJAN EL SEXO LAS PERSONAS CO-DEPENDIENTES?
La seducción y la sexualidad son los factores importantes en la dinámica de la relación.
Los encuentros sexuales tienen mucha “magia”, química, romanticismo, erotismo y sensualidad.
La persona se esfuerza enormemente por complacer en el área sexual.
Piensa que la sexualidad salvará, sanará o “amarrará” al individuo con quien tiene una relación adictiva.
¿QUÉ SUCEDE CUANDO EL CO-DEPENDIENTE SIENTE TEMOR A SER ABANDONADO?
En su angustia por el miedo a ser abandonad@, comienza a querer manejar y controlar al compañer@, y comienza así la famosa danza “del sofocado y el abandonado”.
A medida que la pareja se distancia, el adicto refuerza sus intentos dando más “amor”: aumenta la concentración en la conducta del compañero y depende cada vez más de él en lo afectivo.
Abandona sus intereses personales, siente furia e impotencia inexplicables, surgen síntomas físicos y psíquicos relacionados con la adicción y el estrés que esta relación le provoca.
Si una de las personas de la pareja trata de distanciarse, o de interrumpir la relación, aparece el “síndrome de abstinencia” (igual que a cualquier adicto) “….un estado físico y mental de profundo dolor; sensación de vacío, insomnio, llanto, angustia, autorreproches, miedo, etc.
La raíz de esta obsesión no es el amor, sino el miedo. Miedo a estar solo, al abandono, a no ser digno, a ser ignorado.
En todo este proceso se da un deterioro de la autoestima, la dependencia es cada vez mayor y más perjudicial”.[2]

¿QUÉ LLEVA AL SER HUMANO A LA ADICCIÓN AL AMOR?
Como siempre, las familias disfuncionales, la relación con papá y mamá y la relación de papá y mamá tienen mucho que ver.

RESUMEN:
El adicto al amor solo ve lo positivo de la relación, sufre de sordera y ceguera “selectiva” y niega lo malo de la relación frente a los demás.
La adicción al amor presenta síntomas muy parecidos a la adicción a sustancias toxicas.
La codependencia está muy implicada en estas personas. Las personas se olvidan de sí mismas para “rescatar” al amado, se “regalan”.
Esta adicción produce dolor y sufrimiento, pero la persona no puede dejar a quien le maltrata

Saludos